23 feb 2020

Ir a contenido

OLIMPISMO

Rusia apelará contra los cuatro años de sanción por dopaje

La agencia rusa antidopaje RUSADA llevará el caso al TAS en un plazo de 15 días

El responsable de la RUSADA, Yuri Ganus, en una rueda de prensa

El responsable de la RUSADA, Yuri Ganus, en una rueda de prensa / Alexander Nemenov (AFP)

La agencia antidopaje de Rusia, RUSADA, anunció este jueves que apelará las sanciones que prohíben a los atletas del país competir bajo su bandera en los principales eventos deportivos internacionales dentro de 10 a 15 días, según informa la agencia de noticias TASS.

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) dio a conocer el pasado día 9 de diciembre  una sanción de cuatro años a Rusia tras recopilar innumerables pruebas y testimonios sobre la manipulación sistemática de los resultados en los laboratorios para camuflar positivos en el dopaje y que detrás de esa manipulación se encontraba el propio estado ruso.

La sanción implica la prohibición a Rusia de participar en las grandes citas internacionales del calendario internacional, como los Juegos Olímpicos y el Mundial de fútbol bajo su himno y su bandera. También prohibió a Rusia organizar o licitar eventos deportivos importantes durante ese período. Los deportistas que se encuentren limpios de sanción podrán acudir a título individual, siempre que se sometan a los pertinentes controles.

Sin muchas opciones

Las autoridades rusas consideran estas sanciones injustas, alegan que forman parte de  intentos más amplios de Occidente de castigar a Rusia, y se comprometen a apelar. “RUSADA apelará contra la decisión de la AMA dentro de 10 a 15 días”, afirmó Alexander Ivlev, presidente de la junta de supervisión de RUSADA, según la agencia rusa de noticias, aunque Yuri Ganus, el jefe de RUSADA que no es miembro de la junta de supervisión, ha dicho que no ve ninguna posibilidad de ganar una apelación.

La decisión de la RUSADA trasladará ahora el caso al TAS,  la Corte de Arbitraje para el Deporte,  en Suiza.

Rusia, que tradicionalmente ha sido una potencia en muchos deportes, se ha visto envuelta en escándalos de dopaje desde que un informe de la AMA de 2015 encontró evidencia de dopaje masivo en el atletismo ruso.

Muchos de los atletas rusos fueron marginados de las dos últimas ediciones de los Juegos y el país fue obligado a copetir bajo bandera neutral en los Juegos de Invierno de Pyeongchang del año pasado como castigo por encubrimientos de dopaje patrocinados por el estado en los Juegos de Sochi 2014.