15 ago 2020

Ir a contenido

DIECISEISAVOS DE FINAL DE LA EUROPA LEAGUE

El Espanyol se la jugará con el Wolverhampton en la Europa League

El equipo perico disputará la ida el 20 de febrero en Inglaterra y la vuelta una semana después en Cornellà

Raúl Paniagua

Machín gesticula en un partido del Espanyol. 

Machín gesticula en un partido del Espanyol.  / EFE / ANDREU DALMAU

Horas después de encadenar ante el Betis el noveno partido en casa sin ganar en la Liga, el Espanyol ha conocido su próximo rival en la Europa League, la única alegría de la temporada. El equipo perico se medirá con el Wolverhampton en los dieciseisavos de final, con la ida el 20 de febrero en Inglaterra y la vuelta el 27 del mismo mes en Cornellà. El Getafe tendrá un adversario aún más duro, el Ajax de Amsterdam, mientras que el Sevilla se enfrentará al Cluj rumano, uno de los rivales más cómodos.

No ha tenido demasiada fortuna el conjunto blanquiazul, que se las verá con el bloque que dirige Nuno Espirito Santo, expreparador del Valencia. Los Wolves ocupan actualmente la octava plaza de la Premier, por delante del Arsenal, y cuentan con jugadores destacados como el mexicano Raúl Jiménez o el exazulgrana Adama Traoré en una plantilla con clara influencia del superagente Jorge Mendes. 

En dos meses

Con el equipo en la última posición de la Liga, a cinco puntos de la salvación, hablar de cualquier otra competición suena a algo osado. El estreno en la Copa del Rey será este jueves en Lleida mientras el torneo europeo no se reemprenderá hasta dentro de dos meses. Para entonces, el Espanyol espera estar en una situación menos agobiante que la actual, marcada por la crisis en una Liga en la que no logra alzar el vuelo.

El Espanyol, finalista de la UEFA en 1988 y el 2007, ha protagonizado un buen comienzo en la Europa League, solo empañado por la derrota contra el CSKA de Moscú en casa cuando la primera plaza del grupo ya estaba asegurada. Ese liderato le permitía el privilegio de jugar la vuelta en casa en la siguiente ronda ante un segundo de grupo de la Europa League o uno de los cuatro peores terceros de la fase de grupos de la Champions.

La fortuna no acompañó al Espanyol, que tenía 14 posibles rivales. El Wolverhampton era uno de los más temibles, junto a la Roma, el Leverkusen y el Sporting de Portugal. El bloque inglés quedó segundo del grupo K, a un punto del Braga y por delante del Slovan de Bratislava y el Besiktas.

Consorcio chino

Fundado en 1877, los Wolves juegan en el Molineux Stadium y son propiedad de un consorcio chino desde 2016. En su palmarés, cuenta con tres Ligas en la década de los 50, cuatro Copas y una final de la UEFA en 1972 que perdió ante el Tottenham, el equipo que precisamente le derrotó el pasado fin de semana (1-2) en la Premier.

Nuno Espírito Santo afronta su tercera temporada en el rival blanquiazul, que ascendió a la Premier en la temporada 2017-18 y el pasado curso acabó séptimo. En su último duelo ante el bloque de Mourinho, Nuno utilizó un 3-4-3 con jugadores destacados como el portero Rui Patricio, los centrocampistas lusos Joao Moutinho y Ruben Neves y un ataque con Traoré, Raúl Jiménez, y Diogo Jota. El gallego Jonny Otto ocupa el carril izquierdo y también cuenta con Vallejo, cedido por el Madrid.

Capdevila, optimista

Joan Capdevila destacó la entidad del Wolverhampton. "Es una competición en la que tenemos mucha ilusión. Es un rival que nos exigirá mucho, es un gran adversario con jugadores muy importantes. Quedan dos meses y veremos como llegan los dos equipos, pero la ilusión es tremenda", aseguró el portavoz perico.

El dirigente se mostró optimista con la situación del equipo. "Es verdad que solo sumamos un punto, pero se sumaron muchas cosas más. El equipo dio un paso, se vio el Espanyol que todos queremos, con una comunión brutal con la afición. Fue grandioso. Si antes éramos optimistas ahora lo podemos ser más. Ese es el camino. Cuando miras a los ojos a los jugadores te transmiten que se puede", concluyó.