OPEN BRITÁNICO DE GOLF

Rahm y García empiezan con fuerza en el Open Británico

El jugador vasco llegó a mandar en la primera jornada, pero acabó a dos golpes del líder, JB Holmes, igual que el castellonense

Jon Rahm se prepara para patear en el hoyo 6 de Royal Portrush

Jon Rahm se prepara para patear en el hoyo 6 de Royal Portrush / ANDY BUCHANAN (AFP)

2
Se lee en minutos
Luis Mendiola

Con una actuación sólida de principio a fin, sobreponiéndose a las rachas de viento y lluvia que iban y venían, Jon Rahm y Sergio García completaron con 68 golpes, tres bajo par, la primera vuelta del Open Británico, que se disputa en el campo norirlandés de Royal Portrush. Ambo concluyeron el día a solo dos golpes del líder, el estadounidense J.B. Holmes (66 golpes) y se situaron en el grupo de cabeza, que cuenta con nombre ilustres como los de Brooks Koepka, Tommy Fletwood o Tony Finau.

Desplegó todo su talento Rahm, de 24 años, de tee a green y mostró un tacto exquisito en los ondulantes 'greens' del campo norirlandés para llegar a liderar el torneo durante prácticamente toda la segunda vuelta. Pero dos errores en el tramo final, con bogeys en el 15 y el 18, rebajaron las buenas sensaciones que transmitió el jugador de Barrika. "Se ha puesto difícil en los últimos hoyos. Tal como he empezado me hubiera gustado algo más pero sí que es mi mejor vuelta en un Open. Si sigo así el resto de la semana, tendré opciones", explicó.

Fue una jornada sobresaliente para los intereses del golf español, ya que Sergio García se colocó también la parte alta de la clasificación, empatado con Rahm en la cuarta plaza, con una vuelta de 68 golpes, tras cuatro birdies y un solo bogey. "He tenido buenas sensaciones otra vez y eso es importante. He pegado buenos golpes, que no era fáciles y eso es bueno", comentó el jugador castellonense, destacado en una jornada complicada para el resto de la 'armada'. Adrian Otaegui acabó +1; Rafa Cabrera, con +2; Adri Arnaus, con +4; Jorge Campillo, con +5 y Miguel Ángel Jiménez, con +11. 

Noticias relacionadas

Sergio García, en acción, en la primera jornada del Open / Afp / paul ellis

La jornada, sin embargo, alcanzó tintes dramáticos para algunos de los favoritos, que sufrirán mucho para salvar el corte y seguir en acción durante el fin de semana. El norirlandés Rory McIlroy, 3 del ránking mundial, fue una de las víctimas. Todos le daban el cartel de favorito por haberse críado a poco más de 60 kilómetros de Portrush, por su conocimiento del campo, por su buen momento de juego. Pero todo se fue al traste en el primer hoyo, que cerró con un cuádruple bogey: +4 para empezar un día aciago, que acabó con +8. "Quiero pegarme un puñetazo, he cometido varios errores estúpidos", admitió. En esa tesitura se haya también Tiger Woods, que sufrió como nunca, con molestias en la espalda y se despidió con 78 golpes (+7) que le deja pocas opciones de pasar el corte, que superarán los 70 mejores y empatados.