25 may 2020

Ir a contenido

El cierre

David Stern, en una imagen del 2012.

EPA

El juego por la izquierda

Antoni Daimiel

Si sale adelante la investidura a la Presidencia en estos próximos días el Gobierno arrancará a priori con el plan de gestión más a la izquierda del espectro ideológico que nunca se haya desarrollado desde la transición. ¿Qué supone ejercer la izquierda ideológica en el mundo del deporte? ¿Se trata de ser más de Klopp que de Mourinho? ¿Más del Rayo que del Albacete? ¿Más de Granero que de Carvajal? ¿Más de 'Carrusel Deportivo' que de 'Tiempo de Juego'? ¿Son
los palcos y los fondos de derechas y los anfiteatros de izquierdas? ¿Malos tiempos para el esquí, el pádel y la vela?

El deporte es secundario para la alta política pero tan relevante en la vida de tanta gente… Todo lo que necesita mejorarse necesita financiación y la ideología dispone de dónde se obtiene. Por ejemplo, llevo años preguntándome por qué no se resuelve el transporte de todos los niños y adolescentes que juegan con su equipo los fines de semana tanto en grandes urbes metropolitanas como en lugares con escasa densidad de población. Nada que ver con ideología.

El último Gobierno de Sánchez ya aprobó un anteproyecto para una nueva Ley del Deporte. Entonces, en febrero, se apuntó una crisis que se retomará con fuerza entre el nuevo Ejecutivo y la LFP, con Tebas a la cabeza, especialmente atendiendo a la explotación de las retransmisiones en directo de un numeroso grupo de federaciones deportivas por parte de La Liga. Ni la identificación ideológica de Tebas ni la mayor cercanía reciente del presidente de la RFEF, Luis Rubiales, al CSD suavizarán la disputa.

Si quieren titular con términos como 'inclusivo' o 'diverso', miren a la NBA actual

El de las apuestas deportivas será también una asignatura troncal. Se anuncia el traslado del libertinaje actual a un nuevo marco con limitaciones importantes como un horario de apertura solo nocturno para los locales públicos destinados a ello o a una legislación regulatoria para el horario de la publicidad de este tipo de juego, similar a la del tabaco o el alcohol. La cadena de negociaciones, amenazas y presiones relacionadas con este asunto puede ser de dimensiones impactantes en los próximos meses.

Un buen modelo deportivo en cuanto a medidas de igualdad, reparto solidario entre participantes, integración e internacionalismo ha sido la NBA que construyó David Stern, comisionado de esta liga desde 1984 a 2014 y fallecido esta semana. Los límites salariales que implantó Tebas hace unos años en La Liga o el 'fair play' financiero de la UEFA son mecanismos que solo buscan el control económico y evitar el endeudamiento, pero para nada inciden en la búsqueda de toda la igualdad posible en cuanto a las condiciones competitivas, con el objeto de propiciar la imprevisibilidad y aumentar interés y expectación. Si titulan con términos como 'inclusivo' o 'diverso', miren a la NBA actual. Tiene a un MVP griego hijo de nigerianos, al referente más votado para el All Star en un esloveno de veinte años y a un equipo vigente campeón canadiense con jugadores y entrenadores de tres continentes cuyo título se pagaba en Las Vegas 18 a 1 cuando empezó la pasadas temporada.