06 ago 2020

Ir a contenido

el reto de año nuevo

Luis Enrique se ilusiona con la Eurocopa tras un 2019 "pésimo" para su familia

"Todos tenemos en mente que somos favoritos, pero lo es más Francia, que ganó el Mundial"

El Periódico

Luis Enrique en la rueda de prensa 

Luis Enrique en la rueda de prensa  / REUTERS / Susana Vera

Luis Enrique "no ve ninguna" selección por encima de la española para la Eurocopa 2020 y anuncia algunos "cambios" en el equipo, porque no todos los técnicos tienen "la misma prioridad a la hora de escoger las características de los jugadores". En una entrevista realizada por el servicio de prensa de la Federación Española de Fútbol, el seleccionador muestra sus buenos deseos para el 2020 después de un 2019 "pésimo para mí y mi familia".

Sentado sobre un taburete, con una camisa negra, Luis Enrique desbroza el futuro de la selección en lo que considera una segunda oportunidad. El paréntesis vivido durante la enfermedad mortal de su hija y la interinidad de Robert Moreno en el banquillo sazonan las reflexiones del entrenador.  "Hablan de que nunca segundas partes fueron buenas, yo espero que ésta sea muy buena y que podamos disfrutar de muchos éxitos deportivos". 

El papel de los favoritos

"No veo ninguna por encima, sobre todo si me fijo en la clasificación. Sí hay que darle el papel de favorita a Francia, que es la que ha ganado el Mundial, pero no es superior a las otras cinco o seis selecciones que yo creo, además de alguna que se pueda añadir y que tenemos todos en mente que somos las favoritas", afirmó.

El técnico asturiano avanzó que para la Eurocopa habrá algunos cambios dentro del equipo, que, en su opinión, está "en un periodo de formación, de crecimiento y de intentar generar nuevas ilusiones", y la "sorpresa de algún jugador que no haya venido últimamente o que no haya venido nunca y que de repente decidamos, por la situación global, que pueda estar". Quizá se refiera a que se abre una puerta para Ansu Fati, la última revelación del fútbol español desde el Barça de Valverde y Messi.

Luis Enrique, el 27 de noviembre del 2019, día en que regresó a la Roja / SUSANA VERA (REUTERS)

"Va a haber cambios, no demasiados, pero es evidente que es el seleccionador el que trata de inculcar su idea"

Luis Enrique Martínez

Seleccionador español

"Va a haber cambios, no demasiados porque la gente que había estado anteriormente es mi gente, la gente con la que yo he colaborado y nos regimos por unos patrones parecidos, pero es evidente que es el seleccionador el que trata de inculcar su idea, en qué conceptos hay que influir y qué jugadores tenemos que seleccionar. No todos tenemos la misma prioridad a la hora de escoger las características de los jugadores y en esto si que va a haber cambios", dijo sin necesidad de pronunciar el nombre de Robert Moreno, su exayudante y amigo.

El atractivo de los amistosos con Alemania y Holanda

Luis Enrique consideró que los amistosos contra Alemania y Holanda serán "muy atractivos" y vendrán "muy bien para ver el nivel competitivo en ese mes de esos jugadores". "No solo es importante que seas un jugador que vienes a la selección siempre, sino que llegues en un buen momento a ese tramo final, porque la competición es muy corta, son cuatro semanas, siete partidos para los que tengan la oportunidad de llegar a la final, y es importante que los jugadores lleguen en condiciones", subrayó.

Tras el sorteo que emparejó a España con Suecia, Polonia y el ganador del 'play off' que jugarán Bosnia, Irlanda del Norte, Irlanda y Eslovaquia, el seleccionador habló de la condición de favorito de su equipo, campeón de forma consecutiva en la Eurocopa de 2008, el Mundial de 2010 y la Eurocopa 2012.

"No nos vamos a esconder, tampoco descubro América, nos gusta ser una de las favoritas incluso a pesar de que en los últimos campeonatos no hayamos hecho nada o hayamos quedado eliminados muy pronto. Todos nos dan como favoritos con lo cual aceptamos ese rol, será complicado, esperamos que ese favoritismo lo podamos confirmar con resultados", deseó.

Concentración en Las Rozas

El técnico destacó que la elección de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid) como lugar de concentración de la selección, que jugará los tres partidos de la fase de grupos en Bilbao, "es el mejor sitio" por las instalaciones, la cercanía y los viajes, y habló también de sus ganas y de su ilusión por volver al cargo.

"Una de mis pocas habilidades es que le pongo bastante ilusión e ímpetu a todo lo que hago y en este caso esta es una vuelta muy deseada. Hablan de que nunca segundas partes fueron buenas, yo espero que ésta sea muy buena y que podamos disfrutar de muchos éxitos deportivos. Tengo muchas ganas de que aparezca 2020, porque 2019 un año pésimo para mí y mi familia y espero que el 2020 sea mucho mejor", añadió tras haber permanecido fuera del cargo desde marzo hasta noviembre por la enfermedad y el fallecimiento de su hija.