25 oct 2020

Ir a contenido

EL EUROPEO DE WATERPOLO

Sueños de podio en Budapest

Las selecciones masculina y femenina de waterpolo afrontan como favoritas el Europeo con la tranquilidad de tener la plaza para Tokio

Luis Mendiola

La selección femenina de waterpolo junto a Maria José Rienda, en la visita al CSD

La selección femenina de waterpolo junto a Maria José Rienda, en la visita al CSD / EFE

España será uno de los países con firmes aspiraciones de podio en los Europeos de waterpolo que se disputarán a partir de este domingo en Budapest tanto en categoría masculina como femenina. Con el recuerdo aún reciente de la brillante actuación en los Mundiales del 2019 en Gwangju (Corea) donde ambas selecciones lograron colgarse la medalla de plata, los equipos de David Martín y Miki Oca afrontan esta cita como un test de máxima exigencia para los Juegos de Tokio y con la tranquilidad adicional que da tener garantizada en los dos casos la presencia olímpica.  

"Si no estuviéramos clasificados (para Tokio) habría que ir a muerte, pero tenemos la tranquilidad de que vais con ese deber hecho. Sois competitivas y vais a ir a tope, pero si en esa carga. El objetivo pasa por Budapest, pero ya sabéis que está en Tokio", afirmó este pasado martes Fernando Carpena, presidente de la Real Federación Española de Natación (RFEN), en el acto de despedida al equipo en el Consejo Superior de Deportes (CSD), que precedió a otro en el Comité Olímpico Español.

La selección femenina será la encargada de abrir el fuego. Doce selecciones, repartidas en dos grupos de seis, pelearán desde este domingo hasta el día 25 por el título. España comparte cuadro con Francia, Italia, Israel, Alemania y Países Bajos. Los cuatro primeros clasificados se clasificarán directamente para cuartos.

El torneo masculino se iniciará dos días más tarde con 16 selecciones, divididas en cuatro grupos de cuatro. España comparte el grupo C junto a la anfitriona Hungría, Turquía y Malta, frente a la que debutará. El primer clasificado de cada grupo pasa directo a cuartos y los segundos y terceros de cada grupo pelean por la otra plaza. 

La selección de waterpolo, en El Prat el pasado julio, a su regreso del Mundial / JORDI COTRINA

“Llevamos un mes entrenando muy duro”, reconoce la portera y capitana del equipo, Laura Ester, en referencia  a una concentración en la altura de Sierra Nevada durante el mes de diciembre, que finalizó poco antes de Navidad, y un ‘stage’ junto a Italia en Roma poco antes de Reyes. La selección de Miki Oca se aseguró  el pasado día 28 el liderato europeo en la Liga Mundial con una victoria sobre Grecia. “Hemos trabajado con muchas ganas e ilusión en este año que es muy especial por ser olímpico. El objetivo de Budapest es volver con una medalla”, remarca la guardameta del CN Sabadell, elegida este mismo jueves la mejor jugadora europea del 2019 por la LEN (Liga Europea de Natación), con el 45% de los votos. Su compañera en el CB Sabadell, Bea Ortiz, ha ocupado la tercera plaza.

“Los sacrificios de este equipo son enormes. Al día siguiente de Navidad estaban entrenando. Aquí no se regala nada”, remarca  Carpena, que elogia la trayectoria de las jugadoras de Oca. El dirigente recordó que el "waterpolo femenino español está instalado en el máximo nivel". "Quién diría en 2011 que en 2020 estaríamos clasificados para los Juegos siendo subcampeonas olímpicas en Londres, campeonas del mundo en 2013, campeonas de Europa en 2014 y ahora culminándolo con un subcampeonato del mundo y la clasificación olímpica".

Optimismo compartido

Ese optimismo es también el que desprende la selección masculina que viajará a Budapest después de una concentración de cuatro días en Berlín para cerrar la preparación del Europeo, previa concentración antes de Reyes en el CAR de Sant Cugat. “Vamos a Budapest a por una medalla”, afirma el seleccionador David Martín, que cree que su equipo llega en buenas condiciones a la cita de Hungría.

“Será un Europeo con estrés. Los que no tienen el billete (Croacia, Montenegro o Hungría) lo quieren ya. Y los que lo tenemos, queremos seguir en los podios. Serán partidos duros y de nivel”, comentó el seleccionador, tranquilo después del subcampeonato del mundo en Gwangju el pasado julio que les dio el pase olímpico.

España afrontará la cita después de conseguir en la noche de Reyes un triunfo de prestigio ante Serbia (12-9), la vigente campeona olímpica y máxima favorita también al oro en los Juegos de Tokio. “Entrenamos mucho tiempo solos, con Serbia fue la primera toma. Vamos en el camino adecuado. Llegamos a Budapest con opciones de medalla”, reflexionó el seleccionador justo después del encuentro en la piscina del CN Barcelona.

Temas Waterpolo