30 sep 2020

Ir a contenido

vuelve la champions

Alcácer: "En el Dortmund he vuelto a disfrutar del fútbol"

El delantero valenciano explica a EL PERIÓDICO el adiós al Barça y la adaptación al club alemán, donde se ha convertido en uno de los goleadores más prolíficos de Europa

Carles Planas Bou

Alcácer celebra el gol que marcó al Bayern Múnich.

Alcácer celebra el gol que marcó al Bayern Múnich. / AFP / PATRIK STOLLARZ

Otro partido y otro gol. Cuando el 28 de agosto del año pasado Paco Alcácer fue cedido del Barça al Borussia de Dortmund pocos esperaban que, casi de la noche a la mañana, desplegase su espectacular juego ofensivo con tanta firmeza y seguridad. “Cuando depositan tanta confianza en ti eso hace que juegues muy diferente”, explica el delantero valenciano en una charla telefónica con este diario.

Alcácer tardó poco en convertirse en la revelación de la Bundesliga. En su primer año en el campeonato alemán se quedó a tan solo tres puntos de destronar al campeón, el todopoderoso Bayern de Múnich, y fue el tercer máximo anotador, solo superado por Robert Lewandowski y Luka Jovic. Sin embargo, con 16 goles en 21 partidos, se convirtió en el cañonero más eficaz de la liga con 0,76 goles por encuentro, los mejores registros del país.

Esta temporada las cosas no han cambiado. Con cinco tantos en los cuatro partidos que ha disputado hasta ahora, Alcácer es de nuevo el segundo goleador del campeonato y está liderando al Borussia de Dortmund a la segunda posición, a tan solo un punto del RB Leipzig. Con otros tres goles con la selección española, Paco ha marcado en todos los partidos que ha jugado.

Adaptación a Alemania

Aunque al ser traspasado al Dortmund se enfrentaba por primera vez a la adaptación a un país desconocido, el futbolista mantiene su actitud trabajadora y sin aspavientos también fuera del terreno de juego. “El idioma es duro”, explica. “No hablas nada de alemán ni prácticamente de inglés, pero he terminado aprendiendo bastante”.

A pesar de su resiliencia, el prolífico delantero de Torrent (Valencia) reconoce que con este viaje profesional es normal “echar de menos estar en casa y con la familia”. Aunque también asegura que la comida alemana no es comparable a la española, Alcácer, de 26 años, supura profesionalidad y repite una frase como un mantra: “Hay que adaptarse”.

Paco Alcácer celebra un gol en su etapa azulgrana / josep lago (AFP)

Espíritu currante

Tras unos años complicados en Barcelona, donde quedó relegado al banquillo al competir con el trío formado por Leo MessiLuis Suárez y Neymar, el futbolista ha vivido su llegada a Dortmund como una oportunidad para “reivindicarse” y “volver a disfrutar del fútbol”. “Cuando los que mandan no confían en ti es normal que tu también desconfíes”, lamenta. Ahora, él forma parte de uno de los tridentes más peligrosos y con más proyección del fútbol europeo junto a Marco Reus y Jadon Sancho.

El ambiente en el Signal Iduna Park, el campo de batalla de los negriamarillos, también ha contribuido a ese renacer futbolístico de Alcácer. “Aquí se vive el fútbol como una pasión”, asegura. “Todos los partidos el estadio está a tope y los aficionados lo viven mucho. Se nota que es muy diferente”.

Tras dejar el Valencia entre críticas y el Barça, este todoterreno sigue ahora enfocado en su progresión sin hacer caso de lo que se dice de él. “La presión mediática no me interesa”, explica. “Siempre hay quien habla más de lo que debería, pero nos toca aguantar muchas palabras y lo que nos toca hacer como futbolistas es seguir trabajador”.

Fiel a ese espíritu de currante incansable, Paco Alcácer se prepara ahora para enfrentarse a los barcelonistas en el que será el primer partido de la fase de grupos de la Champions League. El Barça hará bien en temer a su excompañero.