14 ago 2020

Ir a contenido

ACOSO VIRTUAL

Alarma por el racismo en la Premier tras los insultos a Pogba

Tres jugadores han sido insultados durante la última semana por fallar penaltis y sus clubs salen en defensa de sus futbolistas con "condenas categóricas"

Andrea López-Tomàs

Pogba, en el momento de errar el penalti.

Pogba, en el momento de errar el penalti. / AFP

Otro episodio racista en la Premier League. Esta vez el protagonista ha sido el jugador del Manchester United, Paul Pogba. ¿El motivo? El jugador francés falló un penalti contra el Wolverhampton Wanderers este lunes que podría haber dado la victoria al conjunto de Ole Gunnar Solskjaer. Las redes sociales no le han dado un respiro al futbolista que durante todo el verano, ha expresado su intención de dejar el club.

Minuto 69 en el Molineux Stadium. El árbitro pita penalti a favor del United. Con un 1-1 en el marcador, Pogba se enfrenta al guardameta de los wolves, Rui Patricio. El portugués le supera. Pogba deja escapar la victoria para el Manchester United y la conquista temporal del primer puesto en la Premier. En pleno clima de crispación entre el jugador y sus seguidores, los hinchas han estallado contra el francés.

“Matad a ese jodido gorila” o “mierda sucia” son algunos de los insultos que han circulado por Twitter tras el penalti fallido. La mayoría de los tweets han sido eliminados y las cuentas que los publicaron, suspendidas. Pero esta es una realidad que sigue ocurriendo en los estadios de fútbol para muchos jugadores que cuando cometen un error futbolístico, no sólo se ataca a sus cualidades deportivas, sino también a su color de piel u orígenes.

Demasiados antecedentes

Esta misma semana han sido tres los episodios racistas que han tenido lugar durante encuentros de la liga inglesa. También por fallar un penalti, esta vez, el definitivo en la tanda de la Supercopa de Europa ante el Liverpool, el delantero del Chelsea, Tammy Abraham, fue lapidado en las redes sociales. Su entrenador, Frank Lampard, condenó los ataques y deslizó que las compañías dueñas de estas redes sociales deberían hacer algo para evitar que los jugadores sufran estas lamentables situaciones.

A su vez, el delantero del Reading, el marfileño Yakou Meite, fue víctima de acoso virtual con matiz racista tras fallar un penalti este fin de semana frente al Cardiff. Su club salió en su defensa: “no daremos oxígeno a los comentarios racistas que recibió en redes sociales”. Y concluyeron orgullosos: “tenemos a Meite, Yakou Meite”.

También el Manchester United ha querido estar al lado de Pogba tras el acoso. “Todos en el club estamos disgustados por los insultos racistas contra el francés  y los condenamos categóricamente", ha compartido. "Las personas que han expresado estas opiniones no representan los valores de nuestro gran club y es alentador ver que la gran mayoría de nuestros seguidores también lo condenan en las redes sociales", ha reiterado el United.

Lejos del Madrid

Su compañero de equipo, Marcus Rashford, quiso ofrecerle su apoyo con un mensaje en las redes sociales. "El United es una familia. Pogba es una parte enorme de esta familia. Si ustedes le atacan, nos atacan a todos", ha defendido al delantero de las amenazas de muerte.

Esta no es la primera vez que Pogba es víctima de insultos racistas y tal vez este sea otro motivo para que el francés siga presionando para su salida del United. Igual que lo está haciendo Neymar con el PSG y fue castigado por los fans con abucheos y rechazo por su deseo de marcharse del club parisino, los red devils no parecen estar muy contentos con las negociaciones de Pogba con otros clubes para dejar la Premier.

Zinedine Zidane lleva meses rondando al francés y lo quiere lo más pronto posible antes del cierre del mercado español el próximo 2 de septiembre. Mientras Florentino Pérez sigue de cerca el culebrón Neymar, el entrenador merengue presiona para que venga su compatriota. El problema es el mismo: el United no quiere dejarlo ir por menos de 160 millones de euros ya que no cuenta con un sustituto del mismo nivel y el mercado inglés ya está cerrado. Pero en el Real Madrid no están dispuestos a pagar tanto por un jugador que no es de los mejores del mundo.