PANDEMIA DE CORONAVIRUS

La Bundesliga inaugura el nuevo fútbol

La liga alemana ha vuelto a la competición sin gente en las gradas y bajo estrictas medidas sanitarias

El noruego Haaland (c) celebra el primer gol en el regreso de la Bundesliga.

El noruego Haaland (c) celebra el primer gol en el regreso de la Bundesliga.

4
Se lee en minutos
Alejandro García
Alejandro García

Periodista

ver +

Después de semanas con medio planeta confinado, el fútbol europeo empieza a ver la luz con la vuelta a la competición de la Bundesliga, la primera gran liga que da el paso. Arrancó este sábado con cinco partidos a la vez, todos bajo el estricto protocolo que ha diseñado la liga alemana y todos bajo el escrutinio implacable del resto del mundo del fútbol que intenta volver a jugar, especialmente el de España.

El nuevo sucedáneo de fútbol tiene muchas imágenescelebraciones chocando los codos, controles de temperatura a la entrada, también que un entrenador causa baja por comprar una pasta de dientes o que cuando un jugador es cambiado, además del abrigo y la botella, recibe una mascarilla. 

Derbi atípico

El derbi de la cuenca del Ruhr, entre Borussia Dortmund y Schalke 04, era el gran atractivo de la jornada y fue la mayor muestra de la desolación en las gradas. La anormalidad se palpaba desde antes del inicio, con innumerables filas de asientos vacíos a la vista de todos, como si las gradas estuvieran desnudas. “Ha sido muy, muy extraño. Hay un gran pase o un gol y no pasa nada”, aseguró el técnico del Dortmund, Lucien Favre.  

La actividad se circunscribía a unos trabajadores tras la publicidad, los operarios de la televisión y unos banquillos atípicos, con los suplentes, todos con mascarilla, en asientos separados por más de un metro.  

Momento del derbi entre Borussia Dortmund y Schalke 04. / Martin Meissner (AP Photo)

Desde que se apagó la música de la megafonía con el saque inicial se empezaron a escuchar los sonidos típicos de un partido a puerta cerrada: gritos, golpeos, órdenes y lamentos, más propios de un entrenamiento. “Siento que estoy viendo un entrenamiento. Ahora valoraremos aún más el poder de los aficionados. Llevará años acostumbrarse a este nuevo mundo del fútbol”, reflexionó el catalán Cesc Fàbregas, jugador del Mónaco, en Twitter durante la jornada alemana. 

DISTANCIAMIENTO IRREGULAR

El respeto estricto de las distancias de seguridad se redujo a la entrada al campo, en dos turnos. Con el juego en marcha, las barreras en las faltas, los centros laterales o los saques de esquina eran una acumulación habitual de futbolistas hacinados en el área, con agarrones y luchas por la posición. “Intentamos cumplir con las reglas lo mejor que podamos, pero es difícil”, asumió tras el partido el alemán del Borussia Dortmund Julian Brandt. 

Los jugadores del Borussia Monchengladbach celebran un gol este sábado. / Michael Probst (EFE/EPA)

La televisión ofrecía una opción de audio falseado con el sonido ambiente de la época previa a la pandemia, sin elección planos más cerrados de lo habitual, en un intento de no dar mucho espacios a las gradas vacías, y rápidamente primeros planos, que cazaron algún salivazo al césped de los que están contraindicados.  

El juego se resintió, más que en la ausencia de choques y agarrones, en falta de intensidad defensiva, más llegadas, alternativas e imprecisiones de las que se suelen ver al máximo nivel. “Se han notado las últimas siete y ocho semanas”, tuvo que reconocer un Brandt exhausto. No aparecieron las lesiones musculares por los meses de actividad reducida, aunque había posibilidad de hacer cinco cambios (en tres parones). Habrá que esperar para ver la repercusión física de la vuelta del fútbol. 

Unas horas antes había vuelto la Segunda Bundesliga, con 13 goles en cuatro partidos y resultados poco esperados. Aun así, en la máxima categoría no hubo un gol en media hora, hasta que Haaland, no podía ser otro, adelantó al Dortmund ante el Schalke. No hubo abrazos en la celebración, aunque no fue así en todos los campos. Al final, tras la goleada (4-0), los jugadores del Dortmund aplaudieron a su grada, como un homenaje a los aficionados ausentes. “Fue algo espontáneo”, dijo Brandt. 

ENTRENADORES AUSENTES

Noticias relacionadas

El técnico del Augsburgo, Heiko Herrlich no pudo estar en la derrota de su equipo ante el Wolfsburgo (1-2) porque, en la previa, abandonó la concentración para comprar pasta de dientes y crema en un supermercado, ahora tiene que volver a realizar el protocolo de pruebas para minimizar el riesgo de un positivo en la liga.

La jornada terminó con goleada del Hertha de Berlín al Hoffenheim (0-3); Fortuna Dusseldorf y Paderborn empataron a cero y el RB Leipzig se alejó de los primeros puestos tras empatar en casa ante el Friburgo (1-1). Para este domingo espera el partido del Bayern, el líder, que visita en la capital a un Union Berlín sin su entrenador, Urs Fischer, que tuvo que viajar a un funeral a otro país y debe cumplir el protocolo para volver con su equipo. 

Regreso con goles

<span style="font-size: 1.6rem;">Salvo el 0-0 entre Fortuna Dusseldorf y Paderborn, la Bundesliga volvió con goles. El Dortmund goleó al Schalke (4-0), el<strong> Hertha de Berlín al Hoffenheim (0-3) y el Borussia Monchengladbach ante el Eintracht (1-3).</strong> El Wolfsburgo ganó en Augsburgo (1-2) y el RB Leipzig empató en casa ante el Friburgo (1-1). </span>