04 jun 2020

Ir a contenido

"EL PRIMER RESPONSABLE SOY YO"

Machín: "Necesitamos tíos de verdad, no podemos ir con pipiolos"

El técnico se irrita por el desastre del Espanyol y pide "mirarse a los ojos con los jugadores" para huir del descenso

"Soy un tio que ha venido aquí sabiendo que esto es muy jodido. Soy el último que me voy a tirar del barco", afirma

José María Expósito

Machín, en el duelo con Osasuna en Cornellà-El Prat.

Machín, en el duelo con Osasuna en Cornellà-El Prat. / GETTY

"Soy un tío que ha venido aquí sabiendo que esto es muy jodido. Soy el primer responsable". Pablo Machín, el entrenador del Espanyol, echaba fuego por la boca tras la derrota contra Osasuna (2-4), que deja a su equipo en una delicadísima situación. "Soy el último que me voy a tirar del barco", se apresuró a recordar antes de lanzar una durísima crítica hacia sus jugadores.

"Espero que sí haya tocado fondo el Espanyol. Así no se puede competir en Primera. Ahora mismo somos el segundo peor equipo, debemos demostrar lo que se presupone y ponerlo sobre el terreno de juego"; ha dicho Machín. "Necesitamos tíos de verdad, que sepan lo que es la Primera División. No podemos ir con pipiolos y dejando ventaja a los rivales. Todos nuestros rivales son futbolistas de verdad y nosotros debemos demostrarlo que lo somos", ha rogado el entrenador soriano.

"Cuando pierdes el orden da igual contra quien juegues, el Madrid, Osasuna o un recién llegado. Se lo hemos puesto fácil al rival, que con un jugador menos nos ha conseguido marcar dos goles", ha recordado Machín. "Nos hemos vuelto locos y hemos tirado todo por la borda. Todos debemos mirarnos internamente, quizá yo con los cambios no he sido capaz de transmitir cómo queríamos jugar", ha precisado.

"Si deben venir otros para salvar la mierda en que nos hemos metido nosotros sería de pocos hombres" (Machín)

Machín estaba indignado. "Quizá sea un error mío y lo asumo. Pero no soy yo quien está compitiendo hombre contra hombre. Soy el capitán del barco y asumo toda la responsabilidad. Estoy muy jodido, mucho, pero mañana hay que decírselo a la cara a los jugadores. Tenemos que decirnos las cosas mirándonos a los ojos porque debemos ser tíos".

Ni se fijó el técnico de Espanyol en el mercado de invierno. "Si nos exucsamos en el equipo dejamos de asumir rsponsabilidades individuales. Nuestro mercado de invierno deberían haber sido estos dos partidos en casa y sacar rendimiento. Si deben venir otros para salvar la mierda en que nos hemos metido nosotros sería de pocos hombres, poco responsables. Hay que sacar el orgullo. El fútbol es de los futbolistas, es de ellos. No solo se vive de la actitud sino de la capacidad que se supone que tenemos".