24 oct 2020

Ir a contenido

La hora decisiva

Marc Soler alcanza la mayoría de edad

El cambio del calendario debido al Covid 19 propulsa al corredor catalán a liderar en solitario al equipo Movistar en el Giro

Sergi López-Egea

Marc Soler, en el Tour del 2019.

Marc Soler, en el Tour del 2019. / JEFF PACHOUD / AFP

Marc Soler (Vilanova i la Geltrú, 26 años) lleva confinado en su Andorra adoptiva desde el mes de marzo. En el pequeño país pirenaico, que todavía no ha podido abrir la frontera con España, aguardaba primero la llegada de la París-Niza, carrera que ganó en el 2018, y luego la Volta, por el mes de marzo. A la prueba francesa no acudió el Movistar, su equipo, al entender que no se daban las condiciones sanitarias adecuadas ya con la amenaza del Covid-19. La Volta a Catalunya se suspendió. Y en su casa de Andorra conoció hace unas semanas la propuesta secreta que le sugirió Eusebio Unzué, el mánager del equipo. El ciclista catalán iba a tener por fin la gran oportunidad de ser el líder único de la escuadra telefónica en una carrera de tres semanas. El Giro (del 3 al 25 de octubre) llama a su puerta.

Solo dos corredores españoles, Miguel Induráin y Alberto Contador, palabras mayores, han ganado la ronda italiana. Otro catalán, Purito Rodríguez, estuvo tan cerca en el 2012, que solo se le escapó el triunfo final por 16 segundos. Defenderá a un equipo que el año pasado, antes del coronavirus y en las tradicionales fechas del mes de mayo, consiguió la victoria con el corredor ecuatoriano Richard Carapaz, esta campaña en el potente Ineos. Soler, inicialmente, iba a coliderar al Movistar en el Tour, junto a Enric Mas y el 'eterno' Alejandro Valverde. Luego, si físicamente se encontraba bien, habría asistido a la Vuelta, desde mediados de agosto. El coronavirus, como ha hecho con otras cosas, lo ha cambiado todo.

La llamada de Unzué

"Fue Unzué quien me lo propuso. Me llamó. Dijo que me lo pensara y poco después vi que no era mala idea", explica Soler por videoconferencia. "De hecho -añade-, lo único que ahora puedo plantearme es hacerlo bien. Será mi primera gran carrera como líder. Acudiré ilusionado y con ganas de dar guerra". 

"El Giro será mi primera carrera como líder. Acudiré ilusionado y con ganas de dar guerra"

Marc Soler

Ciclista del equipo Movistar

Soler ya ha corrido dos veces el Tour, aunque sacrificado en la entrega hacia Mikel Landa Nairo Quintana, que ya no están en el Movistar, y también para ayudar a Valverde. El año pasado fue su primera experiencia de estar más o menos inmerso en la general de la Vuelta, carrera que terminó en la novena plaza de la clasificación. Desde que llegó al conjunto de Unzué en el 2015, año en el que ganó el Tour del Porvenir, siempre se le ha considerado como la gran perla del Movistar, un corredor para tomar la jefatura de la escuadra tras la retirada de Valverde y que ya es la alternativa del conjunto español en la lucha por grandes objetivos junto a Enric Mas, quien será la gran baza del Movistar -siempre sin olvidar al excampeón del mundo- en la general del Tour.

El coronavirus lo cambió todo

A principios de año, cuando el coronavirus solo era una amenaza lejana en China, nadie podía imaginar que el Tour se correría en septiembre, y el Giro y la Vuelta en octubre. Las fechas para la nueva ronda italiana que, salvo sorpresa, comenzará en Palermo (Sicilia), abarcan del 3 al 25 de octubre (la última semana coincide con la ronda española y en el último día de la prueba italiana coinciden una 'crono' en Milán, la subida al Tourmalet en la Vuelta y por si fuera poco la París-Roubaix en el norte de Francia). Todo está absolutamente encajonado y por esta razón el Movistar se ha visto obligado a repatir a sus líderes y darle a Soler la gran oportunidad, como buen rodador, escalador y contrarrelojista, de liderar al equipo en el Giro para que demuestre que ya alcanzado la mayoría de edad ciclista.

Temas Movistar