Ir a contenido

La jornada de Liga

El Madrid gana en Sevilla (0-1) y se pone colíder

Un gol de Benzema da la victoria al equipo del cuestionado Zidane en un partido muy disputado

Rafael Tapounet

El Madrid gana en Sevilla (0-1) y se pone colíder

AP / MIGUEL MORENATTI (AP)

El fútbol es, a menudo, inexplicable. Llegaba el Real Madrid al Sánchez Pizjuán con la etiqueta de equipo en crisis, una plantilla cuestionada por su falta de compromiso dirigida por un técnico en la cuerda floja que se había pasado los últimos días leyendo en la prensa especulaciones sobre su posible sustituto. Pues bien, Zinedine Zidane y los suyos abandonaron Sevilla convertidos en colíderes del campeonato liguero (empatan a 11 puntos con el Athletic de Bilbao) y ya aventajan en cuatro al FC Barcelona. Y todo tras una victoria por la mínima (0-1) en un campo tradicionalmente maldito y en un partido en el que los jugadores madridistas no brillaron tanto por su talento individual como por su rigor táctico, su derroche físico y su esfuerzo solidario. El mundo al revés.

Después de la estrepitosa derrota ante el PSG, Zidane dijo haber detectado falta de intensidad en el equipo, así que, para corregirlo, decidió alinear en el Sánchez Pizjuán al mismo once de París con la única novedad de Sergio Ramos, que otra cosa tal vez no, pero intenso lo es un rato (no hay más que echarle una ojeada a la docuserie de Amazon Prime para constatarlo). Y con (casi) los mismo futbolistas que deambularon por el Parque de los Príncipes, el Madrid ofreció una cara totalmente distinta, desplegando desde el primer minuto una eficaz presión sobre la salida de pelota del Sevilla que dejó a los de Lopetegui sin apenas capacidad de maniobra.

Claro que el plan de los locales también pasaba por un trabajo defensivo intenso por todo el campo, de manera que en la primera mitad ambos equipos se neutralizaron en un vigoroso duelo táctico que brindó un partido rico en alternativas pero miserable en ocasiones. De hecho, solo hubo dos en los primeros 45 minutos, y ambas fueron para el Real Madrid, que convirtió dos robos en el campo rival en otras tantas oportunidades, con Bale (minuto 34) y Carvajal (minuto 38) en situaciones de uno contra uno con Vaclik, que supo responder con solvencia.  

Salta el corsé

El encuentro se empezó a descoser en los primeros minutos de la reanudación y la aparición sobre el césped del bullicioso Óliver Torres en sustitución de un Mudo Vázquez sin mucho que decir contribuyó de manera decisiva a romper el corsé impuesto por las pizarras. Pero fue en provecho del Madrid, que se manejó mejor en esa ida y vuelta y que, en una fulgurante incorporación de Carvajal por la banda derecha, se encontró con un centro delicioso del lateral que Benzema, quién si no, convirtió en el quinto gol de su cuenta particular con un remate de cabeza que pilló a Vaclik a contrapié.

Corría el minuto 64 y el Madrid se vio con el marcador a favor justo en el momento en que el esfuerzo físico empezaba a abrir grietas en los planteamientos de ambos equipos. Empujado por la necesidad, el Sevilla aparcó las cautelas y se lanzó a un intento algo desesperado por encontrar la igualada, pero topó una y otra vez con el generoso despliegue defensivo de los visitantes, con Casimiro barriendo todo lo que le caía cerca, Ramos patrullando el área y el francés Mendy cerrando su banda con cuatro candados. Ni siquiera estuvieron cerca los locales, que dejaron sin estrenar los guantes de Courtois y solo dispararon entre los tres palos en un gol bien anulado al Chicharito Hernández por fuera de juego en el minuto 87.

Temas: Real Madrid