05 ago 2020

Ir a contenido

DENUNCIA DE UNA JOVEN

La Federación catalana impide participar a una transexual en categoría femenina

Entidades LGTBI reclaman una ley que garantice la libre participación en competiciones

Nadadora en una competición.

Nadadora en una competición. / EFE / JOSÉ MANUEL VIDAL

La Federació Catalana de Natació (FCN) ha impedido competir a una joven transexual en categoría femenina, según han explicado fuentes de la entidad Deporte y Diversidad.

Esta entidad, junto a la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) y la Agrupación Deportiva Ibérica LGTBI (ADI) han criticado este martes en un comunicado que esta decisión va en contra el artículo 14 de la Ley para garantizar los derechos de lesbianas, gais, bisexuales, transgéneros e intersexuales y para erradicar la homofobia, la bifobia y la transfobia.

La ley concreta que "las administraciones públicas de Catalunya deben garantizar junto con las federaciones deportivas la libre participación de las personas LGTBI en las competiciones y el trato correcto de estas personas en las instalaciones deportivas".

Las entidades han reclamado la "necesidad urgente" de una ley estatal LGTBI que equipare los derechos del colectivo en todas las comunidades autónomas y garantice que las personas transexuales puedan acceder a las competiciones deportivas viendo reconocida su identidad de género. Lo han pedido porque hay otras comunidades autónomas que "carecen de leyes LGTBI que garanticen el derecho a la infancia y la adolescencia transexual" a acceder a la práctica deportiva en función de su identidad de género.

Registro civil

La FCN ha alegado que la clasificación de la deportista en la categoría masculina se debe a que la normativa internacional estipula que la licencia de competición va "en función del género". Y han añadido que no tienen ninguna potestad para cambiar el registro civil de la joven, que esta decisión no se encuentra entre sus competencias y que siempre "han tratado a la deportista como la niña que es".

Han insistido que el motivo de la distinción entre hombres y mujeres es un criterio deportivo que nace de la federación internacional y que depende del registro civil.