Ir a contenido

EJEMPLO DE SUPERACIÓN

Alex Roca, no hay obstáculo que lo detenga

El atleta con parálisis cerebral explica cómo su afán de superación que le ha llevado a superar la durísima Titan Desert

Ha publicado el libro 'El límite te lo pones tú', donde recomienda romper las barreras de nuestras limitaciones

Arnau Carballo

Alex Roca sufrió a los seis años una parálisis cerebral que le supone una discapacidad fisica del 76%. Aún así, sigue cumpliendo sus objetivos. Ahora acaba de publicar el libro ’El límite te lo pones tú’. / JORDI COTRINA

Alex Roca (Barcelona, 1991) sufrió a los seis meses de vida un herpes en el cerebro que le provocó una parálisis cerebral y una discapacidad física del 76% de su cuerpo. Unos meses atrás completó el mayor reto de su vida y ha demostrado que cuando se quiere se puede. 'El límite te lo pones tú' es el libro donde se recogen sus experiencias tanto en el deporte como en la vida.

Alex camina, conduce, estudia, vive con su pareja y unos meses atrás completó la Titan Desert (competición de ciclismo de montaña por etapas en Marruecos) en un tándem de bicicleta junto a su amigo Héctor Rodríguez, siendo el único participante con parálisis cerebral que ha terminado esta carrera. Su pasión por el deporte le ha hecho participar en cuatro triatlones, una acuatlón, competir en la Pilgrim Race o participar dos años consecutivos en la Titan Desert entre otras pruebas. 

Alex ha estudiado un ciclo superior de integración social y ha trabajado como contable

La idea de escribir 'El límite te lo pones tú' surgió cuando la editorial Penguin Random House se interesó por su historia. En su libro, Alex expresa su amor y dedicación por el deporte. “A mí me gusta practicar deporte porque pienso que los valores que se transmiten son los que yo quiero transferir a los demás”, explica mediante un lenguaje adaptado de signos que lo traduce con palabras su pareja Mari Carme.

Su gran desafío

Este año volvió a repetir la experiencia de la Titan Desert. En 2018 también estuvo pero sus problemas de hidratación le impidieron acabarla y fue uno de los momentos más duros de su vida.

Volvió para completarla un año después. Esta carrera fue la metáfora de su vida, ya que se enfrentó a siete u ocho horas de bicicleta diarias, y cada hora que pasaba en la carrera era un suplicio. No obstante, esta situación le hizo recordar todos los problemas y dificultades que tuvo que pasar como niño, adolescente y adulto. A todo esto, cada día se levantaba a las seis de la mañana para completar durante seis días, seis etapas diferentes. “El momento más feliz de mi experiencia en la Titan fue el quinto día. Ahí me di cuenta que ya lo tenía casi todo hecho. Si terminaba esa etapa pensaba que sería como volver a vivir mi adolescencia” explica.

Aparte de agradecer a todas las personas que estuvieron con él durante la carrera, Alex también se acordó de aquellos que le dijeron en un momento dado que no podría hacer ciertas cosas en la vida como tener pareja, estudiar, conducir o caminar.

"El primer paso para superar tus limitaciones es creer en uno mismo"

Alex Roca

Nuevos retos

En 2020 participará en la media maratón de Nueva York. Aunque también hay otro desafío que tienen mente, puesto que disputará la San Silvestre Vallecana del próximo 31 de diciembre. Alex reconoce que hace poco recibió un correo electrónico de una marca comercial para que rellenara un formulario y pudiese estar en los Juegos Paralímpicos. Por ahora, deja en el aire su hipotética participación.

"Correr es como la vida, cuando ves un objetivo tienes que ir a por él, y si caes tienes que levantarte."

Alex Roca

Marcas tan conocidas como Nike o Bwin le han patrocinado en sus distintas competiciones. “Por suerte, ahora hay marcas que no se focalizan tanto en deportistas de élite, sino que intentan dar visibilidad a cualquier persona que con un físico pueda ser deportista”, explica. 

Ha conocido a futbolistas como Rakitic o Dani Alves y Joan Laporta junto a Puyol estuvieron en la presentación de su libro

Importancia de las charlas

A parte de correr, también da charlas motivacionales, y en una de ellas conoció a su pareja, Mari Carme. En sus redes sociales recibe muchos mensajes de agradecimiento y le gustó especialmente conocer dos historias. Una chica con alcoholismo le hizo saber que intentaría dejar la bebida y que se pondría como objetivo participar en la Titan Desert. Como también recibió el mensaje de un chico con pensamientos suicidas que estaba pasándolo mal.

Su familia, sus amigos y su pareja son la base de su éxito. Sin su apoyo no sería quien es actualmente. Un apartado que menciona su libro es la posibilidad de tener hijos. “En el pasado no quería tener hijos. Ahora pienso distinto. Les podría transmitir unos valores muy interesantes y útiles, pero ahora estoy centrado en mis retos” relata.



 

Temas: Bicicletas