29 mar 2020

Ir a contenido

DESAPARECIDA DESDE EL 23 de AGOSTO

La familia de Blanca Fernández Ochoa se aferra a la hipótesis del accidente

La esquiadora fue vista en un supermercado comprando víveres el sábado 24, cuando pudo dejar, supuestamente, aparcado su coche en un sendero

Los analistas de la Policía no han hallado rastros de violencia ni mensajes de la medallista olímpica en el coche

Juan José Fernández

Blanca Fernández Ochoa.

Blanca Fernández Ochoa. / Archivo

La familia de Blanca Fernández Ochoa, que lleva una semana desaparecida, no maneja más hipótesis que la de un accidente durante una marcha de senderismo. De hecho, les refuerza esa teoría la información que les ha llegado de que la esquiadora fue vista el sábado 24 de agosto en un supermercado comprando víveres, y que incluso habría imágenes de cámaras de seguridad que lo certifican. [Sigue las últimas noticias de Blanca Fernández Ochoa en directo.]

"O sea, llevaba alimentos para vivaquear", aventura el cuñado de Blanca, Adrián Frederighi, convertido en improvisado portavoz de la familia. Los Fernández Ochoa mantienen la esperanza. Frederighi ha salido al paso de los rumores sobre un supuesto agravamiento del estado de ánimo de la medallista olímpica: "Blanca estaba bien, con proyectos, y volcada en una sobrina suya, mi hija, que tiene una minusvalía".

El alpinista César Pérez de Tudela, que colabora con el dispositivo de búsqueda en la sierra madrileña del Guadarrama, ha remarcado que Blanca "está en muy buena forma física, pese a su edad". La esquiadora tiene 56 años, y no ha dejado de hacer deporte.

A la familia no le parece del todo extraño que Blanca Fernández Ochoa no llevara el móvil encima. Ha salido otras veces, según sus parientes, de senderismo y sin llevar el móvil encima. Les parece además significativo que se haya llevado dos bastones de marcha alpina.

Sin signos de violencia

La Policía Nacional no ha hallado ningún indicio de "violencia" en el coche de la exesquiadora olímpica desaparecida desde el pasado 23 de agosto. El vehículo fue localizado en un aparcamiento para senderistas del municipio de la sierra madrileña de Cercedilla. La deportista solía ir a caminar por esa zona, donde grupos de familiares y vecinos han sido llamados a hacer batidas desde este lunes, además del conjunto de profesionales que se ha desplegado.

Así lo ha detallado el jefe del operativo policial de búsqueda, Pedro Herranz, para señalar que el vehículo llevaba días aparcado en la zona y lo encontró este domingo por la mañana Luis Fernández Ochoa, hermano de la esquiadora. "No creemos que pueda ser una desaparición de riesgo o algo forzado", ha señalado Herranz, sino que la exesquiadora se habría movido por la zona de forma "voluntaria". Una de las tesis que se manejan es que la medallista pudiera haberse desorientado durante una ruta de senderismo.

Este domingo por la tarde se ha habilitado un dispositivo policial de unas 50 personas, solo compuesto por profesionales, que incluye tres helicópteros policiales y de bomberos y varias unidades caninas. Dos perros de la Policía Nacional y otros dos de la Guardia Civil con sus guías caninos expertos en busca de personas se han adentrado en el bosque de Majavilán, en Cercedilla. Miembros de la Policía, Guardia Civil, Cruz Roja, Proteccion Civil y de la empresa pública Tragsa han establecido cerca del lugar donde se ha encontrado el coche una improvisada base de operaciones.

Son cuatro tiendas de campaña en las que los mandos del operativo se reunieron para, según fuentes policiales, entre otras medidas establecer la extensión de la zona de búsqueda. De momento, se trata de una amplísima área de montaña de la Sierra del Guadarrama, de bosque de pinos cerrado, cerca de unas populares piscinas de la localidad.

El vehículo, un Mercedes clase A negro, estaba con los pestillos cerrados en el aparcamiento. Apareció correctamente aparcado en una zona de estacionamiento para senderistas en el paraje de Majavilán de las Dehesas. 

