Ir a contenido

Supercopa de Europa

Adrián se erige en el héroe inesperado del Liverpool

El equipo de Jurgen Klopp se impuso en los penaltis (5-4) ante el Chelsea en la Supercopa

Alejandro García

Los jugadores del Liverpool celebran el triunfo en la tanda de penaltis.

Los jugadores del Liverpool celebran el triunfo en la tanda de penaltis. / X03655

Adrián San Miguel, que hace una semana estaba sin equipo, se erigió en el héroe del Liverpool en la tanda de penaltis de la Supercopa de Europa, con la parada decisiva, después de un partido lleno de sufrimiento. 

La superioridad previa con la que partía el Liverpool pareció hacerse manifiesta en los primeros minutos, con llegadas peligrosas de Mane y Salah. El Chelsea, aún convaleciente después del 4-0 en contra con el que inició la Premier League, en el debut de Lampard en el banquillo, eligió empezar a proteger sus dominios. Ahí empezó a destacar Kante, excelso todo el partido.

El enérgico Pedro Rodríguez impulsó a un Chelsea que, a partir del cuarto de hora, se olvidó de a quién tenía enfrente, fue creciendo en el partido y acechó la portería de Adrián hasta que el canario estrelló en el larguero un potente lanzamiento. El equipo londinense empezó a combinar con velocidad en el último tercio de campo y a presionar al Liverpool, cada vez más incómodo en la noche de Estambul, que solo encontraba peligro en el balón parado. 

Los peores momentos del Liverpool

El equipo de Klopp estaba pasando sus peores minutos, Pedro generó otra gran ocasión para Kovacic, abortada por Adrián, pero ningún red pudo evitar el gol de Giroud poco después de la media hora. Volvió a ser Kante el que clarificó la jugada para el Chelsea, desbordó a la medular rival y cedió a Pulisic, recién llegado desde el Borussia Dortmund, que encontró una asistencia maravillosa para que el francés definiera de tiro cruzado. 

El gol le hizo daño a los de Klopp, noqueados ante el vendaval blue que mantuvo en alza Pulisic, con otro gol, bien anulado por fuera de juego en el origen de la jugada. Fueron los mejores minutos de los de Lampard, pero llegó el descanso, Klopp introdujo en el campo a Roberto Firmino y recolocó todo en su posición. 

Empate de Mane

Solo con eso, el Liverpool empató, aún sin merecerlo, en una jugada que parecía neutralizada, con un centro frontal en segunda jugada que Firmino acarició para habilitar a Mane, ante la impotencia de Kepa, para hacer el gol de la igualada.

El equipo de Klopp intentó desplegar toda su intensidad, pero no le llegó el fuelle para ampliarlo más allá de unos minutos. Superado el impacto, el Chelsea retomó el pulso del juego, el partido se igualó y las ocasiones cayeron en un impás, entre el cansancio y la tensión.

Llegaron los cambios de Lampard (Mount y Abraham) y, acto seguido, aconteció una doble parada antológica de Kepa Arrizabalaga, una demostración de reflejos, para evitar el gol del Liverpool. 

Se echó encima el final del partido sin que los de Klopp hubieran hecho méritos para ganar, el Chelsea, por contra, volvió a experimentar una mejoría, con otro gol anulado incluido, por fuera de juego del talentoso Mason Mount.

Intercambio de golpes

La prórroga fue un intercambio de golpes, arreón a arreón, entre el entusiasmo del Chelsea y la calidad del Liverpool. Volvió a aparecer Mane para decantar el equilibrio inerte en el que se había sumido el partido. El senegalés combinó con un gran Firmino, el mejor amigo de todos, y remató a Kepa con un disparo inapelable. El Chelsea empató, con un magistral lanzamiento de Jorginho tras un penalti controvertido de Adrián sobre Abraham.

El equipo de Lampard exhibió más frescura en campo rival, Mount, Abraham y Pedro tuvieron ocasiones para decantar el partido, pero la Supercopa estaba abocada a decidirse desde el punto de penalti.

Fue la primera vez en la historia que arbitró una mujer un partido de alto nivel masculino, la francesa Stéphanie Frappart completó una impecable actuación.

En una tanda plena de aciertos, el andaluz Adrián San Miguel detuvo el quinto lanzamiento del Chelsea, ejecutado por Abraham, para darle otro título al Liverpool de Klopp.

Ficha del Partido:

LIVERPOOL         2 (5)

CHELSEA              2 (4)

Liverpool: Adrián San Miguel (7); Joe Gomez (5), Matip (7), Van Dijk (6), Robertson (5); Milner (5), Fabinho (4), Henderson (5); Salah (6), Mane (7), Oxlade-Chamberlain (3). Técnico: Jurgen Klopp (5). Cambios: Firmino (8) por Oxlade-Chamberlain (m. 45), Wijnaldum (5) por Milner (m. 64), Alexander-Arnold (5) por Robertson (m. 90), Origi (6) por Mané (m. 102).

Chelsea: Arrizabalaga (8); Azpilicueta (5), Christensen (5), Zouma (6), Emerson (6); Kante (8), Jorginho (6), Kovacic (5); Pedro (7), Giroud (6), Pulisic (6). Técnico: Frank Lampard Jr (7). Cambios: Abraham (7) por Giroud (m. 73), Mount (7) por Pulisic (m. 73), Tomori (5) por Christensen (m. 84), Barkley (6) por Kovacic (m. 101).

Goles: 0-1 (m. 36) Giroud define con un disparo cruzado tras un pase de Pulisic. 1-1 (m. 47) Mane remacha sobre la línea tras un toque de Firmino a un centro. 2-1 (m. 94) Mane remata en el interior del área un centro lateral raso. 2-2 (m. 100) Jorginho de penalti.

Árbitro: Stéphanie Frappart (7), francesa. 

Tarjetas: Azpilicueta (m. 78), Henderson (m. 84)

Estadio: Besiktas Park. Espectadores: 40.000