29 oct 2020

Ir a contenido

LA JORNADA DE LIGA

Un Espanyol sin rumbo cae ante el Valladolid y sigue en caída libre

La afición pide el despido de David Gallego tras la cuarta derrota en casa

Raúl Paniagua

Calleri controla un balón ante Salisu.

Calleri controla un balón ante Salisu. / EFE / ANDREU DALMAU

El amago de reacción de Vigo no se confirmó en casa y el Espanyol sufrió la cuarta derrota en Cornellà en un ambiente de crispación que amenaza con llevarse por delante al técnico David Gallego. El Valladolid siguió el camino del Sevilla, Granada y Real Sociedad para afianzar a los pericos como peor equipo de la Liga en casa (0-2). Cero puntos de 12. Ese penoso registro ha causado un incendio de consecuencias impresivibles con el técnico en el punto de mira.

El cuadro perico afronta una semana con una doble cita fuera de casa, que puede ser la última vida para el entrenador: el CSKA de Moscú, el jueves en la Europa League, y el Mallorca, el domingo nuevamente al mediodía en Palma. Luego llegará un nuevo parón de selecciones que daría un margen para meditar cualquier decisión. Si por la afición fuera no habría dudas. En el estadio y en las redes sociales el sentimiento de los aficionados parece claro: quieren fuera a Gallego.

Equipo angustiado

La bronca final de este domingo con la grada pidiendo la dimisión del técnico refleja a la perfección la tensión que se vive en el Espanyol. En apenas mes y medio de Liga el equipo ha firmado el peor inicio en casa de su historia y la mente se traslada al 2012, cuando el conjunto de Mauricio Pochettino empezó sumando un punto de 18. El argentino resistió en el cargo hasta noviembre.

El Valladolid encontró en Cornellà su mejor medicina. Llevaba cinco jornadas sin ganar y se fue con un subidón. Todo lo contrario que su rival, que vive angustiado. Al más mínimo golpe se hunde sin remedio. Ni siquiera con un comienzo esperanzador, como el protagonizado este demingo, pudo levantarse el equipo catalán.

Penalti dudoso

Su buen fútbol del primer cuarto de hora no se concretó en goles y acabó llegando la debacleCalleri topó con el poste, Masip detuvo el cabezazo de Vargas y el punta argentino volvió a rematar demasiado alto. Contra esa ineficacia poco puede hacer el técnico.

Ese brillante inicio dio paso al apagónDiego López protagonizó un minuto de gloria con paradones en un tiro de Villa y un cabezazo de Kiko Olivas en una jugada que concluyó con un dudoso penalti de Víctor Sánchez sobre Plano. Demasiado castigo para tan leve contacto, pero no hubo marcha atrás y Míchel aprovechó la pena máxima (m. 25).

Expulsión de Calero

Tocaba remar de nuevo. Otra vez a remolque. El Espanyol volvió a tambalearse, los pitos aparecieron y el desastre se empezó a palpar. Lo peor estaba por llegar en una segunda parte con guion similar a la primera. Pedrosa, Darder y Calleri erraron sus ocasiones antes de la estocada definitiva. 

Calero se complicó la vida ante Guardiola y acabó expulsado en una acción desastrosa que se completó con un gol anulado por el VAR (m. 67). Con uno menos, sin ideas y tremendamente impreciso, el equipo de Gallego acabó encajando el 0-2 en pleno terremoto en las gradas. 

Espanyol, 0; Valladolid, 2

Espanyol: Diego López (6); Javi López (5), Naldo (4), Calero (2), Dídac (4); Víctor Sánchez (4), Marc Roca (5), Darder (5); Vargas (5), Calleri (4), Pedrosa (4). Entrenador: David Gallego (4). Cambios: Wu Lei (4) por Dídac (m. 64); David López (5) por Darder (m. 68); Piatti (sc) por Vargas (m. 74).

Valladolid: Masip (6); Moyano (5), Kiko Olivas (7), Salisu (6), Nacho (5); Plano (7), Míchel (7), San Emeterio (6), Toni Villa (6); Sandro (5), Guardiola (6). Entrenador: Sergio González (6). Cambios: Unal (6) por Sandro (m. 60); Joaquín (7) por Salisu (m. 63); Porro (sc) por Villa (m. 75).

Goles: 0-1 (m. 25), Míchel, de penalti cometido por Víctor Sánchez sobre Plano; 0-2 (m. 90), Plano, de fuerte disparo.

Árbitro: Cuadra Fernández (4), balear.

Tarjetas: Víctor Sánchez (m. 24), Javi López (m. 34).

Rojas: Calero (m. 65).

Estadio: RCDE Stadium

Espectadores: 20.911