Ir a contenido

POLÉMICO RELEVO

Rubiales anuncia la vuelta de Luis Enrique y carga contra Robert Moreno

El presidente de la federación acusa al ya exseleccionador de precipitar la decisión con su renuncia prematura

"No veo un fallo en la forma de actuar de la Federación", argumenta el dirigente, quien dice que el asturiano "regresa a su lugar de trabajo"

Alejandro García

Luis Enrique vuelve a la selección, como ha explicado Luis Rubiales, presidente de la Federación Española, en conferencia de prensa. / SANTIAGO FERRERO / REUTERS / VÍDEO: EUROPA PRESS

Después de la espantada de Robert Moreno el lunes tras el partido de la selección española frente a Rumanía, el presidente de la Federación, Luis Rubiales, se ha puesto ante la prensa para hacer oficial la vuelta de Luis Enrique al cargo de seleccionador (hasta el Mundial de Catar 2022) y, a la vez, para culpar al ausente Moreno de precipitar la decisión y de provocar el terremoto con el que se ha intentado solucionar el entuerto. “No veo un fallo en la forma de actuar de la Federación”, llegó a decir Rubiales en medio de su alegato, salpicado de insignias auto impuestas de rigor y transparencia, con menciones constantes al trágico problema personal de Luis Enrique para poner en valor su papel.

El presidente de la Federación dirigió todo su discurso a reiterar la condición de provisionalidad que le quitó a Robert Moreno con un nombramiento por todo lo alto como seleccionador y, ante la posibilidad de que el regreso de Luis Enrique fuera una realidad, Rubiales ha deslizado un problema personal entre los dos como el motivo del distanciamiento que ha provocado el caos.“Ni lo sé, ni me compete. Las situaciones entre Luis Enrique y su cuerpo técnico las tendrá que responder él”, resumió.

“Hoy podemos confirmar que Luis Enrique regresa a su puesto de trabajo”, oficializó Rubiales antes de entrar en la materia polémica: “Es importante que conozcáis la verdad”, empezó, antes de cargar contra Robert Moreno: “Le exigió a Molina saber lo que pensaba la dirección deportiva, se le comunicó que valoraríamos la vuelta de Luis Enrique y ayer, día de partido, recibimos un mensaje en el que decía que quería acordar su salida para no ser un impedimento la vuelta de Luis Enrique la misma mañana de partido”, relató Rubiales en una larga comparecencia antes de aceptar todas las preguntas que los periodistas fueron capaces de hacer.

Entre la multitud de mensajes de Rubiales, quedan cosas por dilucidar. La situación en la zona mixta del Wanda Metropolitano, tras golear a Rumanía (5-0) fue más dramática que otra cosa, mientras se filtra desde varios sectores que el gran problema es el deterioro de la relación entre Robert Moreno y Luis Enrique. Lo que debía ser una transición natural y satisfactoria, con la carga de alegría de recuperar al titular del puesto, se convirtió en un trago amargo que vuelve a sacudir a la Federación con otra gestión cuestionable y una imagen inconcebible de desinformación y desconcierto, sin una declaración pública tras un partido oficial.

Decisión sorprendente

En su exposición, Rubiales aseguró que la primera vez que se enteraron de que Luis Enrique podría pensar en volver a entrenar fue a través de Robert Moreno y, añadió, que la decisión de no seguir de Moreno les pilló por sorpresa. “La posibilidad de valorar el regreso de Luis Enrique ha hecho que Robert no quiera seguir; a partir de ahí teníamos un problema y la solución era llamar a Luis Enrique”, aseguró el presidente Rubiales. 

Desde la RFEF confirmaron que hubo una reunión en Zaragoza, el 31 de octubre, en la que Luis Enrique mostró su disponibilidad a volver y, en otros muchos momentos, Rubiales reiteró que las puertas siempre han estado abiertas para el asturiano a la vez que culpaba a Robert Moreno por asumir una decisión (la del cambio de técnico) que, según él, aún no habían tomado. “Si estamos aquí hoy es porque Robert Moreno nos transmitió que no iba a seguir, eso ha precipitado mi llamada a Luis Enrique”, intentó cuadrar la historia el líder de la RFEF.

