Ir a contenido

BALANCE DEL MUNDIAL DE GWANGJU

Maica García: "Necesitamos patrocinadores como las futbolistas"

La boya de la selección española reflexiona sobre el Mundial de Gwandju y asegura que el equipo ya piensa en Tokio 2020

Irati Vidal / Barcelona

Maica García, boya de la selección española de waterpolo

Maica García, boya de la selección española de waterpolo

Boya incansable de la selección, Maica García (Sabadell, 1990) habla sin tapujos sobre un Mundial que deja varias lecturas. Entre ellas, el hambre de un grupo que empezó la ascensión a la élite en 2007 y no ha parado. Desde entonces, han logrado una plata olímpica, tres metales europeos y un oro mundial que se suma al reciente segundo puesto en Gwandju. Pero lo mejor, para ellas, está por venir. Tokio las espera en el horizonte.

Fue operada de una fractura en el dedo de la mano derecha a dos semanas del Mundial ¿lo vio peligrar? Sí. El día que me pasó fue muy duro. Me dijeron que se trataba del hueso y pensé que no llegaba ‘ni de coña’. Por suerte, el especialista me dio la opción de operarme y empezar a trabajar para acortar plazos. Al final, llegué al debut y jugué todos los partidos. No estuve al 100% pero me sentí mucho mejor de lo que esperaba. A dos semanas del Mundial no me imaginaba nada de todo lo que ha pasado.

"Hemos hecho un gran campeonato. Ya nada importa, prepararemos Tokio 2020 a muerte"

MVP de la liga regular, campeona de liga, campeona de Europa con el CN Sabadell y plata mundial con billete a Tokio. ¿Qué más le puede pedir a este curso? El oro. Hemos hecho un gran campeonato pero EEUU tiene una selección muy fuerte y sabíamos que incluso llegando invictas a la final era complicado ganarlas. Pero ya nada importa, vamos a prepararnos para Tokio 2020 a muerte.

Entonces, ¿firman otra final ante Estados Unidos en los JJOO? Sí, yo sí. ¿Por qué no? Tenemos que ganar una final y quizás tiene que ser esa: en los Juegos y ante EEUU.

En esta, el partido se terminó con el segundo cuarto. ¿Es la selección americana inalcanzable? La verdad es que no. Lo dije antes del partido, viendo su campeonato y el nuestro de forma paralela, lo veía muy equiparable. Pero plantearon muy bien la final y nosotras, quizás por físico, acabamos cediendo. Salieron como motos y nos pasaron por encima a partir del tercer cuarto sin notarlo. Nuestro error fue querer jugar con dos jugadoras de interior cuando ni  Paula ni yo somos explosivas. Entonces, los errores en ataque se acabaron convirtiendo en contras letales. Pero a nivel táctico no tenemos nada que envidiar, tenemos juego, gol y una gran defensa.

Sea como sea, un metal más para este grupo. ¿Qué les mantiene a este nivel? Nuestro carácter y actitud. Desde el primer día quedó claro que podía pasar cualquier cosa pero que nosotras íbamos a luchar por estar en la final y lo acabamos consiguiendo. El creérnoslo y trabajar día a día con esa idea en la mente hace mucho. También la unión del grupo y el tener siempre claro que nadie es imprescindible. Estamos aquí por todas, porque nos lo merecemos.

Mirando al futuro, ¿qué tan importante es no celebrar un preolímpico? Es una tranquilidad enorme porque en un preolímpico hay mucha tensión, con hasta 6 equipos luchando por la plaza. Además, con el billete en el bolsillo, tendremos todo un año para preparar los Juegos. En medio está el Europeo pero prevalecerá la preparación de Tokio. Es un alivio que nos ayuda a concienciarnos sobre lo que queremos el año que viene.

¿Qué quieren? El oro. En cuanto nos colgaron la plata mundial dijimos: ‘ahora toca el oro, pero ya’.

"Creer que podemos es lo que nos ayuda a estar siempre ahí arriba"

Apenas 12.500 licencias de waterpolo en España y dos platas en el mundial ¿Qué le dice eso? Habla más de España como país que del waterpolo en particular. Tenemos mucho deporte de alto nivel: Rafa Nadal, Muguruza, el balonmano, el baloncesto... El creer que podemos es lo que nos ayuda a estar siempre ahí arriba. Porque el número de licencias al final es eso, un número, pero lo que marca la diferencia es el carácter y la garra que tenemos como deportistas.

¿Estamos viviendo la mejor época del waterpolo español? Yo creo que sí. Porque ahora ya no solo estamos hablando de la época de oro del waterpolo español, que era solo masculina. Ahora estamos hablando de los dos géneros y eso ayuda mucho al deporte y a la mujer, que también lo necesita. Es importante que podamos hablar del waterpolo como deporte en general.

¿Qué significa esta plata para la mujer deportista en España? A nivel de visibilidad y de respeto hacia la mujer ayuda mucho. Trabajamos para ello día a día, desde que nos levantamos. Y es bonito que todo ese esfuerzo se vea recompensado de alguna manera. Trabajamos igual que los hombres, esto es un deporte muy duro y no hay que diferenciarlo por género.

Decía hace poco que envidia la repercusión que está teniendo el fútbol femenino últimamente. ¿Qué le falta al waterpolo para tener lo mismo? Patrocinadores. Necesitamos mucha más gente que apoye esto. Tenemos claro que no es un deporte tan visible como el fútbol y nos alegramos por la mejora que está sufriendo el fútbol femenino. Pero en España ganamos muchas medallas más allá del deporte rey y queremos que se hable más del resto, del waterpolo y de la mujer.

Por suerte, las generaciones del futuro vienen sobradas de referentes. Y lo más bonito es que hay muchas que ya no piensan en un referente sino que se ven representadas por el grupo y los valores que retransmitimos. Las niñas van como locas por el equipo y es un orgullo. Me parece increíble ver a niñas llorar y emocionarse por estar con nosotras. Ojalá las generaciones que vienen tomen estos valores y ganen mucho más.

Temas: Waterpolo