EL RETORNO DE LA LIGA

La goleada de la vergüenza en Rusia: 10-1 contra juveniles por el covid-19

El Rostov de Karpin jugó en Sochi con canteranos al tener a la plantilla en cuarentena por 6 contagiados

Los chavales marcaron el 0-1 en el primer minuto pero luego se llevaron una decena de goles

El joven portero del Rostov (izquierda), abatido tras encajar uno de los 10 goles del Sochi. 

El joven portero del Rostov (izquierda), abatido tras encajar uno de los 10 goles del Sochi.  / EL PERIÓDICO

2
Se lee en minutos
Raúl Paniagua
Raúl Paniagua

Periodista

ver +

Poco a poco la mayoría de los países europeos van retomando sus campeonatos después del parón por el coronavirus. Este viernes fue el turno de Rusiael tercer país del mundo más afectado por la pandemia. Con cerca de 600.000 contagiados, solo Brasil y Estados Unidos superan en este apartado a la nación presidida por Vladimir Putin.

La Liga rusa, comandada por el Zenit de San Petersburgo, regresó con un partido especial que acabó con una goleada tan histórica como vergonzosa. El Rostov, equipo dirigido por Valeri Karpin, tuvo que presentarse en Sochi con los juveniles, ya que seis de los futbolistas de la plantilla dieron positivo por coronavirus el pasado miércoles, lo que obligó a poner en cuarentena a toda la nómina de jugadores, técnicos y empleados del club.

17 años y 2 meses

Aunque en un primer momento se especuló con un aplazamiento y se llegó a fijar la fecha del 19 de julio, el Sochi no tuvo contemplaciones de su rival. Involucrado en la lucha por la permanencia, se negó a posponer el choque y el cuarto clasificado de la Liga rusa viajó al mar Negro con jugadores con una media de edad de 17 años y dos meses. Ni uno de los alineados tenía experiencia al más alto nivel.

El joven portero visitante firmó 11 intervenciones de mérito, incluido un penalti parado, y fue elegido MVP 

"No nos queda otra que animar a nuestros niños. Veremos los partidos por televisión", reflexionó Karpin, el exjugador de la Real Sociedad, Valencia y Celta. El técnico también tuvo que autoaislarse en un contexto que puso cerca la cancelación de todo el campeonato. Los directivos de la Liga rusa optaron por mantener una competición en la que se permite la asistencia de público siempre y cuando no se supere el 10% del aforo.

El Rostov se adelantó en el primer minuto con un gol de Roman Romanov que fue celebrado a lo grande. La alegría duró poco. El tanto dio paso al asedio del cuadro local, que ya dominaba por 4-1 en el descanso. Al final, cayó una decena con un triple de Kokorin, la estrella del Sochi. 

 

Homenaje a los sanitarios

Noticias relacionadas

El portero protagonizó 11 intervenciones de mérito, incluido un penalti detenido en el minuto 26, y fue elegido el MVP del partido. La cuarentena del Rostov concluirá el 1 de julio, por lo que los chavales deberán repetir el 27 de junio ante el Arsenal de Tula y quizá en el derbi regional contra el Krasnodar cuatro días después.

En otro encuentro, el Akhmat se impuso al Krylia Sovetov (2-4) en el estadio Samara Arena, que contó con 4.000 aficionados manteniendo la distancia de dos metros. El choque sirvió de homenaje a los sanitarios que combatieron el coronavirus, 300 de los cuales fueron invitados al partido. El saque de honor lo hizo el jefe del principal hospital de la ciudad.