Ir a contenido

LA CRISIS DE 'LA ROJA'

"Robert no ha venido"

El ya exseleccionador se cansa de la actitud de Rubiales y da un portazo en vez de un paso al lado

El inesperado desencuentro con Luis Enrique es el gran misterio a resolver de este caso

Marcos López

Robert Moreno, en una rueda de prensa de la selección española.

Robert Moreno, en una rueda de prensa de la selección española. / AFP / CRISTINA QUICLER

Tenía que ser un paso al lado. Pero acabó siendo un portazo. Se cansó Robert Moreno del ruido que generaba su futuro y antes de que lo terminaran echando de su puesto, que ahora supo que sí era realmente provisional, envió un mensaje a Luis Rubiales, el presidente de la Federación. Un mensaje para precipitar una crisis en la selección, una más, al tiempo que alimentaba el misterio sobre sus divergencias con Luis Enrique. Antes, amigos; ¿ahora, ….?

Tenía una cita el extécnico a las 10 de la mañana con Molina en la sede federativa, pero no acudió

Nadie sabe, o al menos, nadie ha explicado lo que ha ocurrido en los últimos meses para que el segundo entrenador de Lucho en el Barça B, Roma, Celta y Barça (una historia de amor de 11 largos e inolvidables años) haya vivido tal desencuentro. Y tan grande es que ni tan siquiera acudió a la cita que le había planteado José Francisco Molina, el director deportivo de la federación.

Quería Rubiales un cambio suave, ordenado, tranquilo y que se recuperaran las jerarquías anteriores al drama familiar de Luis Enrique y se ha topado con otro terremoto, similar incluso al que se vivió con el despido de Lopetegui, apenas 48 horas antes de que empezara el Mundial de Rusia-2018.

"Robert decidió no comparecer en la federación. Y llegaron dos abogados que fueron bien recibidos" (Rubiales)

"Robert no ha venido a la Federación", afirmó Rubiales destapando así la verdadera dimensión de la crisis. Tenía el ya exseleccionador una reunión con Molina. Pero ni se presentó. ¿Para qué?, debió pensar el técnico de L’Hospitalet. No acudió Moreno, pero sí, como dijo el presidente de la Federación "llegaron dos abogados que han sido bien recibidos, como siempre pasa en esta casa" para encontrar una salida legal a un enorme problema deportivo y mediático. "Fue Robert quien decidió no comparecer", argumentó Rubiales antes de detallar una de las grandes incógnitas de este caso.

Cruyff, Rexach, Guardiola, Tito...


"No estamos aquí para mediar entre las relaciones profesionales y personales entre el cuerpo técnico", aseguró el dirigente federativo. Esa es la verdadera clave. ¿Qué ha pasado realmente entre Luis Enrique Robert Moreno? ¿Por qué se ha quebrado esa relación de confianza y amistad tejida con paciencia durante casi una década? ¿Quién rompió antes? ¿Cual fue la auténtica causa del divorcio?

¿Qué ha pasado entre Robert y Luis Enrique? ¿Quién rompió antes? ¿Por qué? ¿Cual fue la causa? Enigmas sin resolver aún

Preguntas todas ellas sin respuesta alguna porque tanto Luis Enrique, que no ha ofrecido mensaje alguno tras su retorno a la selección, como Moreno, que aguarda al desenlace legal del lío, han escogido la vía del silencio.  Resulta inevitable recurrir a precedentes del siglo pasado (Cruyff y Rexach) o del actual (Guardiola Tito Vilanova), siempre teniendo el Barça como elemento común.

Ahora ha sucedido con la selección española y en apenas cinco meses, prueba del complejo y casi siempre irresoluble caso de sucesión cuando  el ayudante se convierte en jefe. Y, sea por la razón que sea, el jefe se enfada con quien había sido su más fiel ayudante hasta terminar renegando uno del otro.

"Las cuestiones entre Luis Enrique y Robert Moreno son cuestiones en las que Molina y yo no podemos entrar" (Rubiales) 


"Las cuestiones entre Luis Enrique y Robert Moreno son cuestiones en las que Molina y yo no podemos entrar", dijo Rubiales, mientras suena Unzué, exentrenador del Girona, como nuevo segundo del asturiano. " Luis Enrique tendrá que decidir sobre su staff. Él decide sobre su equipo, eso es una regla sagrada en el fútbol que no vamos a romper", añadió el presidente. "No es lo mismo Luis Enrique de entrenador que Robert Moreno de entrenador", sentenció Molina. Y nada es tampoco lo mismo para Robert y Luis. Algo se quebró.