DECISIÓN HISTÓRICA EN VALLECAS

La suspensión del Rayo-Albacete por llamar "nazi" a Zozulya divide a la clase política

PSOE, Podemos, ERC y Más País se quejan del trato desigual al Rayo

La derecha ve bien el cartigo aligando que la "violencia" no cabe en el futbol

El jugador ucraniano Zozulya. 

El jugador ucraniano Zozulya. 

2
Se lee en minutos
El Periódico

La suspensión del Rayo-Albacete dividió, de manera clara y rotunda, al mundo de la política. La polémica decisión de parar el partido por los gritos proferidos desde la grada del Rayo Vallecano al jugador del Albacete Roman Zozulya tachándole de "nazi" tuvo detractores -más ubicados en la izquierda- y partidarios, situados estos al otro lado del espectro ideológico.

Desde el PSOE fue el secretario de Cultura y Deportes, Ibán García, quien subrayó que hasta ahora nunca se haya parado un partido cuando "llaman mono desde la grada a un negro, o "maricón" a un compañero, pero se ponen dignos con esto…". 

Tampoco pareció gustar la medida en Unidas Podemos, a tenor de la reacción que tuvo su líder, Pablo Iglesias, un reconocido seguidor del club vallecano: el líder de los morados compartió en la red social twitter un retrato de Liudmila Pavlichenko, quien fuera francotiradora del Ejército Rojo conocida por ser la que más soldados de Adolf Hitler mató, con 309 muertes confirmadas.

 

Fuentes del partido confirmaron que la enigmática publicación de quien todo apunta está llamado a ser vicepresidente está relacionada, efectivamente, con la polémica en torno a este partido.

Errejón y Rufían

Los tuits de Íñigo Errejón y Gabriel Rufián también desataron reacciones en las redes. El diputado de Más País apoyó a la afición del Rayo y se preguntó cuántas veces se había suspendido un partido por insultos racistas. "Por un fútbol que sea ejemplo, comprometido, solidario, sin nazis", proclamó Errejón en su mensaje.

 

En la misma línea, el portavoz de ERC en el Congreso optó por recordar todos los epítetos escuchados en estadios de fútbol que no han merecido tan drástica decisión, como "negro, basura, tu piel no tiene cura". 

 

PP y Vox, a favor

A favor de la suspensión de este encuentro de segunda división se mostraron dirigentes del PP y de Vox. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, condenó los insultos que recibió Roman Zozulya de parte de seguidores del Rayo Vallecano, que "no representan a la afición". "La violencia no cabe en los campos de fútbol, y parece mentira que eso lo cantaran quienes dicen defender la tolerancia, la libertad, la democracia", sentenció el regidor del PP.

Más duro estuvo el portavoz de Vox en el Parlamento, Iván Espinosa de los Monteros, que lamentó que "la batalla del marxismo cultural llega al futbol con éxito". En este contexto quiso hacer hincapié en que la primera suspensión de un partido de fútbol en España se ha debido a la "intolerancia" de la afición bukanera. 

Noticias relacionadas

 

Sin mojarse demasiado, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid y dirigente de CsIgnacio Aguado, aseguró que convocará a las federaciones deportivas de la comunidad para crear "un protocolo unificado" ante este tipo de incidentes.