30 sep 2020

Ir a contenido

nuevas medidas

Todo el deporte español, a puerta cerrada

Las competiciones se mantienen hasta abril pero tanto las pruebas profesionales como las que no lo son se harán sin presencia de espectadores

La AFE pide el aplazamientos de los partidos de fútbol para garantizar la salud de los futbolistas

Alejandro García

El pabellón del Valencia Basket sin público.

El pabellón del Valencia Basket sin público. / MIGUEL LORENZO

Con la creciente intensidad de los rumores ya empezó el nerviosismo, pero la oficialidad de que el deporte se jugará las próximas dos semanas a puerta cerrada desató una vorágine de reacciones, anuncios, dudas, miedos, exigencias, permisos y suspensiones que han puesto patas arriba el deporte.

Fue el ministro de Sanidad, Salvador Illa, el que puso voz a las medidas del Gobierno: “Serán a puerta cerrada todos los eventos que supongan gran afluencia de aficionados”, dijo como generalidad, antes de concretar en las grandes competiciones de fútbol y baloncesto: las ligas de Primera y Segunda, la ACB y LEB Oro. Pero las consecuencias van más allá: Suspensiones en balonmano, rugby o hockey, los partidos de competiciones europeas sin público, todos los eventos con más de 1.000 espectadores en las zonas de más riesgo a puerta cerrada, la incertidumbre de los clubes que tienen que viajar a Italia o Rusia, el derbi Sevilla-Betis sin gente en las gradas y todo el fútbol no profesional parado en la Comunidad de Madrid.

La Federación concretó también la suspensión de todas las disciplinas de fútbol y fútbol sala en las categorías inferiores, así como que “todos los partidos de ámbito estatal absolutos y juveniles se disputen a puerta cerrada”, oficializó en un comunicado.

MEDIDAS EXTRAORDINARIAS

En medio de unas medidas históricas, nunca antes en el fútbol español se ha jugado toda una jornada a puerta cerrada, la Asociación de Futbolistas Españoles, AFE, reaccionó con un contundente comunicado en el que señala que la salud de los jugadores también está en riesgo y pide el parón total de las competiciones: “Solicitamos expresamente la suspensión de todos los partidos, de todas las divisiones y de todas las categorías de ambos sexos”, decía el comunicado.

La asociación de futbolistas italianos hizo una tentativa de huelga en la jornada de este fin de semana, que se jugó a puerta cerrada antes de que se hiciera oficial la suspensión total del deporte en Italia hasta el 3 de abril. 

A pesar de todo, La Liga está muy interesada en que la competición no se pare, con el temor a las consecuencias económicas como principal argumento. Aún así, muchos clubes son partidarios del aplazamiento.. El Zaragoza dio un paso adelante con un comunicado público: “La propuesta de la disputa a puerta cerrada de los encuentros no tiene en cuenta la salud los futbolistas y todos los implicados. Por eso, se entiende que procede el aplazamiento”, asegura el club aragonés. En la misma línea se pronunciaron el Oviedo o el Celta, que ha pedido el aplazamiento de sus encuentros, no así el presidente del Levante Quico Catalán: “Es una pena, pero tenemos que ser responsables y lo que tiene que primar es la seguridad y la salud de las personas”, dijo el mandatario.

SERENIDAD EUROPA

Con total normalidad, el Atlético juega este martes en Liverpool un partido de Liga de Campeones, no solo con Anfield lleno de público, sino con casi 3.000 aficionados atléticos que viajaron a Inglaterra sin problemas, mientras que países como Israel o Rusia, donde tenía que viajar el Perfumerías Avenida de baloncesto femenino, ya han decretado cuarentena preventiva de 15 días para todos los españoles que lleguen a su territorio. 

Mientras, el Barça-Nápoles será a puerta cerrada, como el Sevilla-Roma, que se podrán jugarán porque el decreto de suspensión de todo el deporte nacional en Italia no afecta a las competiciones europeas. 

Además, a esos dos partidos también afecta el cierre de conexiones aéreas con Italia del Gobierno, con el Atalanta en Valencia y con el Getafe en previsión de viajar a Milán este miércoles, para lo que requerirán un permiso especial que el Gobierno planea conceder salvo que se agrave la situación. “Si nos dejar ir es porque no habrá ningún riesgo”, dijo Cucurella al salir del entrenamiento del Getafe. 

Por su parte el día 26 hay previsto un amistoso entre las selecciones de España y Alemania en el Wanda Metropolitano, también en riesgo de ser a puerta cerrada, del que se informará este viernes y respecto a la final de la Copa, el 18 de abril, la Federación ya plantea el estudio de un cambio de fecha si no se pudiera jugar con público en la fecha prevista.

La Federación Catalana de Fútbol reafirmó las medidas tomadas por el Gobierno y la RFEF respecto a las competiciones que gestiona la FCF. Así, los partidos del grupo V de Tercera División, los de la Liga Nacional de Fútbol Juvenil y los de Tercera División Nacional de Fútbol Sala serán a puerta cerrada. En cuanto a las competiciones de ámbito territorial suscritas a Catalunya, la federación territorial aseguró en su comunicado que está a la espera de las directrices a seguir que marque la Generalitat.

Temas Coronavirus