EL PLAN DE LA CÚPULA BLANQUIAZUL

La nueva vida del Espanyol: subir o subir

La cúpula perica analiza el peor año de la historia del club y se marca como "único objetivo y oblicación" el ascenso inmediato

"Si fuera por nosotros el entrenador ya estaría aquí", asegura Rufete, que anunció las renovaciones de Javi López, Dídac y Diego López

Mao, Duran y Rufete, en la rueda de prensa de este martes en el estadio del Espanyol.

Mao, Duran y Rufete, en la rueda de prensa de este martes en el estadio del Espanyol. / RCDE

5
Se lee en minutos
Raúl Paniagua
Raúl Paniagua

Periodista

ver +

Muchas cosas se han tenido que hacer mal para acabar la temporada en última posición, con el descenso conocido a tres jornadas del final y con dos puntos sumados de 30 posibles en el tramo final de campeonato. El Espanyol ha sido capaz de lograrlo. Por eso se ha marchado a Segunda tras ocupar la zona de alarma en 37 de los 38 jornadas, algo inaudito. Es imposible hacerlo peor y ahora toca recomponerse para que el drama dure el menor tiempo posible. En las cuatro anteriores ocasiones el equipo subió a la primera. Vientisiete años después llega un nuevo desafío. Subir o subir. No hay más.

La nueva vida del Espanyol, sin embargo, continuará con caras conocidas. Rufete, que ha cerrado la temporada en el banquillo, sigue como jefe del área deportiva. Una de sus primeras decisiones ha sido la renovación de Dídac Vilà, Diego López y Javi López, el capitán que no es precisamente un jugador del agrado de la afición. Naldo, Iturraspe, Ferreyra y Calleri no seguirán. Por arriba, Chen Yansheng reforzará su compromiso con el club pero contará con un Consejo más ejecutivo con todo el poder para Rastar Group y la ascensión de José María Durán como nuevo consejero delegado. El vicepresidente Carlos García Pont ya es historia.

Compromiso de Chen al 300%

La cúpula perica presentó este martes las bases del nuevo Espanyol en una rueda de prensa con Duran, Rufete y Mao Ye, el consejero de absoluta confianza de Chen, que fue el primero en lanzar un mensaje en nombre del presidente. “Es un momento para estar juntos. Somos una gran familia, el Espanyol es un club de Primera en todos los sentidos y siempre lo será. El único objetivo y obligación es devolver el equipo a la máxima categoría. Para ello el único camino es remar juntos y trabajar”, apuntó Mao, que fue más contundente minutos después: “El compromiso de Chen es total, al 300%, sin ese compromiso no volveríamos a Primera”.

 

Cuatro años y medio después de su irrupción en el club, el dirigente chino afrontará su primera experiencia en Segunda. Su sueño era llegar a la Champions en un plazo de tres años. El conjunto alcanzó la Europa League, pero una temporada desgraciada ha llevado a los pericos a las catacumbas. “Nuestro único objetivo es el ascenso. Muchos pericos no han visto esto nunca, hacía 27 años que no pasaba. Hay que hacer muchos cambios y relanzar un nuevo proyecto que nos lleve a la élite. Buscamos un nuevo Espanyol. Para ello estamos reestructurando el club en todos los niveles, desde el Consejo al área deportiva, pasando por el márketing y, sobre todo, la reorientación del área social”, reflexionó Duran.

Abonos al 50%

El nuevo consejero delegado incidió en la importancia de fidelizar a los pericos. El club llevará a a cabo un sistema de compensación para los abonados actuales. “Queremos bajar las tarifas al 50%. Los abonados nuevos pagarán la mitad y estableceremos compensaciones al no poder asistir al estadio. Creemos que hasta media temporada no habrá un aforo completo, estableceremos mecanismos para que los abonados actuales no paguen nada”, explicó el hasta ahora director general. “Queremos llenar el campo en Segunda cuando se pueda. No queremos perder ni un solo socio de los 28.000 que tenemos ni perder un abonado de los 24.000 que tenemos”.

Rufete, el hombre más criticado de las últimas semanas, apostó por un discurso sin odios. “Un club con 120 años de historia se merece el respeto de todo el mundo. Rufete no va decir quién tiene más responsabilidad o menos. Es el momento de remar todos juntos y mirar hacia adelante. Va a ser un año como una final. Una final no se juega, se gana. Yo aportaré el máximo cada día y cada segundo para que sea así”, aseguró el técnico que ha concluido la temporada de forma calamitosa. “Es una situación muy jodida para todos, pero también es una oportunidad. El gran reto es conseguir el ascenso. Es la obligación”, insistió.

"Menos la muerte todo es negociable"

Con las tres renovaciones anunciadas, aún quedan dudas en torno a jugadores como Darder, David López (cerca del Betis) y Marc Roca, jugadores que difícilmente estarán en Segunda: “Menos la muerte todo es negociable”, proclamó Duran, que comunicó con bastante atino su mensaje. “Es evidente es que no se le ha sacado rendimiento a la plantilla. Hay jugadores que han rendido por debajo del nivel. Queremos mirar al futuro, hemos entendido lo que ha pasado. Vislumbramos un futuro de ascenso, de sanearnos y de estar el año que viene en Primera para luchar por objetivos ambiciosos”.

Noticias relacionadas

Rufete se movió entre la precaución y el temor, especialmente en torno al entrenador. El club quiere a Vicente Moreno, pero la negociación se ha dilatado. El Alavés también pensó en él como sustituto de Muñiz pero parece que finalmente elegirá a RubiPacheta, que sigue compitiendo con el Elche es otros de los candidatos, al igual que Baraja, que se despidió del Tenerife este lunes.

“Si fuera por nosotros el entrenador ya estaría aquí. Siempre hay una parte que no depende de ti. Esperamos solucionarlo lo antes posible. Vamos a acertar con el técnico, voy a trabajar al máximo. Tenemos que volvernos un vestuario ganador, un club ganador. Hay una oportunidad, debemos tomar buenas decisiones y no fallar”, explicó el director deportivo, que también valoró otros nombres más mediáticos como Marcelino, Heinze y Bielsa. “A veces no cogemos un entrenador porque no queramos, sino simplemente porque no llegamos”, remató Rufete.