Rubiales habló en una sala de prensa abarrotada como nunca antes, con cada sitio ocupado y con cámaras buscando un plano decente entre las escaleras, entre miembros de la junta directiva de la federación que aguantaron estoicamente más de una hora y media mientras su presidente cargaba la responsabilidad de todo el lío a Robert Moreno. “Hemos sido coherentes y respetuosos con todo el mundo. Lo que ha cambiado es la exigencia de Robert de saber ya el domingo lo que íbamos a plantear”, sentenció el máximo mandatario federativo.  “Él decidió dar un paso al lado y no me dio demasiadas explicaciones”, apostilló el director deportivo de la Federación, José Francisco Molina, en una de sus contadas intervenciones, supeditado a las explicaciones de su jefe.

Traumático adiós

Todo parecía dispuesto para que no pasara, pero la etapa de Robert en la selección terminó de forma abrupta, con el que aún era seleccionador dando esquinazo a los medios de comunicación tras el final de un partido, un día después de haber asegurado que tenía plena confianza en Rubiales y en Molina, antes de no acudir a una reunión con ellos este martes para finiquitar su contrato: “Ha mandado a sus abogados”, reveló Rubiales, que no se atrevió a discernir entre despido o renuncia para definir la situación de Moreno. 

Antes de recibir a Rumanía, todos sabían que la vuelta de Luis Enrique era inminente menos el primer interesado. “Un 10”, respondió Moreno sin titubeos, la última vez que habló de su futuro como seleccionador, a la una cuestión sobre cuántas posibilidades, del 1 al 10, tenía de continuar; también dijo que quería completar un ciclo de euro y mundial en medio del discurso de un técnico asentado. Días antes, en Cádiz tras ganar a Malta, Rubiales había desatado la tormenta en una demostración de que él maneja la información y los tiempos. “Lo que no podía hacer era mentir”, reconoció Rubiales.“La marcha es una decisión de Moreno ante la posibilidad de que valoraramos la vuelta de Luis Enrique. Somos los primeros sorprendidos de que se marche”, amplió.

Así hemos retransmitido en directo la comparecencia de Rubiales y Molina.

13:43

Rubiales "Viniendo [a la Federación] he hablado con Luis Enrique y lo único me ha pedido es que él quiere contestar a las preguntas sobre su 'staff'. Entiendo la preocupación pero no me toca responder. Considerábamos que [Moreno] siguiera [como segundo] pero el mensaje es claro...". 

13:27

Rubiales: "No nos arrepentimos [de haber ofrecido a Moreno el cargo]. Teníamos dos motivos: seguir el proyecto de Luis Enrique y suavizar la vuelta de Luis Enrique en cualquier momento. Si luego quien ha ocupado el banquillo ha decidido, el día que jugábamos un partido, comunicar que quería resolver su contrato, pues hemos tenido que actuar".  

13:24

Rubiales: "Podemos no compartir la forma de actuar [de Moreno] pero tenemos que respetarla. Su desempeño ha sido muy bueno".

13:23

Rubiales: "Luis Enrique nos pidió en su día que le diéramos a Robert Moreno toda la fuerza y el apoyo por si él no podía volver. Ahora Luis Enrique vuelve a su puesto de trabajo. Hoy Robert Moreno es un entrenador conocido que no va a poder seguir al frente de la selección por el compromiso que teníamos con Luis Enrique y que él conocía. Hemos sido justísimos con él. Si él decide comunicar que se marcha el día que tenemos un partido internacional y luego no comparece, eso deberá explicarlo él".

13:18

Molina: "Una de las razones para contar con Robert Moreno fue continuar con el proyecto de Luis Enrique, porque tenían una idea muy parecida. Ahora Luis Enrique le seguirá dando continuidad al proyecto. El juego de la selección va a ser muy parecido". 

13:11

Rubiales: "Nosotros valoramos mucho el trabajo de Robert, pero el líder del proyecto era Luis Enrique. Si él no hubiera querido volver, teníamos plena confianza en Robert".  

13:07

Rubiales: "Hablé anoche con los jugadores. Los capitanes siempre han respetado quiénes tienen que tomar las decisiones. Cuando recibieron las explicaciones quedaron satisfechos y agradecidos. Ellos son conscientes de lo que ha ocurrido y saben que tenemos que tomar decisiones". 

