13 ago 2020

Ir a contenido

TÉCNICOS CUESTIONADOS

Banquillos calientes en la Premier

Tras el despido de Javi Gracia del Watford, corre también peligro ahora Marco Silva, el técnico del Everton

El United de Solskjaer firma el peor inicio de Liga en los últimos 30 años y envenena el ambiente de Old Trafford

Enric Gil

Solskjaer abandona St James Park tras perder con el Newcastle.

Solskjaer abandona St James Park tras perder con el Newcastle. / GETTY

El inicio ligero en Inglaterra cumple ya dos meses y los vaivenes de la competición dejan ya a algunos técnicos señalados. Javi Gracia fue por sorpresa el primer damnificado a principios de septiembre, a pesar de su última temporada notable en el Watford. Ahora, coincidiendo con el segundo parón de selecciones y con más jornadas disputadas, el crédito de algunos entrenadores comienza a agotarse.

El favorito para seguir los pasos de Gracia es Marco Silva del Everton, que ocupa puestos de descenso. El club de Merseyside era uno de los candidatos para hacerse un hueco entre los grandes después de una inversión significativa en el mercado de verano y habiendo adquirido jugadores importantes como Moise Kean y Alex Iwobi.

En cambio, los Toffees parecen ir a peor, han ganado solo dos de sus ocho partidos, los nuevos fichajes carecen de protagonismo y les falta mejorar de cara a gol. La afición de Goodison Park está perdiendo la paciencia e incluso han aparecido pintadas contra el técnico portugués.

Solskjaer ya es peor que Mou

Otro de los principales equipos de la Premier en crisis es el Manchester United, que ha firmado el peor inicio de sus últimos treinta años y está a sólo dos puntos del descenso. Ole Gunnar Solskjaer ya ha empeorado los números de Mourinho y, aunque recientemente ha sido respaldado por la directiva, un club de tales dimensiones y presupuesto no se puede permitir vivir permanentemente en la mediocridad.

En Old Trafford la crisis no tiene fin. La afición culpa a la directiva de anteponer las finanzas al fútbol

La afición de Old Trafford culpa la directiva de anteponer las finanzas al futbol y no le falta razón. El club carece aún de director deportivo y solo firmó tres jugadores en el mercado de verano, pese a las evidentes deficiencias de la temporada pasada. Solskjaer, una leyenda del club, es casi intocable entre los fanáticos red devils, pero una derrota dura contra el Liverpool volviendo del parón podría precipitar las cosas o, como mínimo, dejar al noruego en una posición muy delicada.

Ecos de final de ciclo en el Tottenham

A comienzos de temporada hubiera parecido una locura sugerir que Pochettino podría ser despedido en el Tottenham, después de llevarlo a su primera final de la Champions. Fichó bien en verano e incluso algunos lo colocaron candidato al título liguero, pero los Spurs han empezado mal y el argentino parece estar rodeado de un aura de negatividad.

Tras llevar al equipo a la pasada final de la Champions, Pochettino ha entrado en un agujero negro

Tampoco ha ayudado la situación contractual de varios jugadores clave, como Eriksen, que en su último año de contrato parecen estar más fuera que dentro. Después de las derrotas humillantes contra el Bayern y el Brighton y la eliminación de la Carabao Cup por un cuarta división, existe la sensación de que el equipo ha llegado al final de un ciclo. La pregunta es si el club seguirá confiando en Pochettino para el nuevo capítulo. De momento, mantiene el respaldo del presidente, Daniel Levy.

Otros que parecen estar en situaciones difíciles aunque quizás con menos presión a corto plazo son Steve Bruce, el técnico del Newcastle; Ralph Hasenhuttl, del Southampton, y el recién llegado Quique Sánchez Flores en el Watford. Como muy tarde, parece razonable prever cambios en algún banquillo de la Premier después del tercer parón, a mediados de noviembre. Los resultados dictarán sentencia.