21 feb 2020

Ir a contenido

A POR LA TERCERA VICTORIA SEGUIDA

El Girona recibe al Elche con la zona de ascenso a tiro

Unzué espera "seguir evolucionando" tras solventar una delicada situación que le tuvo en la cuerda floja

El club catalán podrá contar con Stuani, que no viajó con Uruguay a cauda del juicio por el Zaragoza-Levante

Jordi Danés

Jonathan Soriano, en un entrenamiento del Girona.

Jonathan Soriano, en un entrenamiento del Girona. / @GIRONAFC

Dos victorias seguidas (Deportivo, 3-1 y Racing, 0-3) parecen haber devuelto la calma a Montilivi después que las aguas bajaran muy turbias tras haber encadenado en Huesca la cuarta derrota seguida lejos de casa. El Girona vuelve este sábado a su estadio (recibe al Elche a las 12 del mediodía) reforzado por los seis puntos y los seis goles a favor, y dispuesto a enlazar una tercera victoria que le aúpe a lo más alto. "Es hora de seguir evolucionando", apuntó el técnico, Juan Carlos Unzué, que parece haber salvado una situación delicada a nivel personal tras encontrarse la pasada semana en la cuerda floja.

El técnico ha introducido tres novedades en la lista, a la que vuelven Samu Saiz Maffeo tras lesión y Brian Oliván. Dos de los cambios han sido obligados por las bajas de Mojica (seleccionado con Colombia) y Jozabed (tres semanas KO). También se ha caído de la convocatoria Jordi Calavera junto a Ignasi Miquel (lesionado) y los ya clásicos descartes de José Aurelio Suárez, Sebas Coris y Santi Bueno.

Juicio favorable 

La mejor noticia para el Girona no ha sido una novedad, sino la confirmación de poder disponer de Cristhian Stuani, que en condiciones normales hubiese tenido que estar jugando con Uruguay. "Hemos tenido esta suerte entre comillas, aunque también es cierto que las bajas por compromisos internacionales, como la de Mojica, es algo que tenemos en cuenta cuando confeccionamos las plantillas", apuntó Unzué. El 'pichichi' del Girona (Stuani lleva siete goles en la liga) estará a disposición del míster 'gracias' al juicio del partido del 2011 entre el Levante y el Zaragoza, con el charrúa en las filas del cuadro azulgrana.

Unzué reconoció que no espera un partido fácil ante el Elche. "Quien piense que se encontrará un rival menos agresivo que el Deportivo o el Racing se equivoca. No tengo ninguna duda sobre como son los equipos de Pacheta, poderosos con balón y sin él".

Miedo a Ocón Arráiz

Otro de los temores del Girona es la designación de Ocón Arráiz, un árbitro que ya ha perjudicado claramente a los de Montilivi desde el VAR, en Albacete y en Huesca. "Tengo mucho respeto a los árbitros y sé lo difícil que es arbitrar porque cuando estaba de segundo me tocaba dirigir partidos de entrenamiento. Es cierto que los equipos somos muy egoístas y que solo tenemos interés en hablar de los árbitros cuando nos va mal. Y también se equivocan a favor. Espero un buen arbitraje", apuntó el técnico.