Ir a contenido

LIVERPOOL - CITY (3-1)

El Liverpool desborda al City y vuela hacia la Premier

El equipo de Klopp aprovecha su fulgurante inicio y ya saca nueve puntos de ventaja al actual campeón

Guardiola se queja de dos penaltis no señalados y termina el partido dándole "muchas gracias" al colegiado

Enric Gil

Salah cabecea el 2-0 del Liverpool al City en Anfield.

Salah cabecea el 2-0 del Liverpool al City en Anfield. / EFE / PETER POWELL

El Liverpool es imbatible en Anfield. Al galope, sigue los latidos de una grada que marca un ritmo marcial y que reacciona a cada jugada, a cada detalle. Es el equipo más en forma de Inglaterra, probablemente de Europa, y la victoria contra el Manchester City (3-1) le da una ventaja a la cabeza de la liga de 8 puntos respecto al Leicester, segundo, y lo mantiene sin perder en Liga después de 12 jornadas. Un golpe duro para los de Guardiola que caen a la cuarta posición justo antes del parón de selecciones. Y se quedan a nueve puntos del Liverpool.

Una aura de clásico acompaña ya los choques entre el Liverpool y el City, en un contraste de filosofías futbolísticas, un placer para el espectador. Fue una noche de tensión, un encuentro frenético en el césped de Anfield que hipnotizó y propulsó el equipo de Klopp, que no podría haber pedido más entrega. Solo la no intervención del VAR en dos potenciales manos de Alexander-Arnold dentro del área ensombreció un encuentro que podría haber ido muy diferente.

Decidieron las capacidades atléticas de los 'Reds' al contragolpe, desbordando en estampida, como unos animales hambrientos de gol, incontenibles para el exazulgrana Claudio Bravo y una defensa del Manchester City que echó de menos a los lesionados Laporte Ederson. No hubo nombres propios en dos equipos que juegan de memoria. Todos fueron importantes.

Fabinho rompe la red

A los 5 minutos el Liverpool ya había anotado un gol. Los de Klopp penalizan las distracciones en Anfield y después de unas potenciales manos de Alexander-Arnold, se lanzaron al ataque y Fabinho rompió la red con un zapatazo brutal desde más de 30 metros. El brasileño fue una pieza clave en el esquema, muy acertado en defensa y oxigenando la salida del balón. Era el primer disparo a portería.

Se mantuvo de pie el equipo de Guardiola, impasible al gol, seguro de su juego y buen conocedor de los "momentums" del Liverpool en casa. Se acercó al empate a través de las jugadas de estrategia, pero en la segunda llegada de los "Reds", al minuto 12, apareció Mohamed Salah para volver a marcar y hacer explotar de júbilo la grada. Volvió a sorprender el VAR, que no revisó la acción ante un posible fuera de juego del egipcio.

Guardiola, furioso con el árbitro

Remontar dos goles a un equipo como el Liverpool es muy difícil, pero hacerlo en Anfield es ya una quimera. El City, lejos de bajar los brazos, siguió insistiendo. Cierto es que hacer lo contrario hubiera sido un suicidio, pero mereció un gol que no llegó. Antes del descanso el palo rechazó una remate de Angeliño, sorpresa en el once del City, y Bravo despejó bien dos otras llegadas feroces de los locales.

En el tiempo de descanso, se pudo ver Guardiola furioso, muy encima el cuarto árbitro por la no intervención del VAR. Sus palabras levantaron el equipo que salió con fuerzas renovadas. Pero Liverpool no tuvo piedad y en la primera que tuvo en la reanudación, al minuto 51, volvió a castigar. Recuperación y centro de Henderson y remate de Mané. Discutían Walker y Stones en defensa ante un tercer gol que dejaba el encuentro sentenciado.

No obstante, el Manchester City respondió y, con dignidad, buscó reducir diferencias. Cayó con la cabeza alta y lo intentó hasta el final, incluso poniendo el miedo al cuerpo a Anfield con el gol de Bernardo Silva a falta de 12 minutos. Saltó otra vez la polémica con unas visibles manos de Alexander-Arnold dentro del área, que tampoco consideró el colegiado, algo que hizo explotar Guardiola en el banquillo. Pocas veces se ha podido ver al de Santpedor tan indignado. La única buena noticia para el City es que la Premier solo está en la jornada 12.

Acabado el encuentro, Guardiola se acercó al árbitro y le dijo: "Gracias, muchas gracias". 

La ficha del Liverpool - Manchester City (3-1)

Liverpool: Alisson, Alexander-Arnold, Lovren, Van Dijk, Robertson, Fabinho, Wijnaldum, Henderson (Milner, min. 61),  Mané, Firmino (Oxlade-Chamberlain, min. 79), Salah (Joe Gomez, min. 87).

Manchester City: Bravo, Walker, Stones, Fernandino, Angeliño, Rodri, Gundogan, De Bruyne, Sterling, Agüero (Gabriel Jesús, min. 71), Bernardo Silva.

Goles: 1-0 Fabinho (min. 6), 2-0 Salah (min.12), 3-0 Mané (min. 51), 3-1 Bernardo Silva (min. 78).

Tarjetas amarillas: Rodri (min. 65)