19 sep 2020

Ir a contenido

triste episodio

Gravísimos insultos racistas a Marega, del Oporto, en la Liga portuguesa

El delantero abandonó el campo harto de las ofensas que recibía por parte de aficionados del Guimaraes

Marega, camino de los vestuarios, en Guimaraes.

Marega, camino de los vestuarios, en Guimaraes. / EPA/LUSA

Moussa Marega, jugador del Oporto, abandonó el terreno de juego, rodeado de una gran tensión, en el minuto 68 del partido que enfrentó el domingo por la noche a su equipo con el Vitória de Guimaraes, harto de los insultos de carácter racista que recibía por parte de la grada local. El delantero internacional de Mali, también con nacionalidad francesa, había militado anteriormente en el conjunto de Guimaraes, que pagó, de forma incomprensible, y con ofensas racistas la derrota que sufría el equipo, sobre todo después de que Marega marcó el que supuso el tanto de la victoria del conjunto visitante  (1-2).  

El jugador, tras anotar el gol, se hartó y decidió abandonar el terreno de juego, a pesar de la insistencia tanto de sus compañeros como de los rivales para que desistiera. Los gritos racistas desde la grada del Vitória de Guimaraes fueron respondidos por Marega con los pulgares hacia abajo y tomando el camino de los vestuarios.

Durante tres minutos los jugadores no lograron convencer al futbolista maliense, mientras el técnico Sérgio Conceiçao gritaba al público "esto es una vergüenza", a la vez que muchos aficionados, conscientes de la gravedad de los insultos racistas, comenzaron a corear el nombre de Marega.

El jugador mostró, acabado el partido, su indignación por los acontecimientos, a través de las redes sociales, donde también encontró la solidaridad de numerosos aficionados y compañeros de profesión como fue el caso de su compañero Iker Casillas.  El delantero del Oporto se mostró especialmente molesto con los árbitros por mostrarle una tarjeta amarilla "por defender el color de mi piel".

Nacido en Les Uli (Essonne, Francia), de padres malienses, Marega comenzó su carrera en el Évry FC, que continuó luego con el  Amiens SC, aunque en el mercado de invierno del 2014 fue traspasado al Espérance Sportive de Túnez, donde no pudo debutar debido a problemas burocráticos.

Trayectoria portuguesa

En enero del 2015 comenzó su trayectoria en Portugal, con el Marítimo. En enero del 2016, Sporting de Portugal y Oporto pugnaron por contratarlo durante el mercado de invierno. Este último club lo fichó por 40 millones de euros, aunque en verano de ese año fue cedido al Vitória de Guimaraes. Regresó al Oporto en la temporada 2017-18. 

En el apartado internacional, Marega debutó el 25 de marzo del 2015 con la seleccion de Mali, en un amistoso contra Gabón celebrado en Francia. Disputó las Copas de África del 2017 y del 2019.