09 jul 2020

Ir a contenido

LA CRISIS BLANQUIAZUL

Chen: "Dadme tiempo, voy a seguir invirtiendo por el Espanyol"

El dirigente chino proclama su orgullo perico y asegura que no escatimará esfuerzos para revertir la situación

Raúl Paniagua

Chen Yansheng, en la junta de accionistas del Espanyol de este martes en Cornellà.

Chen Yansheng, en la junta de accionistas del Espanyol de este martes en Cornellà. / ROBERT RAMOS

En la peor crisis de su mandato al frente del Espanyol Chen Yansheng tiró de emotividad y orgullo para convencer a los pericos de que incluso los peores males tienen remedio. Con una gestión económica notable y un rendimiento deportivo descendente, el mandatario protagonizó un discurso optimista en la segunda junta de accionistas matinal de la historia del club. El año pasado acudieron 84 personas, este martes estuvieron presentes 112 accionistas en representación de 316, que suponen el 99,38% del capital social del club. El dirigente chino por sí mismo ya tiene el 99,35%.

Se esperaba con expectación la intervención de Chen en un momento turbulento con el Espanyol como colista de la Liga masculina y femenina. “Tengo sentimientos encontrados a la hora de revisar el ejercicio de la temporada pasada. Estamos muy contentos porque el equipo logró entrar en la Europa League, pero ahora no estamos en una situación buena”, reflexionó Chen, que fue contundente a la hora de valorar las posibles soluciones. “No escatimaremos esfuerzos para que todos puedan estar orgullosos de nuestro equipo al final de temporada”.

El refrán chino

No faltó la referencia del dueño de Rastar Group al refranero chino. Suele ser un clásico en sus apariciones. “No hay monte que pueda parar el cauce de un río. ¿Qué les quiero decir con esto? Que todos estamos dedicando el máximo esfuerzo para lograr el éxito deportivo y con la ayuda de todos los pericos estamos seguros de que saldremos pronto adelante”, insistió el presidente, que tocó la fibra sensible de los socios más veteranos.

"Hemos saneado las finanzas. Es todo un récord. Se ha dejado de vender por necesidad. Ahora vendemos por conveniencia"

“Lo que más me conmueve son los pericos de toda la vida. Cuando llegué al club me emocioné mucho al ver a los pericos antiguos exhibiendo su carnet con orgullo. Siento una fuerte responsabilidad encima de mis hombros: 119 años de historia no son pocos. Entiendo que necesitamos progresar”, reconoció.

Los valores de la cantera

Chen ensalzó la importancia del fútbol base, “una cantera que refleja los valores de la humildad, trabajo y ambición que nos identifican”, remarcó el empresario chino, satisfecho especialmente por sus resultados económicos. “Hemos saneado las finanzas. Es todo un récord. Con unos ingresos ordinarios de 80 millones y otros 10 procedentes de transacciones con jugadores, llegamos a generar resultados positivos durante cuatro años consecutivos. Hemos dejado de vender por necesidad y ahora vendemos por conveniencia”, proclamó el dueño del Espanyol, que desembarcó en el club a finales del 2015 y fue presentado como nuevo presidente en enero del 2016.

Òscar Perarnau, Carlos García Pont y Chen Yansheng, en la junta de este martes / robert ramos

La ampliación de capital de 50 millones incrementa la solidez financiera de la entidad y consolida la mejora económica, con una deuda neta que se situará en torno a los 40 millones. En junio del 2015 era de 172. En este campo el avance es incuestionable. 

"No puedo dormir"

En el turno de ruegos y preguntas no faltaron las críticas a la gestión deportiva y social. También hubo quejas por la lejanía de la dirección. Necesitamos un doble de usted aquí, llegó a solicitar veterano socio en una carta dirigida al presidente. 

La distancia no existe porque mi corazón está aquí con vosotros. No me pierdo ni un partido del Espanyol. Cuando ganamos un partido estoy tan contento que no puedo dormir y cuando perdemos estoy tan triste que me pasa igual. No he dejado de invertir desde que llegué y voy a seguir igual para convertir al Espanyol en un referente del fútbol mundial. Dadme tiempo, por favor”, concluyó Chen.  Evitar el descenso al infierno de Segunda es su próximo reto.