13:05

Rubiales: "La vuelta de Luis Enrique debe ser un día de fiesta". El presidente de la Federación insiste por cuarta vez en que las relaciones personales entre Luis Enrique y Robert Moreno quedan fuera de su ámbito de actuación. Y de su comprensión. 

13:02

El pasado viernes, Molina afirmó que Robert Moreno se iba a sentar en el banquillo durante la Eurocopa. Rubiales explica que ese día no se había hablado aún con Luis Enrique y que por eso "el seleccionador seguía siendo Moreno, si no pasaba nada".  

12:57

Rubiales: "Si estamos aquí es porque ha sucedido algo diferente a lo que teníamos planeado. Y es que Robert Moreno nos dijo ayer que no quería seguir en el cargo. Habíamos pactado con él reunirnos esta mañana a las diez, pero al final no ha venido. Han venido dos abogados. Yo ya he hablado con dos capitanes y les he dado una explicación. Nos hubiera gustado que las cosas fueran de otra manera, pero no ha sido cosa nuestra".

12:53

Rubiales: "Cuando presentamos a Robert Moreno, no presentamos a un entrenador provisional. Presentamos al seleccionador que iba a ir a la Eurocopa, salvo que Luis Enrique quisiera volver".

12:49

Molina: "El seleccionador que nosotros queríamos para este proyecto era Luis Enrique. Tuvo que abandonar el cargo por las razones que todos sabéis. Más allá de que estuviéramos encantados con el trabajo de Moreno, debíamos valorar la vuelta de Luis Enrique".

12:48

Empieza el turno de preguntas. ¿Continuará Robert Moreno como segundo? Rubiales: "Las situaciones personales y profesionales entre Luis Enrique y su 'staff' las tendrá que contestar Luis Enrique".

12:46

Rubiales: "Siempre hemos actuado con rigor, coherencia y lealtad. Lo que ha cambiado los tiempos fue la exigencia, el domingo pasado, de Moreno de querer saber ya cuál iba a ser su futuro. Luis Enrique es el líder de este proyecto. Le queremos desear una feliz vuelta a su puesto de trabajo". 

12:43

Rubiales: "Ayer llamé a Luis Enrique, le comenté lo que nos había dicho Moreno y le pregunté si quería volver a la selección. Y él respondió que sí". 

12:41

Rubiales: "Antes del domingo, nadie de la Federación había hablado con Luis Enrique de volver. Ni con él ni con ningún otro. Fue Moreno quien pidió salir para no impedir la vuelta de Luis Enrique".

12:37

Rubiales: "Molina y yo nos enteramos por Robert Moreno que Luis Enrique quería volver a entrenar."

12:36

Luis Rubiales: "Desde la muerte de su hija he hablado con Luis Enrique en tres ocasiones. El 29 de agosto, para darle el pésame, a finales de octubre y ayer". 

12:35

Luis Rubiales: "A Moreno se le dejó claro que cuando Luis Enrique quisiera volver, volvería".

12:34

Luis Rubiales y José Francisco Molina aparecen en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva de Las Rozas.

12:28

En sus 18 meses en el cargo, Rubiales ha tenido ya cuatro seleccionadores: Julen Lopetegui, Fernando Hierro, Luis Enrique y Robert Moreno.

12:21

Rubiales siempre consideró que la etapa de Robert Moreno al frente de la selección tenía carácter interino, y tenía previsto anunciar su relevo cuando finalizara la fase de clasificación para la Eurocopa. Sin embargo, todo se precipitó cuando después del partido frente a Malta, con la clasificación ya en el bolsillo, el presidente de la Federación respondió con evasivas a una pregunta sobre la continuidad de Moreno.

12:13

Dentro de unos minutos, Luis Rubiales y José Francisco Molina anunciarán la decisión de la Federación de relevar en el cargo de seleccionador a Robert Moreno, que se hizo cargo del combinado español después de que Luis Enrique renunciara para poder estar cerca de su hija Xana, que falleció hace poco más de dos meses tras una larga enfermedad. A siete meses de la Eurocopa, en la que España partirá como cabeza de serie, Rubiales apuesta por el regreso del técnico asturiano al banquillo

Cargar más