07 jun 2020

Ir a contenido

EL COVID-19

Algunos clubs de Italia querían volver a entrenar y los jugadores se niegan

Lazio, Nápoles y Cagliari deseaban reemprender el trabajo esta misma semana en un país que está devastado por la pandemia

El Periódico

Varios trabajadores desinfectan los vestuarios del estadio de Sao Paolo del Nápoles.

Varios trabajadores desinfectan los vestuarios del estadio de Sao Paolo del Nápoles. / REUTERS / CIRO DE LUCA

Italia sigue devastada por el avance imparable del coronavirus, al que todavía no se encuentra solución alguna. Pero el Lazio instó a sus jugadores a entrenar este lunes, aunque 24 horas antes, y por la presión del sindicato de futbolistas italiano (AIC), emitió un brevísimo comunicado para recordar que se había pospuesto «a una fecha por designarse». El Cagliari era el otro equipo de la Serie A italiana que también pretendía reemprender los entrenamientos, al igual que el Nápoles, rival del Barça en los octavos de final de la Champions (1-1 en la ida), aunque su retorno estaba fijado para el miércoles.

14 jugadores infectados

En el calcio hay 14 jugadores de la Serie A infectados, con la Sampdoria, que tiene siete, como el club más atacado por la pandemia. La Juventus tiene tres: Daniele Rugani, el primero que dio positivo, Blaise Matuidi Paolo Dybala. La novia del delantero argentino también ha contraído la enfermedad. Y el Fiorentina también ha confirmado a tres jugadores: PezzellaCutrone Vlahovic.

"Algunos presidentes son como músicos del Titanic: tocan mientras el barco se hunde" (Tommasi, presidente del sindicato de futbolistas italianos)

El Cagliari también se echó atrás en su deseo de reanudar esta misma semana las sesiones de trabajo en su centro de entrenamiento de Asseminello. De momento, ha ordenado que su plantilla trabaje en sus respectivos domicilios hasta el próximo 31 de marzo.

Escenario desconocido

La respuesta de Damiano Tommassi, el presidente del sindicato de futbolistas italianos (AIC), fue contundente. "Algunos presidentes son como músicos del Titanic: tocan mientras el barco se hunde", aseguró el exjugador del Verona, Roma y del Levante, donde estuvo dos temporadas, entre otros equipos.

"Volver a jugar es lo que queremos todos porque sería el síntoma de que hemos vuelto a la normalidad en el país y hemos salido del problema", añadió Tommasi a la cadena de radio RAI1. «Pero, de momento, no sabemos si se podrá jugar y cuándo. O si se da la temporada por acabada», recalcó, sin olvidarse de otro escenario que manejan las grandes Ligas: ampliar el curso más allá del 30 de junio.
 

Reducir salarios

La AIC quiere que los jugadores se mantengan todos en sus casas, además de recordar que una vez se levante el confinamiento, sea cuando sea, se "necesitarán algunas semanas de entrenamiento". Pero el problema, según Tommasi, no es ese. Ni siquiera la reducción salarial que piden varios clubs de la Serie A como ya han hecho Lyon, Montpellier y Amiens en Francia.

"Es algo que se discutirá en el momento adecuado. Es una situación absolutamente excepcional  y no solo para el fútbol sino para todo el deporte, por lo que no se debe hablar de un caso singular sino entender que es un movimiento en el que estamos todos involucrados", apuntó el dirigente de la AIC.

Temas Champions