08 jul 2020

Ir a contenido

entrevista en Francia

Prudhomme: "El Tour 2020 será único y singular"

El director general de la ronda francesa, que inicialmente debía comenzar este sábado, asegura que habrá público y que a finales de julio se anunciarán unas medidas más o menos severas dependiendo de la situación sanitaria

AFP / Jean Montois

Christian Prudhomme.

Christian Prudhomme. / archivo

Este sábado debía comenzar el Tour en la ciudad francesa de Niza. Y así habría sido de no haber cambiado el mundo un maldito virus, el Covid-19, que ha obligado, en términos deportivos, a cancelar o aplazar todas las competiciones. El Tour se resistió hasta el último minuto a cambiar las fechas pero al final se vio obligado a reprogramar la que siempre ha sido la principal cita del ciclismo mundial. La ronda francesa del 2019 se disputará entre el 29 de agosto y el 20 de septiembre por el mismo recorrido programado inicialmente. France Presse ha aprovechado para entrevistar a Christian Prudhomme, director general de un Tour, el del 2020, que ha calificado de "único y singular".

-¿Qué cambiará este aplazamiento de dos meses?

-Será un Tour único, ya que nunca ha comenzado tan tarde, formalmente en el verano pero fuera del periodo de vacaciones (julio es el mes tradicional para las vacaciones en Francia). Un Tour singular, habrá verdaderas cuestiones sobre todo para unos corredores que han tenido que variar la forma de preparación, diferente a otros años. A priori será menos caluroso, probablemente habrá más viento. En las cunetas podemos esperar que probablemente haya menos gente pero la fiesta estará allí, respetando las medidas sanitarias.

-¿Qué medidas sanitarias se han tomado?

-Desde el principio, hemos estado en contacto con las autoridades públicas y con las deportivas. Hubo poca comunicación en marzo y abril, aparte del anuncio de las fechas de aplazamiento, porque pensé que era incongruente que estuviéramos hablando de deporte en ese momento. Pero hemos trabajado y seguimos haciéndolo.

-¿Cuándo sabremos más?

-La situación está cambiando día a día. Las especificaciones se definirán en el período comprendido entre finales de julio y principios de agosto. Lo que podemos decir es que habrá una carrera con los mejores ciclistas. La caravana publicitaria tendrá alrededor de un centenar de vehículos, un 60% en comparación con años anteriores. La crisis económica está afectando a los diversos sectores empresariales.

"El público podrá venir. A finales de julio definiremos los filtros más o menos severos. No habrá besos en el podio y no será el mejor año para recolectar autógrafos"

Christian Prudhomme

Director general del Tour

-¿Qué otras medidas puede contar?

-Seguramente no habrá besos o abrazos durante las ceremonias oficiales. Y uno podría pensar que ciertamente no es el mejor año para recolectar autógrafos. El público podrá venir al Tour pero habrá un filtro más o menos severo. En las montañas, favoreceremos a quienes suban a pie, en bicicleta o en el transporte establecido por las comunidades locales. Pero, repito, la situación está cambiando día a día. ¿Qué será en dos meses? 

 -¿El Dauphiné (del 12 al 16 de agosto) servirá como ensayo general?

-Todas las medidas sanitarias se aplicarán en el Dauphiné. Como en las otras carreras del calendario.

-¿Qué planea hacer durante el periodo inicialmente programado del Tour de Francia (27 de junio al 19 de julio)?

-Queremos resaltar más que nunca nuestro apoyo al uso diario de la bicicleta, ya que es un bien para la salud, un vehículo que no contamina. Vamos a recolectar bicis usadas con fines solidarios y entregarlas a diversas comunidades, por ejemplo a niños de Sudáfrica. También visitaré varias etapas para responder a las preguntas de la prensa y conocer a los nuevos cargos electos municipales tras las elecciones.

-¿Reprogramar el Tour ha sido todo un desafío?

-Ha habido que adaptarse. He tenido que asumir el desafío de obtener la aprobación de todas las partes afectadas. Lo que he escuchado con más frecuencia es 'el Tour será siempre el Tour'. ¡Ha sido fascinante! Deportivo y mediáticamente, el Tour es el mismo, alguna pequeña variación en la ruta, como la llegada a Lyon, con tres kilómetros menos, pero, vamos, todo esto está al margen.