Ir a contenido

ENTRENAMIENTO EN SOLITARIO

El aislamiento de Neymar lo acerca al Barça

Otro gesto del PSG pone de manifiesto la ruptura con el brasileño y su inminente salida

Andrea López-Tomàs

Neymar durante un entrenamiento con el PSG. 

Neymar durante un entrenamiento con el PSG.  / EFE / CHRISTOPHE PETIT

El idilio entre Neymar y el PSG llega a su inevitable fin. Tras semanas de gestos de rechazo entre ambas partes, finalmente el equipo parisino ha optado por apartar al jugador del entrenamiento y que trabaje en solitario hasta que se aclare tu futuro. El brasileño ha dejado muy claro que no quiere volver a jugar más con el PSG, por lo que el club retiró el pasado lunes todas las imágenes de Neymar de su tienda oficial. Este último castigo parece ser el paso necesario para consumar el divorcio

El culebrón del verano ofrece día a día nuevos episodios. Este miércoles Esporte Interactivo ha informado de que Neymar se estrenaba en solitario y seguirá apartado del grupo hasta que deje París. España es su destino pero su corazón (o su cuenta bancaria) se divide entre la Barcelona que fue su hogar o la cosmopolita capital madrileña. 

Precisamente este martes un equipo del club blaugrana integrado por el directivo Javier Bordas y el secretario técnico Eric Abidal, viajó a París como parte de la ofensiva para recuperar a Neymar. En la capital francesa se reunieron con el director deportivo del PSG, Leonardo y contaron la presencia del intermediario André Cury. La cumbre no fue muy exitosa pero parece que el brasileño cada vez se aleja también de Madrid. 

Divorcio insalvable

Hace dos años que Neymar dejó el Barça por la friolera cifra de 222 millones. Ante la magnitud de su precio, el PSG no quiere dejarlo ir así como así pero tras un verano de desgaste y repudios al crack por parte de los hinchas del club parisino, Ney solo quiere marcharse. Y el club de Nasser Al-Khelaïfi sabe que esa opción es la mejor porque esta ruptura ya es insalvable. 

Aunque al principio del verano el Barça no planteaba su vuelta como una prioridad, con este acercamiento parece que hay un cambio de estrategia. Tal vez motivado por el no tan repentino interés del Real Madrid, con Florentino Pérez liderando la ofensiva. 

No hubo acuerdo en París. Como ya se esperaba. El PSG exige 100 millones de euros más Coutinho y Semedo. Mientras que al Barça no le supone ningún problema deshacerse del fichaje más caro de su historia, el laso es instransferible y pide retrasar el pago. La junta de Bartomeu ya ha invertido 255 millones en fichajes con 146 de ingresos en ventas así que no va muy sobrado de efectivo para apoquinar al PSG. El Barça ha ofrecido a otros jugadores, entre los que suena el nombre de Rakitic, y pide retrasar un año el pago mediante una opción de compra obligatoria. 

Hasta septiembre

El viaje a París es una señal pública para transmitir a Neymar que están dispuestos a negociar por él. Por otro lado, el Real Madrid y el PSG aún no han entrado en negociaciones así que los de Bartomeu llevan ventaja. Ahora, es el turno de Neymar para seguir presionando a su club y que le dejen ir. 

Todos los implicados en la operación tienen hasta el 2 de septiembre cuando se cierra el mercado de fichajes tanto en Francia como en España. Parecía que habría un siguiente acercamiento entre los clubes en Liverpool con motivo de la reunión de la ECA donde estaba prevista la asistencia de Josep Maria Bartomeu y su homólogo Al-Khelaïfi, pero finalmente el presidente azulgrana no asistirá. 

Temas: Fichajes Neymar