Ir a contenido

EN LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE BURGOS

Comienza el juicio a exjugadores de la Arandina por agresión sexual a una menor

Los tres exfutbolistas se enfrentan a una petición de penas de 118 años de prisión

Imagen de la Audiencia Provincial de Burgos, donde se celebrará el juicio a los exjugadores de la Arandina

Imagen de la Audiencia Provincial de Burgos, donde se celebrará el juicio a los exjugadores de la Arandina / SANTI OTERO (EFE)

Los tres exjugadores de la Arandina Club de Fútbol acusados de agredir sexualmente a una joven de 16 años se sentarán desde este jueves en el banquillo de la Audiencia Provincial de Burgos, donde se enfrentarán a una petición de penas por parte de la Fiscalía que suman 118 años de prisión.

La Audiencia Provincial de Burgos ha decidido este miércoles mantener la celebración del juicio, a pesar del aplazamiento de la vista que habían solicitado las defensas. En sus escritos, los abogados pidieron fijar otra fecha para la vista ante la imposibilidad de comparecencia de varios testigos que consideran fundamentales. La Sala ha resuelto denegar la solicitud de aplazamiento porque la práctica de las pruebas periciales y testificales solicitadas podrán realizarse a lo largo de las sesiones programadas para la vista, que se desarrollará desde este jueves hasta el 27 de noviembre.

El presidente de la Sala que juzgará este caso ha decidido que la vista se desarrolle íntegramente a puerta cerrada para evitar el contacto entre la víctima y sus familiares con los encausados.

Contactos telefónicos

El Ministerio Público dirige su escrito de calificación provisional contra los procesados Carlos Cuadrado, Lucho, de 24 años; Víctor Rodríguez, Viti, de 22; y Raúl Calvo, de 19, todos ellos arrestados en diciembre de 2017 por hechos supuestamente ocurridos un mes antes.

La acusación pública considera que desde septiembre de 2017 los tres procesados mantenían contactos telefónicos y mediante redes sociales, sobre todo por WhatsApp, con una adolescente de 15 años a la que conocían con anterioridad y cuya edad sabían, con el fin de convencerla para mantener relaciones sexuales con ellos.

Al parecer fue el 24 de noviembre de 2017 cuando la menor acudió al domicilio de los tres encausados donde, después de una conversación, supuestamente fue obligada a mantener relaciones sexuales con todos ellos en el salón de la casa para, seguidamente, ser de nuevo obligada por uno de ellos, Raúl Calvo, a soportar otra relación sexual en un dormitorio de la vivienda, según sostiene la Fiscalía de Burgos.

Para el Ministerio Público, los hechos constituyen un delito contra la libertad sexual, un delito continuado de agresión sexual a menor de 16 años y otros dos delitos de agresión sexual, en ambos casos también a menor de 16 años.

Establece que los tres procesados son supuestos autores de un delito contra la libertad sexual, mientras que del delito continuado a menor de 16 años acusa a Raúl Calvo como autor y a los otros dos procesados como cooperadores necesarios, en relación con el delito cometido en el salón de la casa.

De uno de los delitos de agresión sexual considera autor a Carlos Cuadrado y cooperadores necesarios a los otros dos jóvenes, mientras que del otro delito con la misma tipificación establece como autor a Víctor Rodríguez y como cooperadores necesarios a los otros dos.

La Asociación Campoamor, presente

Así, para Raúl Calvo demanda 40 años de cárcel mientras que para los otros dos procesados reclama 39 años, además de prohibición de acercarse a la víctima, libertad vigilada -diez años para cada uno- y que los tres abonen de forma conjunta indemnizaciones de 50.000 euros por el daño moral causado.

Por su parte, las defensas de los tres procesados mantienen que no existió delito, lo que intentarán demostrar en la vista oral para pedir la libre absolución.

La Asociación Clara Campoamor, también personada en el caso, eleva hasta los 130 años y seis meses de prisión la petición conjunta, al pedir 43 años de cárcel para cada uno de los tres procesados, por tres delitos contra la libertad sexual, un delito continuado de agresión sexual y dos de agresión sexual, y otros tres como cooperadores de dicha agresión.

La acusación particular solicita 26 años y diez meses de internamiento para cada uno de los tres exjugadores de la Arandina por delitos de agresión sexual, para los que reclama 52 años de alejamiento de la víctima si bien no exige ningún tipo de indemnización.

Además, pide 20 meses para cada uno de los tres acusados por un delito contra la libertad sexual de la menor, 15 años para Raúl Calvo por un delito continuado de agresión sexual y otros 15 años de cárcel para los otros dos procesados por agresión sexual.