31 may 2020

Ir a contenido

MIRANDES-GIRONA (1-1)

El Girona desaprovecha ante el Mirandés la ocasión de ser tercero

La ilusión por el gol de penalti de Stuani en el 74 se desmoronó con otra pena máxima del rival resuelta con el VAR

Jordi Danès

Un jugador del Mirandés enlaza en el centro del campo durante el duelo con el Girona.

Un jugador del Mirandés enlaza en el centro del campo durante el duelo con el Girona.

Se quedó a medias el Girona en Miranda, con un punto insuficiente cuando casi tenía los tres en el bolsillo después del 0-1 de Stuani de penalti en el minuto 74 y que hubiesen dado una victoria que le hubiera aupado al tercer puesto y situado a solo cuatro puntos de los puestos de ascenso directo, que hace tan solo cinco jornadas estaban a once. Otro penalti, esta vez en el área de Riesgo, puso las tablas en el marcador en Anduva en un partido con una primera mitad bajo mínimos y una segunda algo más eléctrica.

El viento marcó el partido y el Girona lo tuvo en contra en la primera parte, de un perfil futbolístico muy bajo. Ambos equipos se enzarzaron en la lucha por el balón sin que ninguno de ellos tuviera claro que hacer con él cuando tuvo la posesión. El 95% de los primeros minutos se jugó lejos de las áreas y solo el meta local Limones tuvo que emplearse a fondo a un disparo de Samu Saiz con la primera parte práctiamente finalizada.

El resto del primer acto fue mucho más físico que virtuoso y el Mirandés no aprovechó que tenía el viento de espaldas para probar a Riesgo. Los locales, que movieron mejor el balón, fueron muy imprecisos a la hora de realizar la pasada definitiva.

Tras el descanso, el Girona ejecutó poco a poco el plan de maduración del partido diseñado por Martí. Aunque el primer susto lo dio Malsa con una chilena que se perdió por muy poco (m. 49), poco a poco los visitantes fueron inclinando el campo hasta hacerse con el dominio. Llegaron las ocasiones, con disparos desde la frontal de Samu Saiz , un cabezazo de Juanpe y un centrochut evenenado de Gallar (m. 65).

Pero el Girona no encontró el camino del gol hasta que unas manos de Odei dentro del área fueron sancionadas con un penalti que transformó Stuani. El 0-1 era oro para el Girona, pero el equipo dio un paso atrás y tras una jugada confusa en el área intervino el VAR para hacer saber a Pulido Santana que habían existido unas manos de Granell. Matheus no perdonó desde los once metros y restó dos puntos de gran valor que los visitantes ya empezaban a saborear.

Ficha del partido

Mirandés: Limones; Carlos Julio, Sagnan (Kijera, m. 66), Odei, Franquesa; Álvaro Rey (Matheus, m. 72), Malsa, A. Sánchez, Guridi; Íñigo Vicente (Álvaro Peña, m. 86), Marcos André.

Girona: Riesgo; Maffeo, Ramalho, Juanpe, Mojica; Granell, Gumbau; Gallar (Brandon, m. 65), Samu Saiz (Jozabed, m. 89), Jairo (Borja García, m 73); Stuani.

Goles: 0-1 (m. 74’), Stuani, de penalti. 1-1 (m. 83) Matheus, de penalti.

Árbitro: Pulido Santana (5), canario.

Tarjetas: Iraola (m. 45), Malsa (m. 78),  Maffeo (m. 79), Limones (m. 81),Mojica (m. 85). 

Campo: Anduva (3.016 espectadores).

Temas Girona FC