26 feb 2020

Ir a contenido

EN ARABIA SAUDÍ

Los participantes del Dakar no podrán beber alcohol ni cogerse de la mano

Arabia Saudí, país organizador del Dakar, obliga a cumplir un listado de restricciones a todas las personas que acudan a la prueba

El Periódico

La catalana Laia Sanz será una de las participantes del Dakar 2020.

La catalana Laia Sanz será una de las participantes del Dakar 2020. / KTMimages

Arabia Saudí será, por primera vez en la historia del Dakar, el país que albergue la competición en enero del 2020. Sin embargo, una de las grandes novedades recae en el listado de restricciones que deberán cumplir los pilotos, periodistas y participantes si no quieren ser multados o incluso detenidos.

La organización del Dakar ha publicado una guía sobre las recomendaciones que tendrán que seguir los participantes durante su estancia en el país saudí. La parte más controvertida es que al ser un país islámico, donde la religión marca el estilo de vida de sus habitantes, los participantes tendrán también que seguir más o menos la misma conducta que se marca en el país. Arabia Saudí es un país conservador y la religión islámica tiene mucha presencia en sus ciudadanos.

Medidas controvertidas

Una de las muchas medidas que deben adoptar los competidores durante el Dakar es, por ejemplo, la prohibición del consumo de alcohol, ya que según la religión islámica no lo permite. Igual pasa con la carne de cerdo, la cual los pilotos no podrán comerla durante el Dakar. Cualquier infracción de estas dos premisas podría acarrear en una detención.

Otra de las restricciones más controvertidas es la "recomendación" de la vestimenta que deben adoptar las mujeres. Las rodillas y los hombros deberán ser cubiertos con ropa en público y el uso de vestimenta ajustada o ligera podría acabar en detención. 

Más prohibiciones

En el apartado de sexualidad, la reproducción o consumo de contenido de carácter erótico está completamente prohibido, por lo tanto todos los participantes deberán mantener una actitud acorde con las leyes locales de "conducta" de Arabia Saudí. Además, mostrar gestos de afecto como un beso en la boca o cogerse de las manos también podría acarrear en detención.

No obstante, las parejas que corren en el Dakar sí podrán dormir juntas si tienen en regla el visado pero mientras están en Arabia Saudí, tendrán que mantener una conducta más bien conservadora.

Está por ver cual será la reacción de los pilotos y de los periodistas que cubran el Dakar. Si finalmente los participantes acceden a los "códigos éticos de conducta" de Arabia Saudí se podrá decir que la organización del Dakar habrá hecho un retroceso en cuanto a derechos humanos y libertades.