El Huesca vuelve a Primera a la primera

El equipo altoaragonés tuvo que fichar 22 jugadores tras su descenso hace un año

Los azulgranas volvieron del parón a 5 puntos del segundo, el Zaragoza, su eterno rival

Okazaki, durante el partido contra el Numancia.

Okazaki, durante el partido contra el Numancia. / SD HUESCA

Se lee en minutos

EL PERIÓDICO

 La SD Huesca vuelve a Primera División una temporada después del descenso que sufrió en la anterior campaña para formar parte en el próximo curso 2020/2021 de la máxima categoría del fútbol español, objetivo que se propuso el club de la capital oscense nada más descender de la Liga Santander.

Su victoria frente al Numancia (3-0), combinada con la derrota del Almería en Ponferrada (2-1) resolvieron la segunda plaza de ascenso directo. Almería, Girona, Zaragoza estarán en un 'play-off' por el que lucharán en la última jornada Fuenlabrada, Elche y Rayo. Por abajo, Lugo y Albacete pasaron a depender de sí mismos para salvarse de un descenso ya consumado para Extremadura y Racing y al que cayeron momentáneamente Deportivo y Numancia.

El equipo altoaragonés, con una plantilla prácticamente renovada, incluido el entrenador al hacerse cargo Míchel Sánchez, ha estado en lo alto de la clasificación durante toda la temporada, y el objetivo de volver otra vez a Primera lo ha logrado en una campaña donde el equipo se hizo fuerte sobre todo en El Alcoraz, pues ha sido el mejor equipo local de Segunda División, aunque fuera de casa bajó mucho su rendimiento, cosechando muchas derrotas que no han sido obstáculo para conseguir el ascenso de categoría.

Repaso al vecino 

El Huesca, que estaba clasificado en cuarto lugar cuando se aplazó la competición a cinco puntos del segundo clasificado, que era el Real Zaragoza, ha recortado la desventaja a su eterno rival aragonés. 

Para lograr el éxito deportivo el club oscense ha contado con un presupuesto de 33 millones de euros, el tercero mayor de la Segunda División, y con una de las mejores plantillas de jugadores de toda la categoría al poder hacer uso del dinero que otorga LaLiga a los equipos que descienden aunque en el caso del Huesca lo fraccionó para dos campañas. 

La Operación Oikos

El equipo empezó en verano a trabajar con Míchel y tan sólo con siete fichas profesionales. Tuvo que incorporar 22 jugadores nuevos por lo que era todo nuevo para una campaña que se marcaba como objetivo volver a Primera División cuanto antes. 

Te puede interesar

No ha sido sencillo el curso deportivo a pesar de la inmensa alegría que ahora tienen todos los altoaragoneses ya que el final de la anterior campaña fue una auténtica pesadilla para los oscenses, con el descenso anticipado del equipo a falta de tres jornadas para el final del campeonato, y con el inicio de la Operación Oikos, sobre presuntos amaños de partidos, en la que se vieron implicados varios miembros de la entidad, y el propio club oscense que aún siguen investigados en dicha operación y de la que todavía no hay nada resuelto.

Temas

SD Huesca