04 jun 2020

Ir a contenido

TERREMOTO EN INGLATERRA

Los nubarrones que se ciernen sobre el Manchester City

La expulsión del equipo de Guardiola de las dos próximas ediciones de la Champions puede conllevar consecuencias dramáticas

Enric Gil

El presidente del City, Khaldoon Al Mubarak, con el director ejecutivo, Ferran Soriano, y el director deportivo, Txiki Begisristain, en el palco del Etihad.

El presidente del City, Khaldoon Al Mubarak, con el director ejecutivo, Ferran Soriano, y el director deportivo, Txiki Begisristain, en el palco del Etihad. / JASON CAIRNDUFF (REUTERS)

La expulsión del Manchester City de las próximas dos ediciones de la Champions es la noticia del año del futbol inglés. La UEFA considera que el club violó las normas de Fair Play Financiero entre los años 2012 y 2016 y, a la espera que el TAS resuelva la apelación que presentará el City, la situación plantea una serie de cuestiones inmediatas. Negros nubarrones se ciernen sobre el equipo celeste.

Guardiola: el interés de la Juve desata los rumores

En los últimos meses, Pep Guardiola ha expresado repetidas veces el compromiso de terminar su contrato en Manchester, que no expira hasta el final de la temporada que viene. Es públicamente conocida su estrecha relación con el propietario del club, Sheik Mansour, en quien ha confiado durante la investigación de la UEFA.

Es difícil saber si Guardiola contaba con una sanción tan dura y habrá que esperar para escuchar su versión hasta principios de la semana que viene, en la previa del partido contra el West Ham. El catalán parece que volverá a dar la cara por el club 'mancunian', que no tiene previsto dar explicaciones ante la prensa.

Desde que saltó la noticia se han disparado los rumores ya latentes sobre el interés de la Juventus por el catalán y en Inglaterra ponen en duda su continuidad si la sanción sigue su curso. Su hipotética marcha marcaría el final de un ciclo deportivo en el Manchester City.

La plantilla: miedo a un éxodo masivo de estrellas

David Silva es el único que ya avanzó que este sería su último año en Manchester. Pero hay jugadores cuyos contratos vencen antes de que termine la sanción de la UEFA, en 2022. Agüero está a la cima de la lista, porque el suyo expira el año que viene, al igual que el de Leroy Sané. Los de Stones Otamendi vencen un año después.

Qué pasará con la gran cantidad de estrellas que tienen su contrato más allá de 2022, como De BruyneBernardo SilvaSterling Mahrez, es una incógnita. Aunque en Inglaterra no existan las cláusulas de recisión es difícil que el City pueda evitar un éxodo masivo si la sanción se confirma, lo que exigiría un ejercicio masivo de reconstrucción. El único argumento del club celeste para retenerlos sería el económico.

La liga inglesa: la Premier también revisa las cuentas

Paralelamente a la investigación de la UEFA, la Premier League inició el año pasado otra indagación por las mismas presuntas violaciones del Fair Play Financiero. La liga inglesa avanzó que daría "todas las oportunidades al Manchester City para explicar los detalles", pero advirtió que "las reglas son estrictas".

Si las conclusiones a las que llega la Premier coinciden con las de la UEFA, el City puede ser castigado con una reducción de puntos o incluso un descenso de categoría, algo que sería dramático.

La presidencia:  desprecio hacia un panel prestigioso

Desde el 2018, y a partir de las filtraciones de los documentos de la revista alemana 'Der Spiegel', el Manchester City ha seguido el mismo patrón de respuesta: negación, indignación y desprecio. El club ha acusado a la UEFA de ser imparcial, ignorar "evidencias irrefutables" y de actuar con "hostilidad".

Sin embargo, los organismos que han dictado la sanción están encabezados por personas de prestigio internacional. La Cámara de Investigación (CI) de la UEFA está presidida por un exprimer ministro de Bélgica, Yves Leterme, a quien no le convencieron las explicaciones del club. Elevó el caso al organismo de control financiero presidido a su vez por un exfiscal general de Portugal, Da Cunha Rodrigues, y que también incluye un destacado abogado británico, Charles Flint. Todos han escuchado la versión del City y consideran que no ha aclarado las evidencias que desvelan los documentos filtrados.

El argumento fuerte del City es que la acusación se basa en datos obtenidos de forma ilegal –hackeados y que pueden haber sido modificados: "Son materiales fuera de contexto supuestamente pirateados o robados en un intento organizado y claro de dañar la reputación del club". Sin embargo, en el derecho suizo la prueba obtenida ilegalmente es válida, en especial si no es la UEFA quien la ha conseguido de manera irregular.

El TAS: la resolución se prevé antes de junio

El Manchester City denuncia vicios en el proceso y recurrirá al Tribunal del Deporte (TAS), que tiene el poder de analizar el caso "desde cero" y tendrá la última palabra. Dada la gravedad de la sanción, se espera que el Tribunal resuelva como muy tarde antes de junio, pero nada lo asegura.

El club puede pedir el procedimiento acelerado para que haya laudo antes de la próxima Champions, con el riesgo de tener menos tiempo para preparar el caso. O, al contrario, también puede tratar de jugar la próxima competición europea pidiendo la suspensión de la sanción como medida cautelar. Los antecedentes en este sentido son desfavorables.