Ir a contenido

ESPANYOL-OSASUNA (2-4)

Un Espanyol sin pulso toca fondo y desata la ira de la grada

"Directiva dimisión", grita la afición perica después de la victoria de Osasuna, remontando y acabando con 10

José María Expósito

Pipa y Rubén García luchan un balón durante la primera mitad.

Pipa y Rubén García luchan un balón durante la primera mitad. / ALBERTO ESTÉVEZ (EFE)

Los gritos de "directiva dimisión" han atronado en un RCDE Stadium casi vacío en los últimos minutos de un partido que el Espanyol se ha dejado remontar por Osasuna (2-4) en un lamentable inicio de segunda parte. Ni jugando media hora contra 10 han sido capaces los blanquiazules de evitar otra vergonzosa derrota en casa. Que la salvación esté a solo cinco puntos es la mejor noticia para el equipo blanquiazul, que la semana que viene visita el Bernabéu y después recibe al Betis de Rubi. Este Espanyol no tiene pulso.

Tampoco los futbolistas se han librado de escuchar cánticos de "jugadores mercenarios" y de "esta camiseta no la merecéis" tras dejar escapar un resultado favorable desde que a los 20 minutos Marc Roca adelantó a los locales de penalti. El Espanyol salió dormido de los vestuarios y en tres minutos nefastos encajo dos goles, uno de ellos en un lamentable error de Bernardo. La expulsión de Roncaglia no evitó que los navarros fueran los que más se acercaran al gol, que obtuvieron por partida doble en el tramo final. Calleri, de chilena, firmó el 2-4 definitivo en el añadido, al que la afición respondió con una atronadora pitada.

Sin sorpresas en el once de Machín, más allá de la suplencia de Calleri, que aspiraba a la titularidad tras disputar unos minutos el jueves en Budapest, el Espanyol pareció salir al campo con un primer objetivo bien definido: no encajar en los primeros minutos. Lo logró, a costa de renunciar a cualquier alegría ofensiva durante el primer cuarto de hora y pese al susto del tanto del Chimy Ávila, el Kun Agüero rojillo, que remató a gol sin querer un balón que antes rebotó en Bernardo. El delantero estaba en posición de fuera de juego (m. 5).

El Espanyol se pasó 15 minutos sin prácticamente oler el balón, aunque Juan Pérez metió a los blanquiazules en el partido. El portero de Osasuna, que debutó en la Liga al resentirse Sergio Herrera en el calentamiento de unas molestias musculares, hizo un mal despeje ante la presión de Campuzano que acabó en nada pero delató los nervios del novel guardameta.

Marc Roca, 'pichichi' de penalti

El primer disparo entre palos del Espanyol llegó en un centro de Pedrosa que cabeceó Wu Lei aparentemente a las manos del portero. Nadie protestó nada, pero el VAR avisó a Melero López de que el balón dio en el brazo de Roncaglia. Marc Roca anotó el penalti y se convirtió en 'pichichi' de su equipo en solitario, con dos goles, ambos desde los 11 metros (m. 20).

La situación era novedosa para los blanquiazules: el rival no se había adelantado, por primera vez en esta Liga lucía un gol en su casillero en la primera media hora y los centrales no habían cometido ningún error de bulto. Lástima que todo fuera a cambiar en la segunda mitad. Cornellà coreó el nombre de Diego López tras un paradón a un trallazo del Chimy Ávila y el susto pareció decidir al Espanyol a intentar dormir el partido hasta el descanso, aunque en los minutos finales los dos pudieron marcar. Wu Lei, al contragolpe, ganó la línea de fondo y centró para la llegada de Pedrosa, que en carrera cabeceó alto cuando entre palos solo estaba un defensa (m. 42). Un minuto después, Roberto Torres disparó por segunda vez sin oposición desde la frontal y entre Diego López y el larguero evitaron lo que iba a ser un golazo (m. 43).

El Espanyol no entendió el aviso y salió dormido en la segunda mitad. En la primera jugada, Estupiñán, quizá el mejor lateral zurdo de la Liga en lo que va de temporada, puso un centro templado para la llegada de Rubén García, 'pichichi' osasunista, que ganó sin problemas en el salto a Pedrosa y cabeceó a la red (m. 46). Aún estaba el estadio encajando el golpe cuando Bernardo regaló el 1-2 a Ávila. El central colombiano cedió atrás a Diego López demasiado flojo y sin detectar la presencia del delantero, que consumó la remontada entres minutos (m. 49).

Expulsado Roncaglia

El equipo de Machín desperdició el resultado a favor y el empuje de la grada tras el 1-0. Apostó por conservar y en un plis plas se encontró con una situación totalmente inversa. La expulsión de Roncaglia, que vio la segunda amarilla, dio un halo de esperanza, y el Espanyol tuvo unos minutos, coincidiendo con la entrada de Calleri, en los que asedió el área navarra. Un paradón del hasta entonces desastroso Juan Pérez acabó con la fe perica. La grada se ponía nerviosa, los jugadores discutían entre sí y Machín se vio obligado a renunciar a los tres centrales.

Con Darder, Melendo, Wu Lei, Campuzano y Calleri sobre el césped, Osasuna, pese a jugar con uno menos, atacaba con más vigor que los locales, lo que lógicamente enojaba al respetable. Ävila no marcó el 1-3 porque David López se lanzo al suelo providencialmente (m. 70), pero Moncayola sí aprovechó un regalo de Darder para sentenciar (m. 84), y Torres puso la puntilla tras un penalti cometido sobre Ávila (m. 92). Calleri, de chilena, se estrenó como goleador en la última jornada del partido, en el que quizá haya sido el tanto más triste de su carrera, a tenor del volumen de la bronca que desató.

Espanyol, 2 - Osasuna, 4

Espanyol: Diego López (6); David López (5), Bernardo (3), Calero (4); Pipa (4), Víctor Sánchez (5), Marc Roca (4), Pedrosa (4); Wu Lei (6), Darder (4); Campuzano (4). 
Técnico: Pablo Machín (3). 
Cambios: Calleri (6) por Víctor Sánchez (m. 54); Melendo (4) por Calero (m. 63). Piatti (5) por Pedrosa (m. 68).
Osasuna: Juan Pérez (7); Nacho Vidal (5), David García (6), Roncaglia (4), Estupiñán (8); Roberto Torres (7), Brasanac (7), Oier (7), Rubén García (8); Chimy Ávila (9), Adrián (6).
Técnico: Jagoba Arrasate (7). 
Cambios: Navas (6) por Adrián (m. 55); Moncayola (8) por Nacho Vidal (m. 59).
Goles: 1-0, Marc Roca, de penalti por manos de Roncaglia (m. 20); 1-1, Rubén García, de cabeza (m. 46); 1-2, Ávila, tras un regalo de Bernardo (m. 49); 1-3, Moncayola, tras un error de Darder (m. 84); 1-4, Torres, de penalti (m. 92). 2-4, Calleri, de chilena (m. 93).
Árbitro: Melero López (7), andaluz. Tarjetas amarillas: Roncaglia (m. 19 y 52), Víctor Sánchez (m. 23), Rubén García (m. 80). Roja: Roncaglia (m. 52).
Estadio: RCDE Stadium (21.238 espectadores).

Temas: Osasuna Espanyol