Ir a contenido

polémica sede

Críticas por la elección de Arabia como sede de la Supercopa

La mayoría de medios muestran el desacuerdo con la decisión de Rubiales y consideran que la competición no debería trasladarse al país saudí por la constante vulneración de derechos humanos

El Periódico

Jóvenes saudís con la abaya en Riad.

Jóvenes saudís con la abaya en Riad. / REUTERS / FAISAL AL NASSER

La mayoría de la prensa española ha criticado la designación de Arabia Saudí como nueva sede de la Supercopa de España por parte de la RFEF. Los rotativos consideran que Luis Rubiales se ha equivocado al aceptar la suma de 120 millones de euros por tres años para que se juegue la competición en el país saudí hasta el 2022. La vulneración constante de derechos humanos, como la poca libertad de prensa, o la tutelación de los hombres hacia las mujeres, entre otros problemas, abren el dilema de si es ético que se dispute una competición española en un país que no destaca por su carácter democrático.

'El País', por ejemplo, recoge una entrevista al ministro de deportes Abdulazzi Bin Turkin donde explica que será un gran evento para su país y que espera que las mujeres españolas compren entradas y disfruten del espectáculo futbolístico. Bin Turkin hace hincapié en el deporte como herramienta para cambiar la situación del país y que las mujeres ya pueden acceder a los estadios tranquilamente. El mismo diario sí menciona a Amnistía Internacional como organización que se opone rotundamente a que se juegue la Supercopa en Arabia Saudí.

'La Vanguardia', por su parte,  expresa que la federación española "se ha vendido por 120 millones" y que la designación no es adecuada ni para aligerar el calendario, y que por encima de todo se está blanqueando el régimen de Arabia Saudí. No aprueban a que sea el dinero el principal motivo de que se dispute el torneo en un país sin espíritu demócrata.

Luis Rubiales en el sorteo de la Supercopa de España 2020 /KIKO HUESCA (EFE)

En contraposición, 'La Razón' tan solo menciona brevemente la preocupación de Amnistía Internacional de llevar la Supercopa a Arabia pero a su vez incluye las palabras de Bin Turkin sobre que las mujeres pueden acceder a los estadios de fútbol desde ya hace unos años.

Duras críticas al régimen saudí

'El Mundo' se ha mostrado muy crítico con Rubiales. En sus páginas exponen que el país saudí es de los más segregados por sexo del mundo y explican de la existencia de un tutor masculino para las mujeres. A pesar de las mejorías económicas, el país asiático sigue sin abrirse a las derechos humanos.