27 sep 2020

Ir a contenido

segunda división

El Girona gana una vida extra en la lucha por el ascenso en el minuto 94

Manu Saiz firma la victoria de los de Montilivi ante la muralla defensiva del Huesca (1-0)

Jordi Danès

Jugada protagonizada por Borja García, el ’10’ del Girona, ante el Huesca.

Jugada protagonizada por Borja García, el ’10’ del Girona, ante el Huesca.

Un gol al límite de Samu Saiz cuando el partido agonizaba dio la victoria y algo más al Girona: una vida extra en esta carrera hacia el ascenso directo que ahora está a solo cinco puntos cuando hace solo cuatro jornadas llegó a estar a once. Los rojiblancos encontraron en el minuto 94 los frutos a sus 95 minutos de sacrificio y superaron a un Huesca que vino a aguantar el 0-0 y casi se salió con la suya.

El equipo de Pep Lluís Martí fue el dominador absoluto. Con el balón y también sin él. El trabajo defensivo fue encomiable (ni un solo remate del Huesca entre los tres palos en todo el partido) y el ofensivo también fue notable, si bien aquí tuvo problemas para traducir el dominio en ocasiones y las ocasiones en goles.

Suma de intentos baldíos

Ya en la primera parte, el Girona acabó inclinando el campo hacia la portería visitante, pero la pareja de centrales del Huesca estuvo impecable y tanto Insúa como Pulido fueron una pesadilla para Stuani que, pese al férreo marcaje, tuvo la mejor oportunidad tras un córner ejecutado por Aday (41’). El Girona lo intentó por las bandas, pero prácticamente todos los centros fueron interceptados o alejados por la defensa aragonesa, que parecía tener imán.

No cambiaron las cosas tras el descanso más allá que el Girona intensificó su dominio hasta encerrar al Huesca en su parcela. Mafeo y Aday por la derecha y Brian Oliván y Brandon por la izquierda encontraron vias de penetración pero no atinaron en el pase definitivo. Granell, como pasó en Fuenlabrada, provocó una expulsión (de Rafa Mir, en un córner favorable al Huesca) y con un hombre más, los locales se lanzaron al ataque.

Samu Saiz, que relevó a Borja García, tuvo mucho protagonismo en cada acción ofensiva de los rojiblancos. Martí lo puso todo sobre el césped con la entrada del debutante Rivera y de Gallar. Precisamente, con los tres exjugadores del Huesca sobre el campo llegó el gol que hizo estallar Montilivi. Un balón dividido en el área quedó a los pies de Samu Saiz, que lo introdujo por el único hueco que había en una portería sin portero pero llena de jugadores visitantes que intentaron evitar, sin éxito, que el balón llegara alas redes. Y Montilivi estalló.
 

Ficha

Girona: Riesgo; Maffeo, Alcalá, Juanpe, Brian Oliván; Granell, Gumbau (Rivera 86’); Aday (Gallar 86’), Borja García (Samu Saiz 68’), Brandon; y Stuani.
Huesca: Álvaro Fernández; Pedro López, Insúa, Pulido, Luisinho (Javi Galán 58’); Eugeni (Sergio Gómez 76’), Pedro Mosquera, Miquel Rico; Raba (Okazaki 54’), Rafa Mir y David Ferreiro.
Gol: 1-0 (94’) Samu Saiz.
Árbitro: Milla Alvendiz, del comité andaluz. Amarillas: a los locales Juanpe (29’), Gumbau (34’), Brian Olivan (82’) y Samu Saiz (94’) y a los visitantes Luisinho (11’), Insúa (64’), Pulido (92’). Rojas: directa a Rafa Mir (72’), del Huesca.
Público: 8.790 espectadores en Montilivi.