Solía irse sola a caminar

Fernández Ochoa le dijo a su hija,, Olivia Fresneda, antes de desaparecer que se iba al norte de España unos días a hacer senderismo, pero dejó su teléfono móvil en casa. Según han informado a Efe fuentes cercanas a Fernández Ochoa, la exesquiadora comunicó a su hija, que estaba pasando unos días en Murcia, que se marchaba unos cuatro días a caminar, cosa que hacía en solitario de vez en cuando, y que igual se iba a hacer el camino de Santiago.

Cogió así su coche el pasado día 23 de agosto y se marchó. Fue la hija de la esquiadora quien denunció su desaparición ante la Guardia Civil de Las Rozas, donde reside Fernández Ochoa, y el instituto armado trasladó la investigación de la desaparición a la Policía Nacional.

Búsqueda de la ex-esquiadora Blanca Fernández Ochoa.

Ha habido un momento de la búsqueda en la que la Guardia Civil parecía haber encontrado alguna pista, cuando ha hallado unas colillas en el monte. Los agentes han preguntado a la familia, y esta ha certificado a los guardias que Blanca hace tiempo que no fuma. 

Convocatoria a los vecinos

Los hijos de la esquiadora y otros miembros de la familia han viajado a Cercedilla y han dado las gracias al operativo de búsqueda

"Estamos esperanzados, pero asustados", ha dicho el alcalde de la localidad, Luis Miguel Peña, al salir de la base de establecida en Las Dehesas. El alcalde ha convocado formalmente a la ciudadanía para colaborar este lunes a partir de las nueve en la búsqueda. "Es una zona muy abrupta, y de bosque muy cerrado, difícil para ver desde los medios aéreos", ha dicho.

El montañero Pérez de Tudela ha descrito la zona como muy intrincada: "Buscar aquí es como buscar una aguja en un pajar. Una búsqueda puede durar semanas".

"No hay nada raro"

Como su hija se había marchado a Murcia, Fernández Ochoa estaba pasando unos días en casa de su hermana en Aravaca (Madrid)El cuñado de la deportista, Adrian Federighi, ha afirmado este domingo que la deportista desaparecida atravesaba "un buen momento" en los últimos días y "no hay nada raro para sospechar nada". 

Federighi ha hecho estas declaraciones después de que la medallista olímpica de taekwondo Coral Bistuer, amiga de la esquiadora, asegurara en una entrevista en la Cope que Fernández Ochoa, con la que habló por vez última en marzo, "estaba pasando una época un tanto complicada y estaba siendo atendida por varios especialistas".

"Lo que ha sido es una salida voluntaria y planificada. Otra cosa es qué haya podido pasar", ha dicho. La familia, según el cuñado, mantiene la esperanza, "pero son ya muchos días", dice inquieto el cuñado de la medallista. 

En el lugar donde la Policía y organismos de emergencias buscan a la esquiadora, Federighi ha asegurado a los periodistas que "no es verdad que tuviera un mal momento". "Podrá tener problemas como todo el mundo, pero ahora estaba en buen momento, con los hijos volcados con ella", ha declarado.

Ha dicho también estar seguro "al cien por ciento" de que está en la montaña de Cercedilla, que con seguridad "no está acompañada" por ninguna persona y que "la única hipótesis es que haya sufrido un accidente de montaña". 

Salidas anteriores sin móvil 

Hacia las siete de la tarde, solo uno de los hermanos de Blanca, Juan Manuel Fernández Ochoa, permanecía en el monte buscando. Otros dos hermanos, José Luis y Dolores, bajaron tras una jornada de infructuosa búsqueda. Y con "cero novedad", ha dicho preocupado el cuñado de la medallista olímpica.

La Policía difundió este sábado su desaparición con la matrícula de su coche, 0213CKD, que lleva una camiseta con la bandera de Canadá en el asiento del conductor. La Policía incluye en su mensaje los teléfonos 608367251 y el 091 para recibir posible información al respecto.

Fernández Ochoa fue la primera mujer española en conseguir una medalla olímpica; nació en Madrid el 22 de abril de 1963 y tiene dos hijos: Olivia, jugadora de rugby, y David.