04 jun 2020

Ir a contenido

Liverpool-Atlético (2-3)

El Atlético elimina al Liverpool en una gesta histórica

El equipo de Simeone remontó con tres goles en la prórroga los tantos anteriores de Wijnaldum y Firmino en un partido que mantuvo vivo Oblak

Alejandro García

Diego Llorente celebra uno de sus dos goles ante el Liverpool.

Diego Llorente celebra uno de sus dos goles ante el Liverpool. / X01988

Parecía imposible antes de la eliminatoria, también durante el partido de vuelta, pero Simeone volvió a encontrar el camino. Después de un sufrimiento indecible, ante un Liverpool que perpetró oleadas de ataques frenéticos que obligaron a Simeone rememorar los peores momentos de sus grandes gestas, dos goles de Diego Llorente y otro de Morata levantaron una eliminatoria que se había puesto imposible para el Atlético con el gol de Firmino en la prórroga. Antes había empatado la eliminatoria Wijnaldum, todo acompañado de una sensación de superioridad aplastante de los de Klopp que obligó a los rojiblancos a una defensa histórica que entra directa en las mayores gestas del cholismo. 

El balón rondando sobre el césped de Anfield ante 54.000 personas apareció en otro día marcado por la pandemia del coronavirus como un oásis en medio del desierto, pese al revuelo en Inglaterra con la presencia de 3.000 aficionados atléticos y ante la sombra de la suspensión sobre el fútbol. 

El Atlético dio un susto a los 17 segundos, con un pase filtrado de Joao Félix, y Simeone repitió el entramado defensivo de la ida, pero el crecimiento del Liverpool fue constante, tuvo que aparecer Oblak antes de lo esperado y no dejó de hacerlo, con el equipo siempre demasiado encerrado. 

Gol por insistencia

Los minutos de desahogo con el balón del Atlético fueron residuales y Simeone aplaudía con efusividad cada vez que su equipo, cada cuarto de hora, conseguía permanecer unos momentos con cierta continuidad en campo rival. Camino al descanso aceleró el Liverpool y, cuando el Atlético apenas conseguía salir del encierro al que le tenía sometido el Liverpool, llegó el centro lateral que terminó, tras muchos intentos, en el gol de Wijnaldum que ponía el empate en la eliminatoria.

El Atlético afrontó el segundo periodo entre la tentación de seguir aguantando el partido o buscar un gol para encaminar su clasificación. La tendencia de dominio absoluto de los de Klopp no cambió, sin la ansiedad de ir por detrás en el marcador y, aún así, con sensación de superioridad. Simeone reaccionó con la entrada de Llorente, por un Diego Costa con un cabreo incontenible, en un movimiento para intentar sostener el ejercicio de supervivencia que mantuvo con vida una actuación portentosa de Oblak y el larguero de su portería, al que remató Robertson en la ocasión más clara del partido. 

Era difícil imaginar una situación más angustiosa para Simeone que la situación de su equipo a 20 minutos para el final, encerrado en su campo y a merced de ataques furibundos del Liverpool.  

Prórroga angustiosa 

Parecía no pasar el tiempo en el banquillo rojiblanco, pese a destellos de lucidez que le daban resuello al equipo, pero la última oleada de ataques locales no encontró el gol, pese a los intentos de chilena de Mané, y la eliminatoria se fue a la prórroga tras la tentativa de milagro de Saúl, con gol en fuera de juego.

La media hora extra comenzó con un paradón de Oblak, nada nuevo bajo el sol en busca de unos penaltis salvadores, pero en tres minutos, en otro centro lateral, el Liverpool volvió a acertar. Firmino recogió plácidamente el rechace de su propio remate al palo y puso al Atlético, ahora si, ante una heroicidad. 

Apenas había empezado a buscar el milagro el Atlético cuando apareció Adrián San Miguel para darle forma. El portero del Liverpool mandó un despeje manso y blando a los pies de un Joao Félix que tuvo la claridad de ver desmarcado al goleador Llorente. 

El gol renovó la desesperación inglesa, de nuevo con necesidad de un gol y con más de 20 minutos por delante, pero el sufrimiento indecible del Atlético se terminó antes de lo esperado, en un contragolpe que volvió a resolver Llorente con otro disparo, otro gol que sentenció una clasificación histórica del Atlético. No hubo más sufrimiento, solo la alegría masiva tras la puntilla, el gol de un lesionado Morata en el descuento de la prórroga.

Título despiece

LIVERPOOL    2
ATLÉTICO       3

Liverpool: Adrián (3); Alexander-Arnold (7), Gomez (6), Van Dijk (7), Robertson (6); Chamberlain (7), Henderson (5), Wijnaldum (7); Salah (8), Firmino (7), Mané (7). 
Técnico: Jürgen Klopp (7). 
Cambios: Milner (6) por Chamberlain (m. 81); Fabinho (sc) por Wijnaldum (m. 106); Origi (sc) por Henderson (m. 106), Minamino (sc) por Firmino (m. 113).
Atlético: Oblak (9); Trippier (5), Savic (5), Felipe (7), Lodi (4); Correa (4), Thomas (5), Saúl (6), Koke (4); Joao Félix (5), D. Costa (4). 
Técnico:  Diego Simeone (4).
Cambios: Llorente (9) por Diego Costa (m. 55); Vrsaljko (6) por Trippier (m. 91); Morata (5) por Joao Felix (m.103); Giménez (s. c.) por Correa (m. 106).
Goles: 
1-0 (m. 42) Wijnaldum cabecea dentro del área. 2-0 (m. 94) Firmino, a portería vacía. 2-1 (m. 97) Llorente, con un tiro colocado. 2-2 (m. 106) Llorente, desde fuera del área; 2-3 (m. 120) Morata, con la izquierda.
Árbitro: Danny Makkelie (7), neerlandés. 
Tarjetas: Alexander-Arnold (m. 119), Morata (m. 119), Saúl (m. 120).
Estadio: Anfield. Espectadores: 54.600.