Ir a contenido

Dura semifinal

España jugará la final del Europeo sub-19 tras ganar a Francia en los penaltis

El valencianista Ferrán Torres convirtió el lanzamiento definitivo en la tanda tras un partido duro y complicado

Alejandro García

El barcelonista Juan Miranda (i) intenta ejecutar un centro ante la oposición del francés Alexis Flips.

El barcelonista Juan Miranda (i) intenta ejecutar un centro ante la oposición del francés Alexis Flips. / EFE

La selección española jugará la final del Europeo sub-19 de Armenia tras ganar, en los penaltis tras un 0-0, un partido muy trabajado, con un compromiso táctico impropio de la categoría juvenil, ante una Francia muy sólida, que se va del torneo sin recibir ningún gol, y que solo claudicó ante los de Santi Denia en la tanda de penaltis. En la final del sábado espera Portugal, que goleó a Irlanda (4-0).

La tensión de una semifinal europea, con apariencia de final; entre dos de los mejores equipos del torneo; se dejó notar con peso en un partido que salió atascado, espeso, sin llegadas de peligro ni despistes defensivos, con el juego amarrado por la rigidez tácticas de los dos equipos.

Francia se desplegó con peligro en ataque con el poderío físico de sus laterales, en la mejor ocasión estrelló un lanzamiento en el larguero del portero español Arnau Tenas, pero la selección de Santi Denia supo sufrir y equilibrar el partido. 

El partido llegó al descanso sin goles y casi sin ocasiones, pero las imprecisiones hicieron acto de aparición y con los fallos llegaron las oportunidades. 

La mejoría de España

La visión de juego del catalán Sergio Gómez y la velocidad del valencianista Ferrán Torres generaron la mejor llegada de una España que fue creciendo con el paso de los minutos, subió el nivel de la presión y empezó a recibir réditos, aunque el ataque francés no dejó de amenazar.

El partido se encaminó al final equilibrado, pero cada vez con llegadas más prometedoras, sobre todo cuando el partido se terminó de romper en los minutos finales. El jugador del Barça Abel Ruiz marró la mejor tentativa, ya en el descuento, y el choque se fue a la prórroga.

España arriesgó más y dominó el territorio en el tiempo extra, sumó llegadas, pero el triunfo se decidió desde el punto de penalti. Francia falló dos de sus tres primeros penaltis, pero el fallo de Guillamón alargó la tanda hasta el quinto penalti que transformó Ferrán Torres para sellar su gran partido y el acceso a la final de los de Santi Denia.