25 sep 2020

Ir a contenido

LAS SEMIFINALES DE LA COPA DEL REY

La Real toma una mínima ventaja ante un descarado Mirandés

El equipo vasco logra un trabajado triunfo y tendrá que sufrir en Anduva (2-1)

Raúl Paniagua

Oyarzabal (derecha) celebra su gol junto a Isak.

Oyarzabal (derecha) celebra su gol junto a Isak. / EFE / JUAN HERRERO

El matagigantes de la Copa perseguirá otra proeza el 4 de marzo en su infierno de Anduva. La Real Sociedad tomó ventaja este jueves en la ida (2-1) pero dejó la eliminatoria abierta para ese duelo de vuelta que promete ser apasionante. Hay en juego una gran recompensa: una plaza en la final de Sevilla del 18 abril.

Después de eliminar al Celta, Sevilla y Villarreal, el Mirandés se plantó en Donosti con ganas de seguir prolongando su leyenda. En un estadio con  35.000 espectadores también se dejó sentir la marea roja con 1.200 hinchas que acudieron desde Miranda de Ebro en 18 autocares. 

Ausente desde 1988

Los jabatos, que ocupan la 10ª plaza en la categoría de plata, demostraron su habitual combatividad, una cualidad que les ha llevado a ser el primer club de la historia en disputar unas semifinales de Copa siendo equipo de Segunda B (lo hizo en el 2012 tumbando en cuartos al Espanyol de Pochettino) y Segunda A, gesta que ha logrado esta temporada, en la que persigue la primera final de su existencia. 

También le sobra motivación a la Real, que no disputa la final de Copa desde 1988, cuando perdió en el Bernabéu contra el Barça (1-0). Un gol de Alexanko batió a los donostiarras, campeones del torneo en 1987 y en 1909. La cita de la Cartuja será su obsesión durante los dos próximos meses. Su presencia en Sevilla pasa por superar la prueba de la caldera Anduva. No lo tendrá fácil. 

Oyarzabal y Odegaard

Pronto exhibió su fortaleza el conjunto de Andoni Iraola, el exlateral del Athletic que dirige al admirable MirandésMerquelanz puso a prueba a Remiro a los cinco minutos , pero fue laReal la primera en marcar gracias a un penalti provocado por el astuto Portu (m. 8). Oyarzabal transformó la pena máxima con calidad, pero el club rojillo no se amilanó y puso las tablas gracias a un remate de Matheus tras un robo del peleón Malsa (m. 39). 

Odegaard, demasiado contemplativo, salió en la foto del empate, pero se rehizo al culminar una jugada originada por él mismo y prolongada por Portu. En el tercer remate, obra del noruego, llegó el 2-1 (m. 42). El Mirandés, aupado por el tesoro de su gol fuera de casa, siguió plantando cara tras el descanso y acarició, incluso, la igualada. Un paradón de Limones en el minuto 94 desbarató la última aproximación de una Real espesa. 

Real Sociedad, 2; Mirandés, 1

Real Sociedad: Remiro;Zaldua, Aritz Elustondo (Guevara, m. 67), Le Normand, Monreal;Merino, Zubeldia, Odegaard;Portu (Januzaj, m. 76), Isak (Willian José, m. 67), Oyarzabal. 

Mirandés:Limones, Alexander, Sergio, Onaindia, Kijera;Guridi, Malsa, Antonio Sánchez (Álvaro Peña, m. 76);Merquelanz, Matheus (Marcos André, m. 69), Álvaro Rey (Iñigo Vicente, m. 86). 

Goles: 1-0 (m. 8), Oyarzabal, de penalti; 1-1 (m. 39), Matheus; 2-1 (m. 42), Odegaard.