Ir a contenido

ASALTO A TOKIO 2020

Carolina Marín, preparada para volver a la competición

Fernando Rivas, el preparador de la campeona olímpica, ve "muy poco margen de error" para que sea cabeza de serie en los Juegos Olímpicos del año que viene

Andrea López-Tomàs

Carolina Marín atiende a los medios en Huelva tras su entrenamiento. 

Carolina Marín atiende a los medios en Huelva tras su entrenamiento.  / EFE / JULIÁN PÉREZ

La reincorporación de Carolina Marín tras estar siete meses lesionada empieza bajo presión. El técnico de la vigente campeona olímpica de bádminton, Fernado Rivas, cree que Marín tiene "una situación crítica y muy poco margen de error" para ser cabeza de serie en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. A dos semanas de volver a competir, la onubense de 26 años se prepara con el objetivo de sumar puntos para el ránking mundial y así, pasar el corte de clasificación olímpica el próximo mayo. Después tendrá hasta julio de 2020 para pelear por ser cabeza de serie en Tokio. 

Según su entrenador, Marín tiene que tener "mucho acierto en los torneos" y llegar lejos con tal de sumar puntos. Esta obligación impuesta por las actuales circunstancias, por lo tanto, les obligará a no tener "una planificación al uso" como han tenido "hasta ahora" cuando sabían "exactamente a qué torneo" iban a asistir. "Si alguno no nos sale bien, tenemos que ir compensando con otros", ha dicho Rivas. Su técnico espera que no tengan que "rectificar demasiado porque se va a hacer muy duro a la hora de entrenar fuera de casa, que nunca es lo mejor."

La deportista espera volver a la competición siendo "diferente y mejor" y su preparador coincide con ella. "Volverá a más nivel del que tenía antes aunque no se decir cuándo, pero el objetivo es que vuelva a un nivel mejor", ha insistido Rivas. Precisamente ha querido destacar las mejoras de las favoritas del Mundial: "se han mostrado muy fuertes, han dado un paso adelante en el nivel, en el ataque y la dureza del juego". "Para que Marín vuelva a ganar tendrá que estar a un mejor nivel del que estaba antes y mejor de lo que están las otras", ha concluido. 

Entrenamientos bajo presión

Sobre sus entrenamientos, Rivas ha reconocido que la rodilla de Marín está respondiendo "bastante bien" a las situaciones de "máxima presión" a las que la somete como "prueba final para saber que está a punto para volver o no". "Son situaciones en las que recibe mucha presión en zonas de defensa, sobre todo en rectificado, que es por la zona donde se lesionó y es donde la pierna soporta muchas desaceleraciones", ha relatado Rivas, "sería un poco arriesgado volver a la competición sin haber trabajado eso con seguridad".

La tricampeona mundial y tetracampeona europea reaparecerá dentro de dos semanas en el torneo de Vietnam. Marín ha reconocido a la prensa tener "buenas sensaciones" pero ha aclarado que "hasta que no compita" no podrá saber exactamente en qué nivel se encuentro. Después del Máster 100 de Vietnam, competirá en el Máster 1000 de China y en el 500 de Corea. La onubense ha confesado que los Juegos de Tokio son "el principal objetivo" desde que se lesionó y su "motivación para intentar volver cuanto antes".

"Estoy muy contenta con las sensaciones que me voy encontrando en los entrenamientos", ha subrayado Marín. "Esta lesión de rodilla me ha hecho aprender muchas cosas", ya que ha dispuesto de tiempo para dedicarse "a mucha parte técnica que no podía mejorar por falta de tiempo con los torneos durante todo el año".