02 jun 2020

Ir a contenido

acción solidaria

Nueva vida para los residuos del Everest

La organización nepalí 'Blue Waste to Value' trabaja para reconvertir los desechos de la montaña más alta del planeta en productos reciclados

El Periódico

Los deshechos del Everest son transladados en aviones a plantas de tratamiento de basura.

Los deshechos del Everest son transladados en aviones a plantas de tratamiento de basura. / AFP

Muchos productos tirados por montañistas en el Everest se transforman en objetos reciclados gracias a la acción de 'Blue Waste to Value'. La organización se encarga mediante excursiones al Everest de recoger los desechos como botellas, latas y equipaje de montaña que se encuentran en el monte para darles una nueva vida útil.

Los objetos que se reciclan provienen de la basura del Everesty estos vuelven a usarse como productos en hoteles, restaurantes y en casas. Según cuenta France Presse, cada vez hay más interés en poder adquirir los productos que provienen de los desechos del monte más importante del Nepal.

Lucha por el reciclaje

La basura que generamos son un problema a nivel ambiental, ya que cada vez se acumulan en más cantidad. Por esta razón y dado que el Everest es uno de los montes más importantes del mundo, 'Blue Waste to Value' se creó para luchar por el reciclaje.

El gobierno nepalí y grupos de montañistas implicados con el medio ambiente acordaron este año realizar limpiezas en el Everest en un periodo de seis semanas. Los voluntarios de recoger los desechos han tenido que escalar más de 8.000 metros. Los residuos fueron trasladados a centros de tratamiento de reciclaje en Katmandú.

Nabin Bikash Maharjan, presidente de la organización, afirma a France Presse que reciben cantidad de materiales como aluminio, plástico y acero entre otros.  

Medidas contra la basura

El gobierno nepalí instauró varias medidas para luchar contra los desechos depositados en el Everest. En el 2013, el Nepal implementó un depósito de 4.000 dólares por equipos de montañistas para que cada excursionista trajera ocho quilos de basura. No obstante, menos de la mitad volvían con sus productos desechados.

En agosto de 2019, la región del Everest anunció la prohibición de plástico de un solo uso para principios del 2020.