14 jul 2020

Ir a contenido

GRANADA-BETIS (1-0)

El Granada arrebata el liderato al Barça

Los andaluces derrotan al Betis en Los Cármenes y adelantan al equipo azulgrana aprovechando el aplazamiento del clásico

José María Expósito

Gonalons trata de arrebatar el balón a Fekir.

Gonalons trata de arrebatar el balón a Fekir. / PEPE TORRES (EFE)

Un gol de Echecopar al Murcia permitió al Granada entrenado por Joseíto ponerse líder de Primera División en la quinta jornada de la Liga 1973-74. Un tanto de Vadillo al Betis volvió a colocar ayer, 46 años después, al conjunto nazarí, dirigido por Diego Martínez, en lo más alto de la tabla. Con el clásico aplazado, el Barça dejó provisionalmente el liderato en manos del conjunto andaluz, que suma un punto más que los azulgranas, la Real Sociedad, el Atlético y el Sevilla y dos más que el Real Madrid (6º).

Apenas cinco meses después de celebrar el ascenso, el Granada se ve al frente de la Liga de las Estrellas tras un sensacional arranque de temporada en el que, por ejemplo, fue capaz de derrotar al Barça. Los Cármenes se sabía ayer ante una oportunidad histórica y no la desaprovechó ante un Betis que sigue sin levantar cabeza y no sale de los puestos de descenso.

"El secreto son los jugadores", asegura el técnico revelación del curso, que también celebra "la conexión con la afición". "Estamos disfrutando de este camino y la afición lo está disfrutando con nosotros", dijo antes de recordar quién son: "No olvidemos que el Granada es un recién ascendido que tiene que trabajar mucho en cada partido y ponerse muchos trajes durante el mismo para aspirar a ganar. Veinte puntos en 10 jornadas es una barbaridad, pero nos los hemos merecido y nos lo curramos mucho cada día para tenerlos". En la temporada de su último descenso (2016-17) el Granada sumó precisamente 20 puntos.

Rubi, en el disparadero

Vadillo ajustició a su exequipo con un tanto (m. 61) que deja en la cuerda floja a Rubi. El técnico catalán dejó de salida en el banquillo a pesos pesados como Bartra, Joaquín y Borja Iglesias, que salieron con el marcador ya en contra. Los largueros evitaron que Azeez anotara el 2-0 y que Canales empatara. "Creo que no ha sido mi último partido en el Betis, pero no es una cosa que decida Rubi", dijo el técnico.