19 feb 2020

Ir a contenido

TENERIFE-GIRONA (DOM. 20.30 H)

El Girona, a por una regularidad que pasa por mejorar a domicilio

Pep Lluis Martí, que se enfrenta a su exequipo, viaja a Tenerife con muchas bajas

Jordi Danés

Jonas Ramalho y Jordi Calavera, en un entrenamiento del Girona.

Jonas Ramalho y Jordi Calavera, en un entrenamiento del Girona. / GIRONA FC

El Girona empezó el duelo de la pasada jornada ante el Extremadura siendo 12º y cuando el partido finalizó, ya era sexto. Un solo triunfo le sirvió para recuperar parte del terreno perdido tras el 0 de 9 y le llevó de nuevo a la zona de 'play-off' tras avanzar a seis rivales de un plumazo. Ahora, para ganar posiciones necesitará algo más que una victoria, algo que los rojiblancos no han encontrado en toda la temporada: regularidad. El líder está 11 puntos por encima y los puestos de ascenso directo, 8. Mucha distancia para un equipo que ya ha perdido nueve partidos y que puede permitirse pocos lujos con la segunda vuelta ya en marcha.

Pep Lluís Martí se ha llevado a los 20 disponibles a Tenerife porque Borja García y Jonatan Soriano andan algo renqueantes. El técnico, que vuelve al Heliodoro Rodríguez López y ("será muy especial para mí", reconoció quien jugó tres temporadas en el equipo canario y lo dirigió otros tres cursos), tiene las bajas de Santi Bueno (jugando el preolímpico con Uruguay), Samu Saiz (lesionado) y Juanpe, Granell y Aday (los tres vieron la quinta amarilla ante el Extremadura y han completado el ciclo de amonestaciones).

Estas tres últimas bajas hacen imprescindibles las rotaciones en los gerundenses, que afrontan el duelo con solo tres días de descanso (uno menos que su rival) y un largo viaje. Al Girona, además, le espera otra semana con máxima concentración de partidos (el miércoles habrá copa en Montilivi, ante el Villarreal).

Un rival en apuros

"No nos sirve solo sumar en casa. Hay que hacerlo también fuera, y de tres en tres", apuntó el entrenador del Girona, consciente que hay mucha diferencia de productividad en su equipo cuando juega en Montilivi (26 puntos) que cuando lo hace fuera (8). El duelo de este domingo (20.30 horas) no solo es transcendente para los rojiblancos. También lo es para el Tenerife, que está flirteando con los puestos de descenso tras una primera vuelta también muy irregular. En casa, los insulares solo han ganado dos de los 11 encuentros que han disputado, aunque Martí ya apuntó que esa circunstancia les puede hacer todavía más peligrosos.

Temas Girona FC