Mundial de atletismo

Marta Galimany: "Las condiciones en que correremos asustan"

La maratoniana de Valls debuta en un Mundial bajo el calor y la humedad de Doha

Marta Galimany: "Las condiciones en que correremos asustan"

TWITTER / JORDI TODA

Se lee en minutos

Marta Galimany Guasch (Valls, Tarragona) figura como líder española del año en maratón gracias a los 2:30.15 acreditados el 7 de abril en Rotterdam. A sus 34 años, la atleta del FC Barcelona debuta el viernes en un Mundial contra un previsible muro de calor y humedad aunque se corra de noche y en Corniche, el paseo marítimo de siete kilómetros que circunda la bahía de Doha. La previsión indica 30 grados y un 75% de humedad  a la hora de la salida (22.59 en Barcelona). Para simular las difíciles condiciones del país del golfo Pérsico, Galimany  correteaba este verano de noches tropicales en el espigón del Port de Tarragona, siempre bajo la atenta mirada de su pareja y entrenador, Jordi Toda, y el control de los médicos del CAR de San Cugat.

¿Cómo afronta una maratoniana su primer Mundial?

Con muchas ganas, sabiendo que la preparación para la cita ha sido muy buena. En esta ocasión, a diferencia del campeonato de Europa de Berlín del año pasado, ya tengo más experiencia en el maratón y voy con más confianza y seguridad.

¿Barcelona y Rotterdam han sido claves para su debut mundialista?

Con mi entrenador planificamos la primera parte de la temporada con el objetivo de realizar una buena marca en el maratón de Rotterdam, al principio sin pensar en la mínima mundialista, pues la veíamos lejana. Antes, teníamos el primer “test” en la Mitja de Barcelona. Allí realicé mi marca personal en media maratón que me confirmaba que estaba en el buen camino. Seguimos con nuestra planificación y, antes de viajar a Holanda, decidimos ir en busca de la mínima [2 horas y 31 minutos]. En Rotterdam obtuvimos un resultado que nos costaba soñar unos meses antes. Y con mínima incluida.

¿Cómo ha preparado la competición sabiendo que uno de los peores adversarios será el calor?

Estuvimos en Doha en junio y pudimos comprobar de primera mano las condiciones con las que tendremos que correr. Es difícil explicar las sensaciones que se viven allí de temperatura y humedad, simplemente asusta. Una vez de vuelta, nos pusimos en manos de los médicos del CAR de Sant Cugat,  que se han volcado conmigo. Hemos hecho entrenos en calor y humedad, aprovechando las condiciones que tengo en Valls y Tarragona. También entrenos nocturnos debido al horario en el que está programado el maratón. He encontrado mi Corniche particular en el espigón del Port de Tarragona.

¿Cuál es su objetivo? ¿Afronta Doha como un test previo para Tokio 2020?

Mi objetivo es dar lo mejor de mí. Ya que en Doha será imposible conseguir una buena marca por las condiciones climáticas, nos centraremos en encontrar el ritmo de carrera adecuado para obtener el máximo rendimiento y la mejor posición posible. Para Tokio, primero tendremos que clasificarnos. Y el campeonato del mundo no ayuda, pues, como decía, allí no conseguiremos la marca mínima y nos acortará la preparación para afrontar un nuevo maratón antes de Tokio.

Rocío Ríos fue la primera española en correr una maratón de campeonato, en los Juegos de Atlanta-96. ¿Hay ahora más facilidades para que una mujer desarrolle su carrera deportiva en esta especialidad?

Desconozco las dificultades que tenía en su época. Actualmente no creo que haya muchas diferencias entre hombres y mujeres. Si se compara con otras especialidades del atletismo, el maratón tiene sus particularidades, como el hecho de que te lo juegas todo a un solo día, pues la preparación de maratón es larga y no se pueden competir muchos maratones al 100%.

¿Cómo ve el futuro del maratón femenino en Catalunya, España y a nivel europeo?

Estos últimos años son muchas las chicas que se están animando a dar el salto al maratón, tanto en Catalunya como en España. Esta competencia nos hace mejorar a todas. Creo que ahora el nivel del maratón femenino está en un buen momento y con buenas expectativas de futuro. A nivel europeo, el nivel es muy alto, pero estoy segura de que poco a poco iremos recortando las diferencias.

¿Por qué existe tanta diferencia entre las africanas y el resto de maratonianas?

Dejando de lado que la poseedora del récord del mundo es la inglesa Paula Radcliffe, con una marca que hoy queda lejos para todas las demás [2h15’25”], sí es cierto que el dominio africano es indiscutible, tanto en hombres como en mujeres. Yo opino que, más que por genética, es el estilo de vida y las oportunidades que les da el atletismo en esos países.

¿Qué le aporta un club como el FCB, el único de los grandes del fútbol que apuesta por el atletismo?

Pertenecer al FCB es un orgullo para mí. Es un club reconocido mundialmente y eso se nota cuando compites tanto en casa como en el extranjero.

Te puede interesar

Su entrenador, Jordi Toda, es también su pareja. ¿Qué es lo que más une y lo que a veces puede separar en los entrenos?

Para nosotros es un proyecto común, es vivir la vida que queremos vivir, disfrutando del camino y del día a día, consiguiendo cosas que hace tiempo nos costaba imaginar, al menos a mí. Ninguna persona me conoce tan bien como él, sabe lo que necesito en cada momento. Y, lo siento, no puedo decir nada negativo, ¡no se me ocurre! Vivir el deporte en pareja nos une todavía más.

Temas

Atletismo