20 feb 2020

Ir a contenido

política deportiva

Irene Lozano, un perfil político para el deporte español

Escritora, periodista y política había sido diputada de UPyD antes de incorporarse a las filas del PSOE en el 2015

Sergi López-Egea

Irene Lozano.

Irene Lozano. / EFE / JUANJO MARTIN

Cuando Jaime Lissavetzsky fue nombrado secretario de Estado para el Deporte en el 2004, cargo que conlleva también la presidencia del Consejo Superior de Deportes (CSD) –casi un ministerio sin cartera y tal vez la secretaría más mediática- enseguida se le echó en cara que provenía del mundo científico y no deportivo. Bajo su mandato el deporte español vivió una de las épocas más doradas –no exento de sonados casos de dopaje como la operación Puerto- de las últimas décadas.

Irene Lozano (Madrid, 1971) es más una política que una deportista, todo lo contrario de María José Rienda, cesada el lunes de su cargo por teléfono. Desde hacía semanas, la esquiadora más importante de España después de Blanca Fernández Ochoa, trataba de mantener un contacto directo con el nuevo ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribe, que nunca se produjo. Al final, le pilló la llamada ministerial regresando de Suecia, tras asistir y apoyar a los 'Hispanos' en su título continental de balonmano.

Periodista y escritora

Lozano llega a la presidencia del CSD sin experiencia deportiva pero con un amplio currículo como periodista, escritora y política. Siendo diputada de UpyD formó parte de la comisión de deportes en el Congreso. También, a través de su cuenta personal de Twitter ha ido haciéndose eco de todos los éxitos internacionales deportivos desde su cargo como Secretaria de Estado de la España Global, dependiente de Exteriores y que absorbio la denominada 'Marca España' en el 2018.

Al margen de promocionar a España en el extranjero, Lozano ha sido pieza esencial para contrarrestar fronteras afuera la propaganda independentista catalana, sobre todo para movilizar a la cancillería española. Precisamente, la internacionalización del deporte español, con una nueva imagen, es uno de los proyectos del nuevo Gobierno, que confía en una persona muy cercana al presidente Pedro Sánchez.

El libro del presidente Sánchez

De hecho, Lozano es la autora material del libro 'Manual de Resistencia' firmado por el propio presidente y donde Sánchez explicaba su llegada a la Moncloa y los primeros meses al frente del Gobierno español.  

La figura de Lozano se hizo muy mediática debido a su presencia en tertulias televisivas y radiofónicas al margen de colaborar en diversos periódicos de Madrid. Como escritora ganó el premio de ensayo Espasa por su obra 'Lenguas en guerra' y también escribió una biografía de la histórica dirigente anarquista Federica Montseny.

Saltó a la política con UpyD y fue diputada por esta formación entre el 2011 y el 2015 cuando se acercó, más que al PSOE, a la figura de Sánchez al que ayudó a preparar las bases de la campaña electoral de diciembre del 2015. Ocupó entonces la cuarta plaza en la lista socialista por Madrid. Tras la desilución de UPyD, Ciudadanos siempre la consideró con un perfil demasiado izquierdista.

Los retos

Llega a la política deportiva con una nueva ley del deporte redactada, pero que no ha podido prosperar debido a la disolución del Congreso y a los meses pasados en el limbo por un Gobierno en funciones. Aterriza en una época de enorme firmenza en la lucha contra el dopaje pero con todas las federaciones necesitadas de más recursos económicos; nada menos que en un año olímpico como es el 2020.

Nada más conocerse su designación Ciudadanos ya pidió su comparencia en el Congreso para que explique su agenda deportiva. Y es que ya se sabe en la nueva vida política la oposición no da ni un día de tregua.