Ir a contenido

El Mundial femenino

España-Montenegro: el preolímpico de balonmano, a tiro

'Las Guerreras' juegan este viernes a las 7 de la mañana el trascendental partido del torneo en Japón

Irati Vidal

Carlos Viver aconseja a sus jugadoras.

Carlos Viver aconseja a sus jugadoras. / EUROPA PRESS

Es momento de creer, rezaba el eslogan con el que las 'Guerreras' se presentaron en Japón. Y ese momento ha llegado. Después de protagonizar un arranque de campeonato espectacular y de haber sellado el pase a la 'Main Round' con cuatro victorias en cuatro partidos, el conjunto de Carlos Viver afronta su primera final. Montenegro, la otra invicta
del grupo C, les aguarda.

Podría parecer un partido más, sin nada en juego. Pero las 'Guerreras' lo afrontan como el encuentro más decisivo de lo que va de Mundial. Porque de superar a Montenegro (a las 7 de la mañana de este viernes, Teledeporte) alcanzarían la segunda fase como líderes de grupo. O lo que es lo mismo, iniciarían el camino hacia las medallas con cuatro puntos. Y en un formato de competición como este, en el que la 'Main Round' dibuja dos grupos de seis equipos y los mide entre ellos, empezar con cuatro unidades en el casillero resulta crucial.

El principal objetivo

Ese colchón de puntos, además, acercaría a las hispanas a su principal objetivo, el de lograr un billete para el preolímpico. Hay que recordar que la selección ha sufrido en carnes propias la dificultad de superar una 'Main Round' sin apenas margen . Y saben que las líderes de grupo parten con ventaja para acceder a la fase final, aquella a que la llegan los cuatro mejores combinados.

Pero las jugadoras no quiere pensar más allá del viernes. Su obsesión es saber cómo acoplar la defensa para superar a un equipo acostumbrado a los marcadores ajustados. Un equipo que también ha sumado 8 puntos de 8 posibles, pero que no lo ha hecho con a holgura de las españolas. Por eso, después del festín ante Kazajistán, Carlos Viver ya pensaba en este decisivo duelo.

A la estela

Montenegro, campeona de Europa y subcampeona olímpica en 2012, ha sufrido lo mismo que España en cuanto al cambio generacional se refiere. Pero ahora, parece que las de Per Anders siguen la estela de las Viver y figuran como candidatas a esas siete plazas de preolímpico. Su principal baza, sus goleadoras.

Porque a diferencia de España, donde el juego coral está por encima de las individualidades, la selección montenegrina, basa sus resultados en dos jugadoras: Jovanka Radicevic Durdina Jaukovic. Entre ambas han marcado 46 tantos y han comandado a las suyas hasta este encuentro directo. Su presencia en la lista de máximas goleadoras del torneo no es una sorpresa. Como tampoco lo es que solo dos goles por detrás de Radicevic aparezca la
pantera Shandy Cabral. La lateral está siendo una de las mejores jugadoras de la selección y espera volver a repetir ante Montenegro.

Recambio para todo

La buena noticia es que las de Carlos Viver están confirmando que han llegado con buen fondo de armario. Si un día tira del carro Shandy, otro día lo hace Alicia Fernández. O Nerea Pena. Incluso las mas jóvenes están demostrando estar a la altura de las mejores. Y no hay nada como tener recambio para todo. Incluso en portería. Porque si las montenegrinas pueden sacar musculo desde la primera línea, España también lo puede hacer desde el cerrojo.

Silvia Navarro es la cuarta guardameta del torneo con más paradas. Y ya se sabe que en partidos ajustados, quien decide el resultado es la cancerbera con más acierto. Con ella bajo palos, Darly Zoqbi deteniendo 7 metros, y la ardua defensa que están demostrado las 'Guerreras', Montenegro va tener que hacer las cosas muy bien para llevarse las victoria ante las hispanas.